La Via Vittorio Emanuele es, con la Via Maqueda, la calle más representativa de Palermo. A lo largo de su recorrido, o en sus inmediaciones, se hallan la mayoría de los monumentos y lugares de interés promocionados por las agencias de viajes en sus folletos dedicados a la ciudad de Palermo. La calle atraviesa todo el casco antiguo cruzándose con la Via Maqueda en los Quattro Canti. Su recorrido va desde la Porta Nuova, colindante con el Palacio de los Normandos, hasta la Porta Felice, que se abre al paseo marítimo del Foro Italico. Su primer tramo, el que une la Porta Nuova con los Quattro Canti, al ser casi completamente peatonalizado, es una de las áreas del casco antiguo más frecuentada por los transeúntes.

El ala más antigua del Palacio de los Normandos visto al atardecer desde la Piazza della Vittoria, a la orilla de la Via Vittorio Emanuele.

Para facilitar la descripción de esta calle la hemos repartido en dos tramos, separados entre sí por los Quattro Canti (cruce con la Via Maqueda).

Via Vittorio Emanuele entre los Quattro Canti y la Piazza Bologni, al fondo se reconoce la Porta Nuova.

Desde la Porta Nuova hasta los Quattro Canti

El primer tramo de la céntrica calle que vamos a recorrer comienza al pasar por la Porta Nuova y termina en la Piazza Vigliena donde se hallan los Quattro Canti. Se puede abrir el enlace de la imagen interactiva para ir siguiendo el recorrido en modo virtual.

Después de pasar por la puerta, y entrar en el casco antiguo, vemos, a nuestra izquierda, la Comandancia de los Carabineros (1), que incluye el Ospedale di San Giacomo cuya fachada se ve a continuación (en su interior se halla la iglesia de San Giacomo dei Militari). Mientras tanto a nuestra derecha está la Piazza della Vittoria (2), donde se asoma la fachada del Palacio de los Normandos al que podemos llegar subiendo por la escalera que se ve en correspondencia del paso de cebra (no olvidemos que el acceso al palacio, para los visitantes, se encuentra en la cercana Piazza Independenza). Seguimos caminando y a nuestra izquierda vemos el Seminario dei Chierici (3), el ala sur del Palazzo Arcivescovile, sede de la universidad de teología. (ver mapa más abajo)

El Palazzo Arcivescovile visto desde la Via Vittorio Emanuele, se ve también parte de la balaustrada del Piano della Cattedrale.

Mapa primer tramo Via Vittorio Emanuele.

Al terminar el tramo que bordea la Piazza della Vittoria entramos en seguida en el que transita frente a la Explanada de la Catedral (4) a la cual se asoma también la fachada del Palacio Arzobispal que se encuentra mirando hacia la explanada de la Catedral. Frente a la Catedral vemos el Palacio Asmundo (5), considerado uno de los más elegantes de la ciudad. Seguimos bajando y vemos, asomándose a la explanada al otro lado del Palacio Arzobispal, la fachada blanca del edificio del Liceo Classico Vittorio Emanuele II (liceo significa bachillerato). Al salir de la explanada de la Catedral la calle se estrecha, en seguida a nuestra derecha vemos el Palacio Castrone Santa Ninfa (6) donde, en un próximo futuro, se abrirá el Museo Regionale del Gioiello Siciliano (de momento, durante el día, el portal permanece abierto y se puede entrar a ver el bonito patio). Bajamos un poco más y vemos a nuestra izquierda, haciendo esquina con Via delle Scuole, la fachada de la iglesia de Santa Maria della Grotta que hace conjunto con el ex Collegio Massimo dei Gesuiti, juntos forman la Biblioteca de la Región Sicilia (7). Seguimos caminando y vemos, esta vez a nuestra derecha, la monumental fachada de la iglesia del Santissimo Salvatore (8).

La fachada del Palazzo Riso vista desde la Piazza Bologni.

Ahora solo un corto trecho nos separa de la Piazza Bologni (9), que se abre a nuestra derecha. Vemos la estatua en bronce de Carlos I de España, situada al principio de la plaza, frente a ella (a nuestra izquierda) están el Palazzo Riso (10) y, a su derecha, el Palazzo Gulì o Palazzo del Gran Cancelliere. El Palazzo Riso es actualmente la sede del Museo d'Arte Contemporanea della Sicilia, está abierto todos los días menos los lunes. Ya estamos muy cerca del cruce con la Via Maqueda donde están los Quattro Canti de la Piazza Vigliena. Antes de llegar al cruce vemos a nuestra derecha el Quinto Canto, o sea el canto derecho de la fachada de la iglesia de San Giuseppe dei Teatini (11), creado simétricamente a la esquina izquierda de la fachada (que es el Canto Sur de los Quattro Canti).

