Monumento y sede Parlamentaria

El Palacio Real

de Palermo, o Palacio de los Normandos, es actualmente la sede del Parlamento Siciliano. En su interior se halla la Capilla Palatina que, unidamente al ala más antigua del palacio, y a otros seis monumentos de la capital de la isla, es parte del Circuito árabe-normando de Palermo, Monreale y Cefalù. Este itinerario turistico-cultural obtuvo, en julio de 2015, el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

Palacio de los Normandos con portal barroco
El Palacio de los Normandos. A la izquierda se ve el portal principal desde el cual se accede al interior. Al fondo de la plaza, donde se abre el portal de la Comandancia Militar de Sicilia, se halla una escalera que baja hacia la Via Vittorio Emanuele, a poca distancia de la Porta Nuova de la cual se ve el techo piramidal.

Situado sobre una natural elevación del terreno

que domina el paisaje circunstante, cerca de la Porta Nuova y a poca distancia de la Catedral, el palacio es bien visible desde todos sus alrededores. Se suele llegar a el a través del área verde de la Piazza del Parlamento, el jardín que le separa de la Piazza della Vittoria y de la Via Vittorio Emanuele. El portal principal, reconocible por su monumentalidad (ver), está abierto a los turistas que acuden, en su mayoría, a visitar la Capilla Palatina. Para que el portero les deje pasar deberán de mostrar el billete de acceso, el cual está a la venta en la taquilla que se halla en la Piazza del Parlamento, colindando con la Villa Bonanno (el lugar se encuentra con facilidad). Antes de acceder al interior del palacio, hay que pasar por unas medidas de seguridad similares a las de los aeropuertos.

Palacio de los Normandos - Taquilla
La taquilla del Palacio Real vista desde la Villa Bonanno. A lo largo del callejón que separa la Villa Bonanno de la Piazza del Parlamento se ven los característicos motocarros Ape Calessino que ofrecen sus servicios a los turistas.

El ala más antigua del palacio

fue creada por voluntad de Ruggero II, quien fue coronado rey de Sicilia en 1130. Este ya había elegido el fortificado emplazamiento de Al Qasr, 'El Castillo' en árabe, para construir su Palacio Real. El palacio se convirtió en el símbolo de la política de integración cultural del recién creado reino, dictada por la necesidad de amalgamar una población multiétnica procedente de distintas áreas del Mediterráneo, a la cual se añadían los normandos que procedían del norte de Europa. En el nuevo estado, el rey era el garante del derecho de cada súbdito de profesar libremente sus creencias. Hombres de cultura y artistas, del mundo cristiano y musulmán, fueron invitados a unirse a la corte real. En el recinto amurallado del palacio se crearon los talleres donde se gestarán las obras de arte que actualmente forman parte del patrimonio árabe-normando de Palermo, Monreale y Cefalù.

Palacio de los Normandos - Nave sur Capilla Palatina
La nave sur (derecha) de la Capilla Palatina, se ve bajo el púlpito una de las dos escaleras que bajan hasta la iglesia de Santa Maria delle Grazie, situada bajo el transepto, a la altura de la primera planta del palacio.

Al crecer en número la corte real, la originaria capilla del palacio, hoy iglesia de Santa Maria delle Grazie, se quedó pequeña. Por ello a partir del 1131 comenzó la construcción de la Capilla Palatina, en ella Ruggero quiso que se reflejara su ideal de integración cultural bajo el poder de una monarquía universal. La nueva iglesia fue construida sin demoler la anterior, si no que construyó sobre ella, de ese modo se quedó a la altura de la primera planta del palacio.

Palacio de los Normandos -  Lápida conmemorativa reloj de agua (1142)
Lápida conmemorativa de la creación del reloj de agua de la Capilla Palatina. En un principio se hallaba situada en el exterior de la Capilla, hoy podemos verla en el pórtico del Patio Maqueda. El texto, que celebra la grandeza de Ruggero y la creación de esta máquina para medir el transcurrir del tiempo, está escrito en latín, griego, y árabe. En latín se reporta el año 1142, el decimotercero del reinado de Ruggero. En griego se reporta el año 6650 (los griegos contaban los años desde la creación del mundo, según la Biblia). En árabe se reporta el año 536.

