El portal de la iglesia de San Matteo al Cassaro con las decoraciones de la Semana Santa.

La iglesia de San Matteo al Cassaro (ubicación) es un edificio barroco que se encuentra en el tramo de Via Vittorio Emanuele comprendido entre los Quattro Canti y el cruce con la céntrica Via Roma. Su fachada es conocida por todos los que pasan en este transitado tramo de la calle más antigua de Palermo, trazada por los Fenicios, que hasta la Unidad de Italia se ha conocido como el Cassaro. Esta iglesia de San Matteo al Cassaro, que fue en un principio la Iglesia de los Santos Mateo y Matías, en parte ha heredado y mantiene vivo su nombre.

El actual edificio fue construido en el solar de una preexistente iglesia, de época normanda, ya dedicada a San Mateo el Evangelista. A finales del siglo XVI, el fraile Franciscano Leonardo Galici fundó la Unione del Miseremini in San Matteo, dedicada a los rezos en favor de las almas del Purgatorio.

El Papa Clemente VIII reconoció en el año 1603 la labor de esta congregación. Durante la primera mitad del siglo XVII la celebración simultanea de varias misas, todas dedicadas al acortar la estadía en el Purgatorio de los familiares de los creyentes que acudían a esta iglesia, hizo sentir la necesidad de un edificio más moderno, amplio y con varias capillas laterales, por regla general ausentes en las iglesias normandas.

La Liberación de las almas del Purgatorio, fresco de la bóveda pintado por Vito d'Anna.

Así, gracias también a las donaciones de los fieles y del acaudalado jurisconsulto don Mario Muta, que donó los solares para ensanchar el antiguo edificio normando, se comenzaron las obras de construcción de la actual iglesia.
Las obras comenzaron en 1632, el año siguiente la nueva iglesia fue bendecida por el arzobispo Juan Doria. Los trabajos de construcción terminaron en 1647 y la nueva iglesia fue consagrada a los Santos Matías y Mateo el día 12 de marzo de este mismo año por el arzobispo don Ferdinando Andrada. Desde entonces se llegaron a celebrar, entre todas las capillas laterales, más de 100 misas diarias.

Poco años después de la consagración de la nueva iglesia se construyó, detrás del edificio (ver acceso en el Vicolo di San Matteo que sigue su perímetro izquierdo), el Oratorio dei Miserenimi, fundado por la misma congregación y actualmente sede del Centro Diocesano Congregazioni Laicali.

Al interior de San Matteo al Cassaro se custodian numerosas obras de arte, creadas a lo largo de los siglos XVII y XVIII, que llevan la firma de maestros como Vito d'Anna, Pietro Novelli y Giacomo Serpotta, además de otros autores menos conocidos. En la primera capilla de la nave lateral izquierda descansan los restos mortales de uno de los dos protagonista de la novela histórica de Leonardo Sciascia El archivo de Egipto, el Abbate Vella, y los de su detractor, el monseñor Rosario Gregorio, que fue rector de esta misma iglesia antes de ser canónigo de la Catedral.

Entre los conocedores de los entresijos de la historia oculta de Palermo, la iglesia es conocida también por haber sido lugar de reunión de la secta de los Beati Paoli, cuya (dudosa) existencia es relatada por el Marques de Villabianca Francesco Maria Emanuele Gaetani. Lo único cierto es la presencia de un pasadizo que, escondido detrás de un reclinatorio de la sacristía (ver imagen), conecta con un sistema de pasadizos subterráneos que, desde tiempos antiguos, recorre buena parte del subsuelo de la ciudad.

