La Porta Felice (ubicación) es una de las dos puertas que se hallan en los extremos de la Via Vittorio Emanuele, ambas construidas por iniciativa del virrey Marco Antonio Colonna para rematar de forma monumental la modernización de la calle principal de Palermo. En este caso se trata de la puerta que se abre hacia el mar, donde se encuentra el paseo marítimo de la ciudad hoy conocido como Foro Italico, en aquel entonces bautizado Strada Colonna por el Senado de Palermo, que quiso dedicar este espacio ajardinado frente al mar a su virrey. El mismo Senado, ya después de la partida del Colonna, quiso dedicar el nombre de la puerta a su esposa, doña Felice Orsini. Mientras el paseo marítimo en los tiempos a seguir ha cambiado de nombre dos veces (primero fue llamado Foro Borbonico y, después de la unidad nacional, se adoptará la actual toponimia), la Porta Felice ha mantenido su nombre original hasta la fecha.

La Porta Felice vista desde la Passeggiata delle Cattive a la cual se accede desde la Piazza Santo Spirito, situada al final de la Via Vittorio Emanuele. De frente se ven las gruas del puerto comercial y, al fondo, el Monte Pellegrino.

La construcción de esta puerta fue decretada en 1582, después de la última prolongación de la Via Vittorio Emanuele, entonces Via Toledo, que hizo que llegara hasta la muralla, frente al mar. Sin embargo su construcción se completó en 1637, llegando a faltar la cobertura que en un principio estaba en el proyecto. Por ello, al igual de la Porta Vicari situada al final de la Via Maqueda, esta puerta se compone de dos pilares de los cuales uno, el que está orientado hacia el puerto (pilar norte), fue destruido durante la II Guerra Mundial y posteriormente reconstruido.

El exterior del pilar sur de la Porta Felice.

En las dos caras de la puerta, la exterior y la interior, muestran diferente aspecto y se pueden observar en ellas dos diferentes estilos arquitectónicos.
La cara exterior, la que mira hacia el mar, fue creada utilizando como materia prima la piedra gris del Monte Billiemi, más resistente a las inclemencias del tiempo. Su estilo es el tardo-renacentista, aunque estén presentes en ella algunos elementos manieristas que se conectan con el estilo de la fachada interior. En la parte alta de la puerta es bien visible un águila con el emblema de la monarquía y, en las dos pilastras, los escudos de la ciudad y del virrey. En la esquina del pilar sur, al cual es posible acceder cuando la puerta está abierta a las visitas, se halla la estatua de Santa Cristina.

La cara interior (ver imagen), realizada en cálida piedra caliza blanda, es de estilo manierista, de moda en Italia durante el periodo de transición del renacimiento al barroco.

Al observar la cara interior de ambos pilares de la puerta, bien visibles desde la Via Vittorio Emanuele o desde la Piazza Santo Spirito, se hace evidente que, aunque desde el exterior estos puedan parecer unas estructuras macizas, se trata en realidad de dos edificios moldeados en forma de pilares, aunque el proyecto inicial de la estructura preveía una cobertura en forma de cúpula. Este proyecto nunca se llevó a cabo al quedarse los trabajos de construcción suspendidos para dedicar los recursos disponibles a la creación de la Porta Nuova, más importante por su cercanía al Palacio de los Normandos.
Los trabajos fueron reanudados veinte años más tarde, en 1602, y su realización, ya abandonado el ambicioso proyecto originario, fue encomendada al arquitecto del Senado Mariano Smiriglio (1561-1636) quienes concibió la puerta tal y como es ahora.
No obstante la simplificación del proyecto las obras siguieron demorándose y, después del fallecimiento del Smiriglio, su finalización fue encomendada al celebre pintor, y arquitecto, Pietro Novelli (1603-1647) quien la llevó a cabo en 1637. Las dos fuentes presentes en la base de la cara exterior de los pilares serán instaladas diez años más tarde.

La Porta Felice tiene en su interior unas oficinas de propiedad del Ayuntamiento y una escalera (ver imagen) que permite subir hasta la terraza situada sobre el tercer cuerpo de cada edificio. El pilar sur, orientado hacia el barrio de la Kalsa, abre al público de forma puntual, debido a alguna iniciativa de puertas abiertas, o bien de forma estable durante todos los fines de semana del mes de octubre, durante la manifestación cultural Le Vie dei Tesori.

La vistas sobre el Foro Italico que ofrece la terraza del pilar sur de la Porta Felice. Se ve de cerca la estatua de Santa Cristina.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License