Entre 1569 y 1600

durante la etapa del Virreinato de España, la estructura del palacio fue modificada radicalmente, por lo que su aspecto actual es muy distinto del originario. Con la creación en 1600 de la nueva fachada (que forma un ángulo de 150° con la anterior) la Capilla Palatina, antes visible desde el exterior del palacio, quedó completamente escondida al interior del nuevo conjunto barroco.

Para los visitantes

que llegan por primera vez al palacio, resulta algo difícil mantener la orientación en su interior, y ubicar los lugares que más les interesan: la Capilla Palatina, la Sala di Ruggero, el Parlamento (Sala de Hércules), etcétera. Por ello, antes de ver de cerca cada uno de estos lugares, vamos a familiarizarnos con el conjunto, manteniendo como punto de referencia la fachada y su portal, que dan a la Piazza del Parlamento.

Estructura del Palacio

Las dos fachadas del Palacio

Desde la Piazza del Parlamento se reconocen con claridad las dos fachadas del conjunto monumental. A la derecha, de estilo árabe-normando, se reconoce la fachada del ala más antigua del palacio, construida durante el siglo XII. La fachada de estilo barroco, a la izquierda de la primera, se remonta a principios del siglo XVII y esconde, detrás de si, la presencia de la Capilla Palatina, de la cual veríamos los ábsides y la cúpula si esta estructura barroca no estuviera presente.

Palacio de los Normandos - Fachada en Piazza del Parlamento
Las dos fachadas del Palacio Real vistas desde la Piazza del Parlamento. A la derecha se ve la fachada más antigua, de estilo árabe-normando, donde se ven abiertas las tres ventanas de la Torre Pisana, sobre la cual en 1790 se construyó el Observatorio Astronómico del que se ve la cúpula. A la izquierda se ve la fachada del '600', con su monumental portal barroco, cuyo ángulo está determinado por la presencia de la Capilla Palatina, que se esconde tras ella, la cual queda separada del ala antigua del palacio por un patio interior llamado Cortile della Fontana.

Detrás de la alargada fachada barroca se hallan los dos patios del palacio, el Patio Maqueda (Cortile Maqueda), que pertenece al conjunto barroco, y el Patio de la Fuente (Cortile della Fontana), que pertenece al conjunto más antiguo. La Capilla Palatina separa ambos patios. Para acceder a ella hay que situarse en el Patio Maqueda.

El Patio Maqueda

El Patio Maqueda es el eje del Palacio Real. Está rodeado por un pórtico que se conecta con el exterior a través de dos portales. Uno de ellos se abre en el extremo izquierdo de la fachada barroca, en la Piazza del Parlamento (ver); por el accedían los carruajes al interior del palacio. El otro portal (ver) da a la muralla de la Piazza Indipendenza, desde donde se accede al jardín del palacio.

Cortile Maqueda
El rincón del Patio Maqueda donde se halla el portal que da a la muralla exterior (Piazza Indipendenza). En el primer piso se ven el Scalone d'Onore, a la izquierda, y la Capilla Palatina, a la derecha. En la pared situada entre el escalón y la Capilla se encuentra, protegida por un cristal, la lápida que conmemora la creación del reloj de agua.

Al Patio Maqueda se asoman los pórticos de la primera planta, donde se halla el acceso a la Capilla Palatina, y de la segunda planta, desde donde se accede a los Apartamentos Reales. Los tres pórticos (planta baja, primera y segunda), se comunican entre si con una monumental escalera, de peldaños bajos y anchos, llamada Scalone d'Onore (Escalera de Honor). Los visitantes minusválidos pueden utilizar un ascensor.

Scalone d'Onore
El tramo del Scalone d'Onore que lleva al pórtico de la segunda planta.

