El Palazzo Chiaramonte Steri (ubicación) es uno de los palacios más antiguos y representativos de Palermo. Situado en la esquina este de Piazza Marina simboliza una de las épocas más cruciales en la historia de Sicilia cuando, terminada la prospera época de los Normandos y los Suabos, la isla entró en una fase de decadencia caracterizada por las encarnizadas luchas entre facciones de la aristocracia que se disputaban el control de la isla y de sus riquezas. La palabra Steri, asociada al apellido de los Chiaramonte, procede del latín hosterium que significa palacio fortificado.

El exterior del palacio visto desde la Villa Garibaldi.

El palacio fue construido a principios del '300 y, a lo largo de su historia, ha sido destinado a distintos usos, todos ligados a su estructura fortificada. Después de la extinción de la Familia Chiaramonte (finales del '300) el palacio fue escogido como residencia de los virreyes Aragoneses para luego ser transformado en oficina de Aduanas. A partir del siglo XVII (1601) se convertirá en la sede de los Tribunales de la Santa Inquisición. El palacio, después de la abolición de la inquisición (1782), seguirá siendo sede de tribunales hasta la última posguerra (1950) cuando los Tribunales serán trasladados al recién estrenado Palazzo di Giustizia.
En la actualidad el palacio es la sede del Rectorado de la Universidad de Palermo que le utiliza para convenios y exposiciones, además de abrir sus puertas al público a través de vistas guiadas de su interior y de las que fueron la Cárceles de la Penitencia, en las cuales se ha creado el Museo de la Inquisición.

El patio interior del palacio.

El palacio, con su arquitectura, representa el traspaso de la época pacifica y prospera de los Normandos a la época de conflictos y decadencia que comienza con la llegada a Sicilia de los Anjou (1266), cuyo mal gobierno conllevó la sublevación popular de las Vísperas Sicilianas (1282). Este periodo de inestabilidad se prolongó hasta el año 1392 cuando fue decapitado el último partidario de los Anjou, Andrea Chiaramonte.

Un detalle de la fachada del palacio, en la Piazza Marina.

La mezcla de estilos árabe-normando y gótico con la ingeniería de los palacios fortificados se difundió en Sicilia durante esta época, marcada por las encarnizadas luchas entre facciones (los partidarios de los Anjou y sus contrincantes, los partidarios de la Casa de Aragón). El mejor ejemplo de este tipo de arquitectura es el llamado Stile Chiaramontano, difundido en toda Sicilia. Algunos de sus ejemplos más conocidos son el Castello dei Conti de Modica (Siracusa), el Castello Chiaramonte de Favara, situado a lo largo del eje Palermo Agrigento y, en la costa sur de la isla cerca de Agrigento, el Castello di Montechiaro en Palma di Montechiaro.

Al centro de la imagen la fachada lateral del palacio vista desde el patio del Rectorado de la Universidad, a la izquierda se ve parte del edificio de las Carceri della Penitenza (1623), donde se halla el Museo de la Inquisición. Bajo el arco blanco se halla el portal que conecta este patio con la Piazza Marina.

Algo de historia

El Palazzo Chiaramonte Steri fue construido a primeros del siglo XIV para ser la residencia de Manfredi di Chiaramonte, vastago de la familia de origen normando de los Clermont, representante en Sicilia del poder de la Casa de Anjou y uno de los nobles más influyentes de su tiempo. La época de construcción del palacio coincide con el drenado de las marismas en la bocana del río Kemonia, que en aquellos años atravesaba la ciudad separando los barrios de la Kalsa y del Albergheria del resto de la ciudad. El resultado de este drenado fue la creación de la explanada que hoy es Piazza Marina (ver este capítulo).

La esquina de la Piazza Marina opuesta al Palazzo Chiaramonte Steri. De frente (donde transita el autobús turístico rojo) se ve la Via Porto Salvo que, cruzando la Via Vittorio Emanuele, conecta el Puerto de la Cala con la Piazza Marina. A comienzos del siglo XIII, todo lo que se ve en la imagen estaba cubierto por el agua del puerto.

Con la extinción de la familia Chiaramonte (finales del '300) y la confisca de sus bienes, el palacio pasó a ser la residencia de los virreyes Aragoneses. En el año 1516 el Virreino de Sicilia fue unificado con España y, el año después, la residencia de los virreyes fue trasladada al Palacio de los Normandos. Fue entonces cuando el Palazzo Chiaramonte Steri, por su cercanía a la zona portuaria, fue utilizado como oficina de Aduanas hasta el año 1601, cuando será transformado en la sede de los Tribunales de la Santa Inquisición.

