La calle con más historia de Palermo

El origen de esta calle

se identifica con la fundación de la ciudad, y se remonta al siglo VIII antes de Cristo. Fue creada para conectar el puerto con el núcleo urbano originario, situado tierra adentro en el área que rodea la actual Piazza della Vittoria, en cuyo interior pueden verse unas excavaciones arqueológicas que han sacado a la luz edificaciones de época romana (otras excavaciones pueden verse en la Piazza Sett'Angeli, situada frente los ábsides de la Catedral).

A lo largo de la historia

esta calle ha mantenido su función de conectar la parte alta de la ciudad, donde desde la antigüedad se han concentrado los edificios más representativos, con el área portuaria, centro de las actividades comerciales.

En la actualidad la calle atraviesa todo el casco antiguo cruzándose con la Via Maqueda en los Quattro Canti.

Principio de Via Vittorio Emanuele frente Porta Nuova
El principio de la Via Vittorio Emanuele con la Porta Nuova. A la izquierda se ve la Piazza del Parlamento con el Palacio de los Normandos, a la derecha el Cuartel de San Giacomo, sede de la Comandancia general de los Carabineros de Sicilia.

La Via Vittorio Emanuele entre la Porta Nuova y la Catedral

La Porta Nuova

se encuentra al principio de la calle (ver imagen interactiva) y es atravesada por cuantos, turistas y residentes, se dirigen al interior de la ciudad vieja desde la Piazza Indipendenza, dominada por las murallas del Palacio de los Normandos e importante nudo de trafico de la ciudad moderna.

El primer tramo de la Via Vittorio Emanuele

se identifica con dos plazas colindantes, la Piazza del Parlamento y la Piazza della Vittoria, a lo largo de las cuales hay una ancha y transitada acera que conecta con el corazón del casco antiguo. Al interior de la Piazza delle Vittoria hay un gran parque, llamado Villa Bonanno, en cuyo interior se halla una zona arqueológica.

En la acera frente ambas plazas se hallan la Comandancia de los Carabineros y el Ospedale di San Giacomo, nombre italiano de Santiago de Compostela. A lo largo de la toda fachada del antiguo hospital se ven, esculpidas en releve, las vieiras que recuerdan uno de sus milagros (ver). Después nos encontramos con el ala sur del Palazzo Arcivescovile, sede de la universidad de teología (Seminario dei Chierici).

En este primer tramo de la Via Vittorio Emanuele, hasta la Catedral, hay trafico rodado (solo vehículos autorizados y transporte público). Es por donde pasan y hacen parada los buses turísticos que transitan por la ciudad y suben hasta Monreale.

Esquina Via Vittorio Emanuele con Via Matteo Bonello
El Palazzo Arcivescovile en la esquina de la Via Vittorio Emanuele con la Via Matteo Bonello. A la izquierda se ve un bus turístico (color amarillo) parado en la Piazza della Vittoria.

El tramo frente la Catedral

comienza a partir de la esquina con la Via Bonello, por donde sigue el trafico rodado. Desde allí la Via Vittorio Emanuele se vuelve semi-peatonal, con carril bici. Este tramo semi-peatonal llega hasta los Quattro Canti, donde enlaza con el tramo peatonal de la Via Maqueda.

Este tramo de la calle sigue el perfil de la explanada de la Catedral, una amplia plaza separada de la calle por una balaustrada cuyos accesos están adornados con estatuas. Todo este tramo de la calle, al igual que la explanada, tiene Wi-Fi libre (la red se llama "Comune di Palermo" y, una vez grabada en la memoria, el dispositivo la reconocerá conectándose automáticamente en las demás áreas Wi-Fi de la ciudad).

Via Vittorio Emanuele frente Catedral vista desde balcón Palazzo Asmundo
Una vista de la Via Vittorio Emanuele desde el balcón del Palazzo Asmundo, situado frente la Catedral. Al interior de todo el perímetro de la balaustrada se halla una banca alargada, muy útil para sentarse a descansar y conectarse al Wi-Fi libre, para luego comunicarse con cualquier parte del mundo sin gasto alguno de conexión.