Para acceder a la segunda planta del pórtico no se puede pasar directamente desde el rellano de la escalera (el paso está vallado), si no que hay que acceder desde la recepción de la Sala de Hércules, donde se reúne el Parlamento Siciliano (*). Antes o después de la visita de los Apartamentos reales es posible acceder a la Sala d'Ercole y sentarse en el sector reservado a la prensa (ver).

(*) Debido a ello, si hay actividad parlamentaria (de lunes a jueves), el acceso a la segunda planta del palacio está vedado a los visitantes. El personal de la taquilla (en la Piazza del Parlamento) informa a diario los visitantes sobre cuales partes del palacio se pueden visitar y cuales no.

Palacio de los Normandos - Recepción de la Sala de Hércules
La recepción desde la cual se accede a la antesala de la Sala de Hércules, la Sala Arquímedes (cuya escalera se ve al fondo). Después del arco, a la derecha, está el acceso a la segunda planta del Patio Maqueda. A lo largo de la recepción se expone, en varios mostradores, la vajilla del Palacio Real.

El Patio de la Fuente

Desde la segunda planta del Patio Maqueda se pasa, a través del Corridoio Mattarella (*) a la segunda planta del pórtico del Patio de la Fuente (Cortile della Fontana), llamado así porqué en su centro se halla una fuente. Este patio se sitúa entre la Capilla Palatina y el ala más antigua del palacio.

(*) El Corridoio Mattarella, está dedicado a la memoria de Piersanti Mattarella, Presidente de la Región Sicilia asesinado por la Mafia y hermano del actual Presidente de Italia, Sergio Mattarella. Este corredor transita sobre el pórtico frente la fachada de la Capilla Palatina, que ha quedado totalmente engullido por le estructura barroca del siglo XVI.

Palacio de los Normandos - Cortile della Fontana
El Cortile della Fontana visto desde la Sala della Preghiera (Apartamentos Reales). De frente se ve la pared que esconde la Capilla Palatina.

Desde esta segunda planta del pórtico del Patio de la Fuente (ver) se accede a los Apartamentos Reales a través de la Salón de los Virreyes (Sala dei Vicerè). El recorrido comienza en un sector del palacio que aún pertenece al ala barroca. A mitad de recorrido, bajando unos peldaños, se pasa a la Sala dei Venti, donde se halla la Sala di Ruggero, para después, subiendo otros peldaños (Sala della Preghiera) seguir con el recorrido que termina de regreso en la Sala de los Virreyes, desde la cual se desandan los pasos hasta llegar a la escalera que nos lleva de regreso al Patio Maqueda donde, a través del portal de los carruajes, regresamos a la tienda de libros por donde hemos comenzado nuestra visita.

Palacio de los Normandos - Pórtico del Cortile della Fontana
La Sala de los Virreyes, donde se exponen los retratos de algunos de los Virreyes de Sicilia. A la izquierda se ve el portal que da al pórtico del Patio de la Fuente.

Ahora que ya sabemos ubicarnos al interior del Palacio vamos a ver, una por una, las cuatro opciones de visita que se nos ofrecen. Estas son:

Es posible elegir todas, o bien elegir selectivamente (para saber más mira, en esta misma página, el apartado 'Información practica').

[]

Capilla Palatina

Ver la Capilla Palatina

es el principal aliciente de una visita al Palacio de los Normandos. Si dispones de poco tiempo, por ejemplo si estas de paso durante la escala de un crucero por el Mediterráneo, puedes dejar de lado las demás opciones de visita (Exposición, Apartamentos Reales y Jardín), tal vez para cuando decidas ir de vacaciones a Palermo y tengas más tiempo.

Palacio de los Normandos - Capilla Palatina
El transepto y los tres ábsides de la Capilla Palatina.

Puesto que la descripción de este lugar merece un capítulo a parte, si quieres saber más, y ver más imágenes de la Capilla, te recomiendo visitar la página a ella dedicada, cuyo enlaces encontraras en la cabecera, donde pone Circuito árabe-normando, o bien entre los demás enlaces de los lugares de interés.