Las primeras celdas que fueron utilizadas, a principios del '600, para recluir los acusados de delitos contra la Fe, se hallan al interior del Palazzo Chiaramonte Steri. En su lugar está hoy la sala que se ve en la imagen.

A principios del '600 pues, todo el aparado de los Tribunales de la Inquisición se fue instalando al interior del Palazzo Chiaramonte Steri. Sin embargo las pocas celdas de las que disponía el palacio no eran suficientes para recluir la totalidad de los presos, debido a ello se emprendió la construcción de un nuevo edificio, conectado con el palacio, llamado Carceri della Penitenza (Cárceles de la Penitencia). En este edificio, hoy convertido en el Museo de la Inquisición, se custodiaban los presos y se efectuaban los interrogatorios. Todas las demás actividades de los tribunales se llevaban a cabo en el palacio.

Un detalle de la planta baja de las Cárceles de la Penitencia. Cerca del portal que da al exterior está la escalera de dos tramos que conduce a la primera planta. Entre el primero y el segundo tramo de la escalera está situada la sala de interrogatorio, de este modo los gritos de los torturados eran oídos por los presos de ambas plantas.

Terminada la inquisición (1782), el palacio siguió siendo sede de tribunales durante más de siglo y medio. Las Cárceles de la Penitencia fueron entonces transformadas en oficinas y sus interiores parcialmente reformados.

Las celdas de la planta baja de las Carceri della Penitenza. En tiempos más recientes el edificio fue utilizado como sede de la Procura (Fiscalía), a raíz de ello se crearon estas aberturas que comunican las celdas entre si y poder así utilizarlas como oficinas (también se agrandaron considerablemente las puertas y las ventanas).

En el año 1938 comenzó la construcción del Palacio de Justicia de Palermo, interrumpida por la II Guerra Mundial y terminada en el 1957. Sin embargo ya desde el año 1950 los tribunales de Palermo habían sido trasladados a la nueva sede. En el 1958 el palacio ha pasado a ser de propiedad de la Región Sicilia que, en el 1964, le ha entregado a la Universidad de Palermo. Esta institución, después de proceder a su restauro, le ha designado como sede del Rectorado.

[]

El conjunto

El Palazzo Chiaramonte Steri forma parte de un conjunto de edificios que pertenecen al Rectorado de la Universidad de Palermo. De todos ellos, desde la Piazza Marina, sólo se ve el Palazzo Abatelli que, junto con el Palazzo Chiaramonte y el arco que da acceso a un extenso patio, forma la fachada exterior de todo el complejo arquitectónico.

El Palazzo Chiaramonte Steri visto desde la Villa Garibaldi, se ve el portal de arco por donde se accede al interior del conjunto. En este portal se halla la entrada para visitantes. El edificio blanco que se ve a la izquierda forma parte del conjunto del Rectorado de la Universidad y se llama Palazzo Abatelli (no confundir con el Palazzo Abatellis).

Al entrar por el portal de arco se halla, a la derecha, la recepción donde se reserva la visita al palacio (y al Museo de la Inquisición) y se abona el precio de la entrada. Si no se quiere efectuar la visita, o bien si se ha hecho una reserva para otro momento, se puede de todas formas visitar el patio y hacer unas fotos (no está permitido pasar al interior de los edificios). La cafetería es de público acceso. Para ver el patio despejado hay que ir los domingos, cuando además hay mercadillo de antigüedades en la Piazza Marina, los días laborales el patio suele estar abarrotado de coches aparcados.

El patio visto desde el portal que da a la Piazza Marina. Se puede pasar y hacer alguna foto pero no entrar en los edificios. Sin embargo se puede pasar al interior de la planta baja del palacio de color ocre y blanco que se ve al fondo del patio, el Palazzo Neoclassico, en la cual se halla la Caffetteria dello Steri (solo abre los días laborales).

Si se va a hacer la visita, esta incluye el Palazzo Chiaramonte Steri y el Museo de la Inquisición, las demás áreas del conjunto no están incluidas en ella (también se puede visitar solo el palacio, o solo el museo). Estos dos edificios, que en el pasado estaban conectados, quedan hoy separados por un pasaje que conecta el patio con el sector sur del conjunto.