Frente al primer acceso de la explanada de la Catedral se halla uno de los palacios más conocidos de Palermo, el Palazzo Asmundo, en cuyo interior se encuentran expuestas las colecciones de antigüedades de sus propietarios. Desde el balcón de su salón principal se disfruta de unas bonitas vistas de la Catedral.

[]

La Via Vittorio Emanuele entre la Catedral y la Piazza Bologni

Después de la Catedral

la Via Vittorio Emanuele se adentra en el corazón del casco antiguo. Ahora hay edificios en ambos lado de la calle. Sus plantas bajas están ocupadas por tiendas, algún taller de artesanía, bares, restaurantes y locales de comida rápida.

El primer palacio señorial que se encuentra es el Palazzo Castrone Santa Ninfa cuyo hermoso patio interior queda abierto en horario de tiendas, pues en su interior se halla un taller de cerámica. Los turistas suelen entrar para hacer una foto recuerdo.

Via Vittorio Emanuele frente Palazzo Castrone Santa Ninfa
El tramo de la Via Vittorio Emanuele frente al Palazzo Castrone Santa Ninfa, poco después de la Catedral.

Biblioteca Regional Siciliana

Al segur bajando se nota, a la izquierda, la fachada de una iglesia unida a un edificio de aspecto masivo. Se trata de la iglesia de Santa Maria della Grotta que hace conjunto con el ex Collegio Massimo dei Gesuiti, juntos forman la Biblioteca de la Región Sicilia. Se puede visitar el patio interior del antiguo colegio jesuita y hacer unas fotos (queda abierto al público en horario de oficina). Si se quiere entrar en la biblioteca hay que entregar la documentación en la recepción (nos será devuelta al salir) y rellenar un formulario.

Iglesia del Santissimo Salvatore

Bajando más, hacia los Quattro canti, se ve a la derecha la fachada de la iglesia del Santissimo Salvatore, una de las iglesias más antiguas de Palermo aunque reformada a finales del '600 adquiriendo su aspecto actual. En su primera etapa, en la época de los normandos, fue la iglesia de un convento basilio cuya abadesa, dejados los hábitos, se convertirá en la emperatriz Constanza I de Sicilia (sus restos mortales descansan en la cercana Catedral).

Piazza Bologni

Poco después, en el lado sur de la calle, se abre otra plaza cuyo nombre recuerda una aristócrata familia de Bolonia afincada en Sicilia, los Beccadelli de Bolonia (uno de sus ilustres antepasados fue el arzobispo Simone di Bologna que hizo construir el Palazzo Arcivescovile). La Piazza Bologni, este es su nombre, sin embargo es conocida por la estatua en bronce de Carlos I de España, quien en 1535 permaneció en Palermo durante un mes. Esta plaza es otra de las áreas de Wi-Fi libre.

Via Vittorio Emanuele frente Piazza Bologni y Palazzo Riso
Via Vittorio Emanuele frente Piazza Bologni y Palazzo Riso.

Museo de Arte Contemporaneo - Palazzo Riso

Frente a la plaza se halla uno de los museos de la ciudad, el Museo de Arte Contemporáneo. El museo está instalado al interior de un palacio señorial, el Palazzo Riso, que fue gravemente dañado durante la II Guerra Mundial a causa de los bombardeos. Restaurado, y en parte reconstruido, no ofrece la autenticidad de otros palacios antiguos de Palermo. En la planta baja se hallan, accesibles desde el portal, una cafetería, unos servicios públicos y un bonito patio interior. Si se quiere visitar el museo, que se halla en las plantas superiores, hay que pasar por la recepción y adquirir el billete.