El quinto Canto, donde se halla el portal lateral derecho de la iglesia de San Giuseppe dei Teatini.

[]

Desde los Quattro Canti hasta la Porta Felice

Al cruzar la Via Maqueda y los Quattro Canti entramos en el segundo tramo de la Via Vittorio Emanuele, dividido en dos partes por la Via Roma. En seguida vemos a nuestra derecha el Palazzo Bordonaro, cuya fachada se asoma a la Piazza Pretoria, mientras a la izquierda está el Palazzo Napoli. Un poco más abajo, a mano derecha, está la parada de taxi, ubicada en la plazuela de la Discesa dei Musici que comunica, a través de una escalera, con la Piazza Pretoria. Un poco más abajo hay otra escalera que también comunica con la Piazza Pretoria permitiendo, además, ver desde la Via Vittorio Emanuele el campanario de la iglesia de San Giovanni degli Eremiti que se halla en la cercana Piazza Bellini.

EL tramo de la Via Vittorio Emanuele frente la iglesia de San Matteo al Cassaro (1664), ubicada entre los Quatro Canti y el cruce con la Via Roma.

Seguimos caminando y a nuestra izquierda vemos la fachada gris de la iglesia de San Matteo al Cassaro (1). Su construcción se remonta a la mitad del '600 y en su interior, además de los frescos que decoran las bóvedas, se encuentran muchas obras de arte. Desde esta iglesia sale una de las procesiones de Semana Santa más renombradas de la ciudad. Ahora nos queda muy poco para llegar al cruce con la Via Roma. Para atravesar la avenida, debido al intenso trafico, utilizaremos uno de los dos paso de cebra situados en los semáforos.

Mapa segundo tramo Via Vittorio Emanuele (1).

Al cruzar la Via Roma entramos en el tramo que nos conduce hasta la Piazza Marina. A la izquierda, nada más dejar a nuestras espaldas el cruce, vemos la Via Pannieri, que nos llevaría a la Piazza Caracciolo y al Mercado de la Vucciria. Más abajo, a la derecha, vemos el Palazzo Isnello (2), que solo abre al publico en ocasión de alguna exposición (en el techo de su salón se encuentra un fresco llamado el Apoteosis de Palermo, conocido por representar, en pintura, el Genio di Palermo, el protector pagano de la ciudad).

Seguimos bajando y, poco antes de llegar a la Piazza Marina, vemos a nuestra derecha, haciendo esquina con la Via Bottai, el Palazzo Sitano (3), restaurado y convertido en hotel de cuatro estrellas. Al terminar la siguiente manzana ya estamos en la Piazza Marina en cuyo interior se halla el Palazzo Chiaramonte Steri que, con su Museo de la Inquisición, es meta de muchos visitantes. En el lado de la plaza tocado por la Via Vittorio Emanuele hay un área verde en cuyo centro se halla una fuente llamada Fontana del Garraffo (4). Frente a la fuente, en el lado izquierdo de la calle, se puede ver el Palazzo delle Finanze. Este palacio hospedó la cárcel de la Vicaría hasta que, en 1842, la institución carcelaria fue trasladada a la forteleza del Ucciardone, recién construida. Después del Palazzo delle Finanze, que ocupa toda una manzana, está la Via Porto Salvo que comunica el Puerto turístico de la Cala con la Via Vittorio Emanuele, haciendo esquina puede verse el portal de la iglesia de Santa Maria di Portosalvo (5). A mano derecha, frente a la Via Porto Salvo, se halla la entrada principal de la Piazza Marina, con su característico suelo empedrado.

La Piazzetta delle Dogane en el tramo final de la Via Vittorio Emanuele, detrás se ve puerto de la Cala. Se ve también el pórtico de la iglesia de Santa Maria della Catena.

Mapa segundo tramo Via Vittorio Emanuele (2).