La esquina noreste del Palazzo Chiaramonte Steri. A la izquierda está el edificio de las Cárceles de la Penitencia (hoy Museo de la Inquisición) que en el pasado estuvo conectado con el palacio.

En el sector sur del conjunto se halla la entrada para los vehículos de los trabajadores de la Universidad. Allí, detrás del Palazzo Chiaramonte Steri, se hallan los almacenes del siglo XIX. Uno de ellos está adosado al Museo de la Inquisición, el otro, situado frente a el, se halla en fase de reforma.

Los almacenes del siglo XIX que se hallan detrás del Palazzo Chiaramonte Steri, el de la derecha está unido a las antiguas Cárceles de la Penitencia. Al fondo se ve parte de la fachada oeste del palacio.

La fachada sur del Palazzo Chiaramonte Steri vista desde la calle que conduce a la iglesia de La Gancia, se puede ver, cerca de la esquina más alejada, uno de los dos portales que conectan con el patio interior. Al fondo, reconocible por sus arcos apuntados, se ve la Capilla de San Antonio Abad (principios del siglo XIV) actualmente en fase de restauro. El sector del conjunto que se ve a la derecha también se halla en fase de reforma.

[]

Exterior y patio

En el exterior Palazzo Chiaramonte Steri se pueden distinguir dos partes claramente definidas. La que principalmente le otorga sus características de palacio fortificado es la estructura masiva que corresponde a la parte baja del palacio que, debido a su finalidad de fortaleza, se estira hasta llegar a una notable altura del suelo. Sobre esta, a partir de la altura marcada por las barandillas de las ventanas del primer piso, se desarrolla la planta noble del palacio, que representa la esencia del palacio aristocrático de principios del siglo XIV.

La fachada del Palazzo Chiaramonte Steri en la Piazza Marina. La presencia de un gigantesco Ficus, en la Villa Garibaldi, impide tener una buena perspectiva frontal del palacio.

La decoración de las ventanas muestra una mezcla de los estilos gótico, reconocibles en el corte de los ajimeces, con el árabe-normando, reconocible en las taraceas de piedra negra de volcán sobre piedra caliza. Estas son parecidas a las que hemos visto en algunos monumentos del siglo XII, por ejemplo en los ábsides de la Catedral, pero sin llegar a la finura alcanzada en esa época. Otro detalle arquitectónico que nos recuerda los monumentos árabe-normandos está representado por las columnas injertadas en las esquinas del edificio (ver las dos imágenes anteriores).

El ajimez sobre el portal principal del palacio.

Sobre la planta noble se halla lo que queda del tercer cuerpo del edificio, ocupando una parte de la fachada principal del palacio (la que mira hacia la Piazza Marina) y casi toda la fachada norte (la que mira hacia el patio del Rectorado de la Universidad). En ella se reconocen las almenas gibelinas que, en el pasado, resguardaban todo el perímetro del palacio.

Las almenas de la fachada norte del palacio.

En el interior del palacio se halla un patio, rodeado por un pórtico y conectado con el exterior a través del portal principal. El suelo del patio interior, para facilitar la defensa en la eventualidad de que el portal fuera derribado, se encuentra a mayor altura del de la calle.

El portal principal visto desde el exterior.

El portal principal visto desde el patio interior.

Una rápida vista del patio interior del palacio nos proporciona en seguida una idea de su estructura. Los arcos del loggiato, dos cada lado de su planta cuadrada, se sustentan sobre columnas formadas por bloques de piedra caliza. Las decoraciones se limitan al cincelado de los capiteles y a unos emblemas, situados al centro de cada lado del patio, que substituyeron los de la Casa de Chiaramonte arrancados por los Aragoneses. En la luneta sobre el portal que conecta con el portal sur del palacio se halla un fresco que representa la Virgen con el Niño.

El patio interior del Palazzo Chiaramonte Steri. Se ve a la derecha el arco que comunica con el portal sur del palacio. A la izquierda hay una puerta que comunica con la llamada Sala de las Pinturas en la cual, como sugiere su nombre, se exponen algunas obras de pintores contemporáneos. Cerca de esta puerta hay una lápida que fue instalada en 1984 por el Rector de Universidad Giuseppe la Grutta.