[]

La Via Vittorio Emanuele entre La Piazza Bologni y la Via Roma

Los Quattro Canti

quedan a muy poca distancia de la Piazza Bologni. Su nombre, que traducido al español significa Cuatro Cantos, se refiere a las cuatro esquinas que forman los Quattro Mandamenti (los cuatro barrios de la Palermo vieja) en la Piazza Vigliena, la plaza situada en el cruce entre la Via Vittorio Emanuele y la Via Maqueda. Detrás de uno de los Quattro Canti, el Canto Sur (Mandamento Albergheria), se halla la iglesia de San Giuseppe dei Teatini, un ejemplo del barroco siciliano no obstante su fachada haya sido reformada en clave neoclásica. La esquina derecha de la fachada de esta conocida iglesia, que se abre en una pequeña plazuela, ha sido también reformada con la creación del llamado Quinto Canto, creado en 1844 para decorar el portal lateral derecho de la iglesia (el portal izquierdo se abre en la Via Maqueda, frente la Piazza Pretoria).

Cruce de Via Vittorio Emanuele con Via Maqueda y Quattro Canti
El cruce de la Via Vittorio Emanuele con la Via Maqueda donde se hallan los Quattro Canti.

En los Quattro Canti termina el tramo peatonal de la Via Vittorio Emenuele

pero, si se quiere seguir caminando y disfrutando del ambiente bullicioso, se puede continuar el paseo bien a la izquierda, por donde sigue el ambiente de la calle peatonal, bien a la derecha, donde se hallan las dos plazas Pretoria y Bellini.

El tramo entre los Quattro Canti y la Via Roma

Este tramo de la Via Vittorio Emanuele sirve para conectar el trafico rodado entre la Via Roma y el segundo tramo de la Via Maqueda que, a diferencia de primero, no es peatonal. Poco después de los Quattro Canti, a la derecha, se encuentra la Discesa dei Musici (Bajada de los Músicos) con su parada de taxi. Se trata en realidad de una escalera que conecta con la Piazza Pretoria. Poco más adelante hay otra escalera que también sube hasta la misma plaza.

Antes del cruce con la Via Roma, esta vez a la izquierda, se ve la fachada de la iglesia de San Matteo al Cassaro. Su color gris claro se debe al tipo de piedra utilizado, procedente del Monte Billiemi de la Conca d'Oro, la misma piedra que se utiliza en muchísimas construcciones del casco antiguo de Palermo. En su interior se custodian obras de arte creadas por Vito d'Anna, Pietro Novelli y Giacomo Serpotta, algunos de los artistas más celebrados de la ciudad.

Discesa dei Musici
La Discesa dei Musici, que conecta la Via Vittorio Emanuele con la Piazza Pretoria. Se ven la parada de taxi, la escalera que sube a la céntrica plaza, la Fontana Pretoria y, al fondo, el Palazzo delle Aquile, sede del Ayuntamiento.

El cruce con la Via Roma

Para sortear el cruce con la Via Roma es aconsejable utilizar los pasos de cebra situados en los semafóros. Si al cruzar por el semáforo de la izquierda se procede por la Via Roma se hallará en seguida, colindando con la iglesia de San Antonio Abad, la escalera que baja a la Piazza Caracciolo, núcleo central del antiguo Mercado de la Vucciria hoy reducido a esta plaza y a la calle que conduce a la cercana iglesia de San Domenico.

[]

La Via Vittorio Emanuele entre la Via Roma y la Porta Felice

La Piazza Marina

se halla poco después del cruce con la Via Roma, tras un tramo de calle donde, poco a poco, se ve como otra vez comienza el bullicio de gente. El mar, que poniendo atención puede verse incluso desde la Porta Nuova, ahora está más cerca y su presencia se percibe en el aire. La presencia de la gran plaza, non inferior por tamaño a la Piazza de la Vittoria, es anunciada por los altos árboles que producen sombra al rincón de la plaza donde hace muestra de si la Fontana del Garraffo. A la sombra de los árboles los coches de caballo ofrecen sus servicios a los turistas.

Frente la Fontana del Garraffo está la antigua Vicaría, hoy Palazzo delle Finaze, que fue la cárcel de Palermo antes de la construcción del Ucciardone. El palacio forma esquina con la Via Porto Salvo, una de la calles más cortas de la ciudad, tan solo mide unos pocos metros, que procede del Puerto de la Cala (el antiguo puerto de la ciudad reconvertido en puerto turístico).