Después de la Via Porto Salvo seguimos bajando por la Via Vittorio Emanuele hasta que termine, a nuestra derecha, la manzana que se interpone entre nuestra calle y la Villa Garibaldi, el parque que hay en el interior de la Piazza Marina. En la esquina de la manzana se encuentra el portal de la iglesia de San Giovanni dei Napoletani (6). Frente a ella, al otro lado de la calle, vemos una plazuela peatonal llamada Piazzetta delle Dogane que comunica con el puerto de la Cala. En esta plazuela se encuentra la iglesia de Santa Maria della Catena (7). Siguiendo por la Via Vittorio Emanuele vemos el palacio del Archivo del Estado que, en su origen, fue el Convento de los Padres Teatinos. En el lado derecho de la calle vemos el muro del zócalo de la calle Salita della Intendenza, situada unos tres metros más arriba de donde estamos. Nuestro recorrido por la Via Vittorio Emanuele está a punto de terminar. Ahora vemos a nuestra derecha la Via Butera, que bordea la Piazza Santo Spirito (8) antes de meterse de lleno en el barrio de la Kalsa. En esta plaza se encuentra la escalera que sube a la Passeggiata delle Cattive. Al centro de la plaza puede verse la fuente del Cavallo Marino, frente a ella, en el lado izquierdo de la calle, está el Instituto Náutico Gioemi-Trabìa. Junto al instituto queda la entrada del Loggiato di San Bartolomeo cuyos arcos, visibles desde la curva que desde el paseo marítimo conduce al Puerto de la Cala, son lo único que queda del Hospital de San Bartolomé, destruido durante la II Guerra Mundial.

Delante de nosotros vemos la Porta Felice donde acaba nuestro recorrido por la Via Vittorio Emanuele. Al pasar por la Porta Felice se encuentra, a mano derecha, el paseo marítimo. En el se puede tomar un refresco o un helado en una de las terrazas, a la sombra de los árboles que crecen bajo la muralla de la Kalsa.

El tramo final de la Via Vittorio Emanuele, con la Piazza Santo Spirito y la Porta Felice al fondo, visto desde la barandilla de la Salita dell'Intendenza.

[]

Algo de historia

Esta calle, que desde la unificación de Italia (1860) se llama Via Vittorio Emanuele, está ligada al origen mismo de la ciudad, cuando constituía el eje que comunicaba el puerto con el núcleo urbano originario, situado tierra adentro. En origen, cuando aún se la conocía con el nombre de Cassaro, esta calle fue bastante más corta, terminando su recorrido antes de donde, hoy en día, queda la Via Roma. Hay que tener en cuenta que, en el pasado, el territorio urbano era muy distinto a como es en la actualidad ya que había dos ríos, bastante anchos en su tramo final, que le atravesaban desembocando en una ensenada muy amplia que formaba el puerto de la ciudad. De esta gran ensenada, hoy muy reducida con respecto a su tamaño originario, solo queda el puerto turístico de la Cala.

Al ir avanzando la línea costera, paralelamente a la reducción del puerto, como consecuencia de la sedimentación aportada por los ríos, la ciudad se iba extendiendo hacia el mar y nuevas calles se creaban. En el siglo XVI, debido a las obras de canalización de los dos ríos, este proceso se detiene.

A partir de entonces, las administraciones se plantean unas obras urbanísticas que darán al casco antiguo su aspecto actual.

En la segunda mitad del '500, bajo el mandato del virrey García Álvarez de Toledo y Osorio, se realizaron las obras de rectificación de la calle que, anteriormente, era ligeramente sinuosa. También se prolongó su trazado, que antes de las obras no llegaba mucho más abajo de donde hoy está la Via Maqueda (que aún no existía). La renovada calle, después de la primera reforma, comenzará desde la recién creada Porta Nuova (ver imagen) y llegará hasta la Piazza Marina. A este periodo se remonta la creación de las plazas Aragón (hoy Piazza Bologni) y Pretoria. La calle dejará entonces de llamarse Cassaro y, en honor al virrey, será bautizada como Via Toledo. En los años finales del siglo, por iniciativa del virrey Marco Antonio Colonna, la calle se prolongó aún más, haciendo que llegase hasta la Piazza Santo Spirito, frente a la muralla de la Kalsa donde el virrey hizo construir una nueva puerta de la ciudad. En el siglo siguiente, en honor a la esposa del virrey Colonna, doña Felice Orsini, el Senado de Palermo bautizó esta puerta como Porta Felice.

La Porta Felice vista desde el Foro Italico.

Actualmente la Via Vittorio Emanuele es la calle de Palermo más transitada por los turistas. Al unir en línea recta la zona alta del casco antiguo (Palacio de los Normandos - Catedral) con la zona baja (Piazza Marina - Palazzo Chiaramonte Steri) cruzando la Via Maqueda en los Quattro Canti, esta calle es un punto de referencia y orientación muy solido para los visitantes.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License