[]

Apartamentos Reales

Situados en la segunda planta

del palacio son, después de la Capilla Palatina, lo más interesante del Palacio. El lugar más importante sin lugar a duda es la Sala di Ruggero. Su antesala, llamada Sala de los Vientos, es otro de los rincones más conocidos del palacio.

Palacio de los Normandos - Portal Sala de Ruggero
El portal de la Sala de Ruggero visto desde la Sala de los Vientos que, en la época de construcción del palacio, era un patio abierto.

Hasta el 2018 estos eran los únicos lugares de los Apartamentos reales abiertos a los visitantes. Ahora es posible visitar todo el conjunto, sin embargo no es aún posible subir los peldaños de la escalera que, desde la Sala de los Vientos, conduce hacia la Torre Pisana, construida durante el reinado de Guillermo I y Guillermo II, o sea la época que vió la construcción de los palacios de la Zisa y de la Cuba.

La Sala de Ruggero

Palacio de los Normandos - Mosaicos en la Sala de Ruggero
Mosaicos en la Sala de Ruggero. Las palmeras con los leones y los pavos reales que se enfrentan representan un simbolismo asociado a la gloria y a la eternidad. Las escenas de cacería son una representación del Genoard, el parque real que se extendía entre el Palacio Real y los montes Caputo (Monreale) y Grifone (Castillo de Maredolce).

En este sector del Palacio Real se hallaban los apartamentos privados del soberano. Las decoraciones de esta sala que lleva el nombre de Ruggero II sin embargo fueron creadas durante el reinado de su hijo, Guillermo I. Aunque la técnica sea la misma de la utilizada en la Capilla Palatina, los motivos decorativos ya no son de carácter religioso. En ellos se manifiesta un simbolismo ligado a la cultura sasánida, que influenció la cultura imperial romana, a la que los normandos inspiraron su ideal de monarquía universal, y la cultura de la Persia musulmana del siglo XII, desde donde procedían los artistas a los que el sobrerano, imbuido de la cultura oriental, encargó la decoración de esta sala y de su palacio de ocio y descanso, la Zisa (ver).

Palacio de los Normandos - Detalle de la Sala de Ruggero
Detalle de la Sala de Ruggero. El espacio entre las columnas debería de esta abierto a la fachada del palacio, sin embargo la creación en 1600 de la fachada barroca ha dejado ciego este ventanal.

En sus tiempos la Sala de Ruggero fue una logia cuyos arcos sin ventanas se abrían al panorama de la ciudad. A esta logia se accedía desde el patio interior, hoy Sala dei Venti, dotado de un pórtico cuyos arcos (ver) descansan sobre cuatro columnas de mármol. Con este pórtico conectaban todas las habitaciones de los apartamentos reales.

Palacio de los Normandos - Bóveda Sala de Ruggero
La bóveda de la Sala de Ruggero.

La Sala de los Vientos

Esta sala es el eje central de la Torre Joharia, el sector más antiguo de los Apartamentos Reales. Se ve en la sala un portal de arco cuya procedencia se atribuye al Castellammare (el castillo situado en la bocana del puerto). Sobre el arco se halla el emblema de la Casa de Borbón-Dos Sicilias (ver), sobre las columnas laterales pueden verse los emblemas del virrey García de Toledo (ver). El portal conduce hacia la Torre Pisana, la estructura más alta del Palacio, construida durante el reinado de Guillermo I, sucesor de Ruggero II, y de su hijo, Guillermo II. Sobre esta torre, en 1790, se construyó el Observatorio Astronómico de Palermo, cuya cúpula es visible desde el exterior.

Palacio de los Normandos - Sala de los Vientos
La Sala de los Vientos. A la izquierda se ve el arco renacentista que conduce a la Torre Pisana, a la derecha el portal de la Sala de Ruggero. En el pasado esta sala era un patio abierto desde el cual, a través del portal que vemos en la imagen, se pasaba a la logia (la Sala de Ruggero) cuyo arcos brindaban unas vistas sobre toda la ciudad y su puerto.