Via Vittorio Emanuele frente Piazza Marina
La Via Vittorio Emanuele frente al rincón de la Piazza Marina donde se encuentra la Fontana del Carraffo.

Como en la Piazza della Vittoria, también al interior de la Piazza Marina se halla un parque, llamado en este caso Villa Garibaldi. En su interior, donde prosperan algunos enormes ficus, hay servicio de Wi-Fi libre. El lugar más conocido de la plaza es el Palazzo Chiaramonte Steri, en cuyo interior se halla el Museo de la Inquisición.

Las iglesias de San Giovanni del Napoletani y de Santa Maria della Catena

Queda un segundo acceso a la Piazza Marina situado, siempre en la Via Vittorio Emanuele, más abajo. En el se encuentra la iglesia de San Giovanni dei Napoletani, cuya fachada fue modificada cuando se creó este último tramo de la calle que une la Piazza Marina con la Porta Felice.

Delante de la iglesia, haciendo esquina con la plaza, se encuentra una calle situada unos metros más arriba (su nombre es Salita dell'Intendenza) desde cuya barandilla se puede ver, en buena perspectiva, todo este último tramo de la Via Vittorio Emanuele. Desde esta misma calle se accede, a través de una calleja, al Museo de las Marionetas donde se exponen los famosos Pupi Sicilianos.

Via Vittorio Emanuele frente iglesia de San Giovanni dei Napoletani
La Via Vittorio Emanuele frente la iglesia de San Giovanni dei Napoletani, a la izquierda se ve el segundo acceso a la Piazza Marina.

Al otro lado de la calle se encuentra la Piazzetta delle Dogane, una pequeña plaza peatonal que se abre al puerto de la Cala. En esta plaza se encuentra una de las iglesias más conocidas de Palermo, la iglesia de Santa Maria della Catena. Se caracteriza por su mezcla de estilo gótico-catalán con el renacentista y por su ubicación que la hace visible desde todos los alrededores. En su interior, además que en su portal, se encuentran varias esculturas renacentistas. Desde su portal se disfruta de unas bonitas vistas sobre el puerto turístico de la Cala.

Siguiendo hacia abajo se encuentra, unido a la iglesia de Santa Maria della Catena, el Archivio della Catena, que de esta iglesia fue el convento. Este tramo de la Via Vittorio Emenuele, que sigue en paralelo a la Salita dell'Intendenza, llega hasta la Piazza Santo Spirito. Toda el área fue duramente bombardeada durante la II Guerra Mundial, lo que causó la destrucción del antiguo Hospital de San Bartolomeo, del cual tan solo ha quedado el Loggiato mientras el solar ha sido aprovechado para construcción del Instituto Nautico Gioeni Trabia, un moderno edificio cuya presencia desentona con los demás edificios de la zona.

La Piazza Santo Spirito y la Porta Felice

Via Vittorio Emanuele con Piazza Santo Spirito y Porta Felice
El tramo final de la Via Vittorio Emanuele, con la Piazza Santo Spirito y la Porta Felice.

La Piazza Santo Spirito, adornada con la Fontana del Cavallo Marino, se encuentra en el lado derecho de la calle que, afortunadamente, no ha sido perjudicado por los bombardeos (dirigidos al área portuaria). Desde el rincón sur de la plaza se accede, a través de una monumental escalera, a la Passeggiata delle Cattive (Paseo de la Viudas), un bonito paseo creado sobre las murallas del barrio de la Kalsa a lo largo del cual se halla la que fue la última residencia de Tommasi di Lampedusa, el autor de la celebre novela "El Gatopardo".

Porta Felice vista desde el Foro Italico
La Porta Felice vista desde el Foro Italico.

De la Porta Felice, creada cuando se terminó este último tramo de la Via Vittorio Emenuele, se ha conservado intacto el pilar derecho (sur) mientras el izquierdo (norte), destruido durante la guerra, ha sido reconstruido. Propiedad del Ayuntamiento, es posible acceder a su interior de forma puntual en el ámbito de la manifestación de puertas abiertas "Le Vie dei Tesori" (mes de octubre).