Introducción a la guía de Palermo

La ciudad de Palermo

es la capital de Sicilia y, por numero de habitantes, la segunda ciudad del sur de Italia (la primera es Nápoles y la tercera Bari, siendo la cuarta otra ciudad de Sicilia: Catania).

Todo el núcleo urbano se encuentra en un extenso valle costero, la Conca d'Oro, que desde la antigüedad ha sido cultivado de forma intensiva. El valle está delimitado por una sierra (Montes de Palermo) y por el mar (Golfo de Palermo, bahías de Mondello y Sferracavallo).

Iglesias de la Martorana y San Cataldo
Las iglesias de Santa Maria del Ammiraglio y de San Cataldo vistas desde el Palazzo Pretorio.

La ciudad antigua y la ciudad moderna

Hasta el siglo XIX la ciudad de Palermo ha quedado comprimida al interior de una muralla defensiva llamada "Muralla Española" que fue trazada en el siglo XVI por voluntad de Carlos I de España, quien en 1535 permaneció en la ciudad durante un mes de regreso de su campaña militar en África (la Jornada de Túnez). Esta área de la ciudad, delimitada por los pocos restos de muralla que han quedado y por las calles que se han trazado en su perímetro exterior, representa la ciudad antigua.

La expansión de la ciudad al exterior de su muralla, se inició entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, pero no se llevó a cabo hasta después de la Esposizione Nazionale di Palermo (1891-92). Fue entonces cuando se inició la creación de un nuevo centro urbano, a norte de la ciudad vieja, a lo largo del eje del Viale della Libertá. Este proyecto despegó a principios de '900', con la creación de un conjunto de bellos edificios y villas de Stile Liberty (Estilo Modernista en español y Art Nouveau en francés). Mientras tanto las otras dos áreas colindantes al casco antiguo, a oeste hacia el interior y a sur hacia la costa del Golfo de Palermo, verán la creación de varias barriadas populares. Todo este proceso conllevó la creación de la ciudad moderna.

A partir de los años '60 del pasado siglo comienza el llamado Saqueo de Palermo, producido por la injerencia de la criminalidad organizada (la Mafia) en la ciudad. El saqueo conllevó la destrucción de la mayoría de edificios y villas Liberty de la zona norte de la ciudad para substituirles con rentables edificios de apartamentos. Paralelamente se llevó a cabo la casi total urbanización de la Conca d'Oro. Sin ningún plan regulador todo el valle costero, antes repleto de huerta y frutales, fue transformado en caótica, y en algunos casos degradada, periferia urbana.

[]

Viajar a Palermo

Llegar a Palermo

es posible por aire, aterrizando en su aeropuerto, o por mar, desembarcando en su puerto que se halla en pleno centro urbano (bien desde un buque de crucero que hace escala en la ciudad, o bien desde uno de los ferry que conectan la isla con la península). También es posible llegar en tren, coche y autobús (embarcando en un ferry para sortear el estrecho de Mesina) pero desde España el viaje resulta agotador (Barcelona-Palermo = 2250 km). En el caso de llegar al aeropuerto sin disponer de un coche reservado, es útil saber que hay servicio regular de buses-lanzadera con la ciudad (en la espera de que se estrene la conexión de trenes de alta velocidad Aeropuerto-Palermo-Cefalù). El área de pasajeros del puerto comercial se halla en pleno centro ciudad, a 600 metros de distancia del Teatro Politeama.

Viajar por Sicilia (saliendo de Palermo)

Quienes llegan a Palermo puede que tengan planes de pasar todas sus vacaciones en la ciudad, y tal vez salir de excursión para conocer alguna localidad. O puede que nada más estén de paso hacia otro destino vacacional de Sicilia. También cabe la posibilidad de que pasen unos días en Palermo y luego se desplacen hacia otra destinación. En todo caso será de su interés conocer las rutas que conectan la capital con el resto de la isla.

Cabo de Isola delle Femmine
El Cabo de Isola delle Femmine situado al extremo este del Golfo de Carini, entre Palermo y su aeropuerto.

Alojarse en Palermo

implica por supuesto saber cómo funciona el sistema de transportes de la ciudad y si hay que alquilar un vehículo (coche o moto). Hay que saber de antemano que, en función de donde se haya reservado la estancia, en el casco antiguo por ejemplo, el coche puede resultar inútil o incluso ser un estorbo. En este caso es mejor ahorrarse el alquiler del vehículo para todos los días de las vacaciones y, en la eventualidad de salir uno o dos días de excursión por la isla, hacer la reserva solo para estos días. Si se quiere salir por la noche, de cena o de marcha, hay que saber que el ambiente está en el casco antiguo, por lo que si ya se está allí el coche no va a ser de mucha utilidad.

Si se determinara alguna situación de emergencia, por ejemplo si nos robaran la documentación (ojo con los carteristas, sobre todo en los autobuses urbanos), o tuviésemos que llamar una ambulancia, o tuviéramos necesidad de asistencia en carretera, nos vendría bien saber de antemano cómo actuar y llevar apuntados unos números de teléfono.

La información practica de Palermo

como por ejemplo horarios de tiendas, farmacias y bancos, se puede decir que sobra, pues todo es muy parecido a España. En lo referente al tema del Wi-Fi, hoteles y B&B suelen ofrecer este servicio. Si salimos por la ciudad, y queremos seguir conectados con nuestra gente sin pagar los elevados precios que imponen las compañías de telefonía cuando se viaja al extranjero, tengamos en cuenta que en Palermo (sobre todo en el casco antiguo) hay una red de Wi-Fi libre y gratuito patrocinada por el ayuntamiento. La red se llama "Comune di Palermo" y una vez memorizada en nuestro dispositivo este la reconocerá conectándose cada vez que entremos en una de las áreas que disponen de este servicio.

[]

El Circuito árabe-normando

Un itinerario monumental de geran interés

tanto por la transcendencia como por la singularidad de sus monumentos, es el Circuito árabe-normando. Se trata de un conjunto de monumentos, reconocidos por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, repartidos entre las ciudades de Palermo, Monreale y Cefalù.

El listado de los monumentos

pertenecientes al Circuito árabe-normando se halla en la correspondiente página de esta guía a el dedicada. Desde la cabecera de esta página, o bien desde las ventanas con enlaces que aparecen a lo largo de la página, se puede acceder a los archivos que proporcionan información detallada sobre estos monumentos.