Hacia el siglo XVIII el patio interior fue cubierto con una estructura piramidal, en madera, en la cual se representa la rosa de los vientos, de aquí el nombre de Sala de los Vientos.

Palacio de los Normandos - Techo Sala de los Vientos
El techo piramidal de la Sala de los Vientos.

Sala de los Virreyes

Es la sala por donde se accede, desde el pórtico del Patio de la Fuente, a los Apartamentos Reales. Sus paredes están decoradas con 21 pinturas que retratan algunos de los más destacados virreyes, lugartenientes y presidentes del Reino Borbón de Sicilia. Desde esta sala se accede a la Sala Pompeyana, por donde sigue el recorrido de visita, y a esta sala se regresa, desde la Sala della Preghiera (ver), al concluir el recorrido de visita por los Apartamentos Reales.

Palacio de los Normandos - Sala de los Virreyes
La Sala de los Virreyes.

Sala Pompeiana

Las decoraciones de esta sala fueron encargadas al pintor palermitano Giuseppe Patania, hacia el año 1830, por Leopoldo de Borbón-Dos Sicilias, Conde de Siracusa. Según la moda de la época las decoraciones se inspiran a los descubrimientos arqueológicos de Pompeya y Herculano.

Palacio de los Normandos - Sala Pompeiana
La Sala Pompeyana.

Sala Cinese

En todas las cortes europeas, entre finales del siglo XVIII y principios del XIX, estaba de moda disponer en sus palacios de una sala inspirada al estilo chino. En el caso de Palermo el monarca de la época, Fernando I de las Dos Sicilias, quiso tener, además de esta sala, toda una mansión en este estilo, la Palazzina Cinese, situada en el Parque de la Favorita bajo las laderas del Monte Pellegrino en el área de la ciudad que se llama Piana dei Colli. A esta mansión se inspiran las decoraciones presentes en esta sala.

Palacio de los Normandos - Sala Cinese.
La Sala Cinese.

Sala de Hércules (Parlamento Siciliano)

La Sala de Hércules es el lugar donde se reúne el Parlamento Siciliano (la sede del gobierno se halla en el cercano Palazzo d'Orleans). La sala fue construida entre 1560 y 1572 por voluntad de Carlos de Aragón y Tagliavia, Presidente del Virreino de Sicilia, al servicio del emperador Carlos I de España. Desde entonces la sala ha sido sede parlamentaria, siendo el Parlamento más antiguo de Italia y uno de los más antiguos de Europa. El actual nombre de la sala se remonta al año 1812, cuando el pintor palermitano de origen española, Giuseppe Velasco decoró la sala con los frescos que describen Los doce trabajos de Hércules. Es posible acceder a la sala y sentarse en el sector reservado a la prensa.

Palacio de los Normandos - Sala de Hércules
La Sala de Hércules.

[]

Salas Duque de Montalto (Exposicción)

Este antiguo polvorín del palacio

quedó, debido a las reformas del siglo XVI, al interior de la nueva ala del edificio, creada en ese entonces. Después de trasladar el deposito de pólvora cerca de la Porta Nuova esta sala, debido a su frescura, fue utilizada durante el caluroso verano de Palermo para celebrar las reuniones del Senado, en lugar de la sede parlamentaria habitual (la actual Sala de Hércules). Al fondo del salón se ve un fresco, obra del pintor dominicano Gerardo Astorino, que documenta una reunión del Parlamento Siciliano en el siglo XVIII.

Palacio de los Normandos - Salas Duque de Montalto con fresco
Arriba se ve el fresco que reproduce una reunión del Parlamento Siciliano (siglo XVII). La exposición de pinturas que se ve en la sala está dedicada a Santa Rosalía de Palermo, patrona de la ciudad (se mantendrá hasta el 5 de mayo de 2019).

Hoy el Salón Duque de Montalto es utilizado para exposiciones y otros acontecimientos culturales. Las decoraciones que pueden verse en la bóveda se remontan a la primera mitad del '600 y llevan la firma de los mayores artistas de la época, entre ellos Pietro Novelli y Vincenzo la Barbera. En la antesala se halla un tragaluz que permite ver los restos de la muralla púnica que se hallan en los cimientos de este palacio.