Una lápida instalada bajo el pórtico nos resume en pocas palabras la historia del palacio. Su contenido, traducido al español, es el siguiente:
Monumento precioso del arquitectura siciliana del siglo XIV
Símbolo del poder feudal y residencia-fortaleza de la familia Chiaramonte de antigua nobleza normanda
Por la felonía de Andrea Chiaramonte ajusticiado en la Explanada de la Marina confiscado por la Curia Real en 1392
Hasta el 1517 sagrado real palacio de monarcas Aragoneses y virreyes Españoles
Hospedó en sus salas solemnes reuniones del Parlamento
Sede ininterrumpida del Tribunal de la Inquisición desde el 1601 hasta el 1782 año de su abolición
La Justicia Civil y Penal fue administrada en el hasta el 1950
Adquirido por el Ateneo Palermitano en el 1964 siendo Rector Michele Gerbasi
El Steri Chiaramonte salvado de las injurias del tiempo y de los hombres
Devuelto a la cultura y a la ciudad cual testigo de su pasado
Se convierte en sede del Rectorado del Ateneo de Palermo

Si se levanta la mirada se observa como el loggiato presenta una cobertura de bigas y no de bóvedas, como es normal en los edificios más antiguos de la ciudad (el uso de las bóvedas en las coberturas se irá generalizando con el tiempo debido a la creciente escasez de madera).

La parte más alta del patio. Se nota como la presencia del loggiato se limita a la planta baja y al primer piso. En este último hay tres arcos por cada lado que se sustentan sobre columnas de mármol.

Desde el loggiato del patio, cerca del portal principal, se enlaza la escalera que sube hacia la planta noble del palacio.

[]

Planta Baja

La visita del Palazzo Chiaramonte Steri suele comenzar por la planta baja a la que se accede a través de una escalera (ya hemos visto que el piso del patio, y de esta planta baja, se halla algo más arriba del de la calle). Esta moderna escalera, salvando el desnivel con el plano de la calle, conecta la recepción con la sala donde se hallaban las antiguas celdas del palacio, cuya origen se remonta a la época de los Chiaramonte (siglo XIV). En esta sala se pueden ver los primeros grafiti, de los que fueron dibujados por los reclusos, que seguramente constituyen uno de los principales alicientes a la visita conjunta del Palazzo Chiaramonte Steri y del Museo de la Inquisición.

La sala, modificada varias veces en el trascurso de los siglos, donde se hallaban las antiguas celdas del palacio. A la izquierda se hallaban algunas de las celdas, en la pared quedan las trazas de los que fueron sus muros. La calidad de los dibujos testifica como los presos, en la mayoría de los casos, eran personas de elevado nivel cultural. Al fondo se ve el Crucifijo del Tribunal de la Inquisición.

Un grafito de las celdas del palacio. A diferencia de los grafiti que veremos en las Cárceles de la Penitencia (Museo de la Inquisición), estos han sido realizados con la colaboración de las autoridades de los Tribunales. Los motivos religiosos prevalecen en el intento de fomentar la redención de los acusados.

Al fondo de esta sala se halla expuesto el Crucifijo de tamaño natural que perteneció al Tribunal de los Inquisidores y se hallaba expuesto en su altar. El Crucifijo, según los relatos de los mismos inquisidores, tenía el poder milagroso de inducir hechiceros y brujas a confesar sus "vergüenzas" cayendo de rodillas frente a el. La plaqueta informativa que se halla en la pared nos informa que, después de ser abolida la Inquisición (1782), el párroco de la Kalsa, Federico di Napoli, pidió que le fuera entregado este Crucifijo debido a que procedía de la Capilla de los Chiaramonte (la Capilla de San Antonio Abad situada al interior del conjunto) que pertenecía a su parroquia. También fue reclamada la posesión del mismo por los Dominicanos de la iglesia de San Domenico, sin embargo el Crucifijo fue trasladado en la Chiesa inferiore di Santa Maria delle Grazie (ubicada bajo la Capilla Palatina) al interior del Palacio de los Normandos, donde permaneció hasta que no fue devuelto a este palacio, para que los visitantes pudieran verle.

La sala vista desde otro ángulo, al fondo se ve la Sala de las Pinturas.

Esta sala colinda con la sala de las pinturas, a través de la cual se puede acceder al patio. Las ventanas que se pueden ver en esta sala, como las demás de la planta baja del palacio, son en forma de aspillera y situadas a cierta altura del suelo.