Palacio de los Normandos - Salas Duque de Montalto (Exposicción
Salas Duque de Montalto.

[]

Jardín del palacio

Sobre las murallas del palacio

que dan a la Piazza Indipendenza, la misma plaza desde donde salen los autobuses urbanos que suben hasta Monreale, se halla el Jardín del Placio Real. Para poder visitarlo hay que especificarlo en la taquilla de la Piazza del Parlamento, pues hay que pagar un suplemento de 2€ sin el resguardo del cual el guardia de seguridad no nos dejará pasar.

Palacio de los Normandos - Torre Pisana vista desde Jardín
La Torre Pisana del Palacio de los Normandos vista desde el Jardín.

Este Jardín tiene unas plantas muy similares a las que se hallan en otros parques de la ciudad, se trata de flora mediterránea y subtropical que bien se adapta al caluroso clima de Palermo. Lamentablemente no es posible subir hasta las murallas, desde las cuales se disfrutaría de un bonito paisaje de la Conca d'Oro.

Palacio de los Normandos - Ficus unido a Pino en el Jardín del Palacio
Un Ficus que 'abraza' un pino en el Jardín del Palacio.

Este Jardín, a pesar de no tener especímenes que puedan despertar el interés de los aficionados a la botánica (estos deberían de visitar el Orto Botanico) brinda un momento de paz (hay muy pocos visitantes) y descanso durante un ajetreado día de excursión. Es posible sentarse en cualquiera de los lugares de los que dispone (ver) y, si el día lo permite, disfrutar del sol. También permite ver el Palacio Real y la Porta Nuova desde unas perspectivas inusuales. En una de las instalaciones se ven las obras de creación de una cafetería (ver) que, supuestamente, estará abierta a los visitantes del palacio (los servicios ya están en funcionamiento). En fin, si se dispone de tiempo, y considerado el modesto precio del billete, se trata de una visita recomendable.

Palacio de los Normandos - Vista de Porta Nuova desde jardín del Palacio
Vista de Porta Nuova, con su cobertura piramidal recubierta de azulejos, desde el jardín del Palacio.

[]

Información practica

Horarios

Estos son los horarios de visita del Palacio de los Normandos (ver cartel):

De lunes a sábado desde las 8:15 hasta las 17:40 (última entrada a las 16:40).

Domingos y festivos desde las 8:15 hasta las 13:00 (última entrada a las 12:00)

Los domingos y los días de fiestas religiosas el acceso a la Capilla Palatina queda vedado entre las 9:45 y las 11:30.

El acceso a los Apartamentos Reales, debido a las actividades institucionales, puede quedar suspendido de forma imprevista (en este caso los visitantes lo sabrán a través del personal de la taquilla).

Palacio de los Normandos - Tienda de libros
La tienda de libros y souvenires a la que se accede desde el portal principal del palacio. El aro verde, a la derecha, muestra por donde comienza el recorrido de visita.

Precios

La visita completa, Capilla Palatina, Apartamentos Reales, Exposición (Salas Duque de Montalto) y Jardín, tiene un precio de 14€.

La visita de la sola Capilla Palatina está asociada a la Exposición y tiene un precio de 10€ (en el pasado era posible visitar únicamente la Capilla Palatina por 8€).

La visita de la Capilla Palatina y de los Apartamentos Reales tiene un precio de 12€.

Los niños tienen un descuento de 2€ sobre el precio.

La visita del las Salas Duque de Montalto, o sea de la Exposición, cuesta 6€.

Se puede visitar el Jardín por solo 2€. Esta visita no se asocia de forma obligada con las demás, en otras palabras es posible entrar al Palacio Real, cruzando el Patio Maqueda, tan solo para visitar el Jardín.

Es posible alquilar un dispositivo electrónico de guía audio visual que muestra el recorrido de visita con comentarios en español. Su precio es de 5€.