La Sala de las Pinturas.

[]

Planta noble

De esta primera planta del palacio nada más son accesibles, para el visitante, el loggiato y la Sala Magna. Ya desde el exterior del palacio hemos visto que, además del típico ajimez formado por dos partes (bifora en italiano), los hay también de tres partes (trifora). En el loggiato se pueden ver, desde cerca, dos de ellos (sólo uno de los ajimeces está completo, del otro queda el marco exterior). Sin embargo, a diferencia de los que se ven en el exterior del palacio, estos no presentan las decoraciones de piedra negra de volcán.

El loggiato de la planta noble, tras las ventanas se halla la Sala Magna.

Los ajimeces vistos desde cerca, a la derecha se ve la puerta que da a la Sala Carapezza, cuyas ventanas se abren en la fachada este del palacio (el lado opuesto a la Piazza Marina).

La Sala Magna es el salón principal del palacio, su coberturas en bigas de madera es la original de principios del siglo XIV. En las bigas aún pueden verse las pinturas decorativas de estilo árabe-normando.

El techo de la Sala Magna con sus bigas aún decoradas con la pinturas originarias (siglo XIV).

Otra pintura de gran interés que se halla al interior de este salón, mucho más moderna de las de las bigas, es la celebre representación del Mercado de la Vucciria, creada por el pintor expresionista Renato Guttuso.

La Vucciria, el mercado de Palermo ya casi extinguido, será recordado por esta pintura de Renato Guttuso. El artista quiso representarse también a si mismo en este cuadro (es el hombre del jersey amarillo), a su esposa (la mujer de pelo gris tras el que sujeta un saco) y a su musa-modelo (la mujer que se ve de espaldas).

Este salón suele ser utilizado, por la Universidad, para convenios y otros acontecimientos culturales.

La Sala Magna del Palazzo Chiaramonte Steri.

[]

Segunda planta

La segunda planta del Palazzo Chiaramonte Steri se encuentra bastante reducida con respecto a lo que fue en origen. De su estructura original solo queda un gran salón, llamado Sala delle Capriate, y una pequeña estructura, que forma una ele con el salón, en la cual se halla la escalera que lleva a la segunda planta y que sigue subiendo hasta las almenas. A los visitantes solo se le permite visitar el salón y el tramo de terraza que rodea la abertura del patio interior del palacio.

La terraza del Palazzo Chiaramonte Steri. A la izquierda el cuerpo que forma una ele con la Sala delle Capriate. Detrás se ven las hojas del gigantesco ficus que se halla frente al palacio, en la Villa Garibaldi.

La vista del patio desde la terraza

Del portal, que reproduce el estilo de los ajimeces del palacio, se pueden observar detenidamente el cincelado. Al encontrarse además en un área despejada es posible fotografiarlo desde buena perspectiva.

El portal, restaurado, de la Sala delle Capriate.

El interior del salón se halla decorado con unos cuadros pintados por Filippo Tancredi (1655-1722), el autor de los frescos de la bóveda de la iglesia de San Giuseppe dei Teatini, cuadros que pertenecen al museo de Palazzo Abatellis.

El interior de la Sala delle Capriate.

[]

Información practica

El Palazzo Chiaramonte Steri queda abierto al público de martes a domingo (los lunes permanece cerrado). El horario de abertura es continuado y va desde las 10:00h hasta las 19:00h
Las visitas solo se pueden efectuar con guía acompañante (hay una guía que habla español). Estas duran una hora aproximadamente e incluyen la visita del palacio y la del Museo de la Inquisición, no obstante se puede elegir visitar solo uno de estos dos lugares.
En el palacio suele haber dos guías que se turnan en sus labores, una atendiendo la recepción y otra acompañando los visitantes. Para concertar la visita, y averiguar la hora en la que se encuentre la guía que hable nuestro idioma, es mejor pasarse con antelación por la recepción, o llamar por teléfono (091 23893788).
El coste del billete es de 8€ para los adultos y de 5€ para los mayores de 65 años y los menores de 17 y mayores de 10, los menores de 10 entran gratis. Si solo se visita uno de los dos lugares (el palacio o el museo) hay descontar el 50%.

La recepción se encuentra bajo el portal que da a la Piazza Marina.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License