Exterior

La fachada de San Matteo al Cassaro fue construida enteramente en piedra gris del Monte Billiemi de la Conca d'Oro. Se caracteriza por unas pilastras que enmarcan los tres sectores correspondientes, en el interior del edificio, a las tres naves cada una de las cuales tiene su portal de acceso en la fachada. No obstante, en la actualidad, el único portal que se abre es el principal. Sobre el se encuentra un tempano que se sostiene sobre dos columnas que sobresalen de la fachada (ver imagen a principio de página). Al centro del tempano, que queda abierto, se encuentra un nicho en cuyo interior hace muestra de si una estatua de la Virgen. Sobre el nicho se encuentra el ojo de buey que ilumina la nave central. Más arriba puede verse una lápida, con la fecha de 1662, que resume la labor de cuidados hacia las almas del Purgatorio llevada a cabo por la congregación. Más arriba aún, ya en el remate, se ve el loggiato del campanario.

Un detalle de la fachada de la iglesia que permite observar su decoración.

En el sector de fachada que corresponde a las naves laterales pueden verse otros dos nichos con las estatuas de San Mateo el Evangelista, a la izquierda, y de San Matías el Apóstol, a la derecha. Todas las esculturas de lafachada fueron creadas por Carlo D'Aprile y Gaspare Guercio.

[]

Interior

El interior de la iglesia.

La iglesia de San Matteo al Cassaro es un edificio de tres naves construido sobre una planta de cruz latina, en cuyo centro se eleva una cúpula octagonal. La nave central se sostiene sobre cinco arcos que descansan sobre unas columnas monolítica de piedra gris del Monte Billiemi. Las obras de arte que decoran su interior han sido creadas entre la segunda mitad del '600 y el '700. Desde la época de su construcción (1647), hasta la actualidad, nunca hubo intervenciones de restauro, ni en el edificio ni en las obras de arte custodiadas en su interior. Por ello, debido al natural paso del tiempo y al efecto de algunas humedades, cuyos efectos se hacen visibles en los frescos de las bóvedas y la cúpula, la iglesia presenta un aspecto algo desgastado. Sin embargo la visita de su interior (por la que hay que abonar un billete de 2,50€) permite contemplar unas obras de arte, de entre tres y cuatro siglos de antigüedad, tal y como las dejaron sus creadores.

El centro de la cruz formada por el eje nave central-presbiterio y el transepto (de izquierda a derecha en la imagen). Se reconoce la cúpula octagonal con el fresco de Vito d'Anna que representa el Triunfo del nombre de María.

Capillas laterales

A cada arco que sostiene la nave central le corresponde, en cada una de las naves laterales, una capilla. En la nave lateral derecha tenemos:
1ª. Capilla de la Inmaculada. El cuadro de altar, pintado por Rosaria Novelli, hija del maestro Pietro Nivelli, representa la Inmaculada con Santos Jesuitas (ver imagen).
2ª. Capilla de San Francisco de Paula (ver imagen). El cuadro de altar es de autor desconocido y las informaciones facilitadas por el folleto informativo que se entrega a los visitantes nos dice que esta capilla fue lugar de reunión de los Beati Paoli.
3ª. Capilla de la Anunciación (ver imagen). El cuadro de altar, que representa la Anunciación, se atribuye a Pietro Novelli.
4ª. Capilla de San Buenaventura. El cuadro de altar (ver imagen) es obra de Pietro Novelli.
5ª. Capilla de la Virgen del Rosario. El cuadro de altar, obra del toscano Filippo Palladini, es anterior a la construcción de la iglesia y representa la Virgen del Rosario con frailes Dominicanos (ver imagen)

Los desposorios de la Virgen de Pietro Novelli.

Entre las obras de arte custodiadas en las capillas de la nave lateral izquierda destaca el último cuadro pintado por Pietro Novelli: Los desposorios de la Virgen (1647).
Comenzando desde el portal tenemos:
1ª. Capilla del Ángel Custodio (ver imagen). En esta capilla se custodian los restos del impostor abate Giuseppe Vella (protagonista de la novela de Leonardo Sciascia "El archivo de Egipto") y de su detractor, el monseñor Rosario Gregorio (ver imagen).
2ª. Capilla de la Sagrada Familia (ver imagen). El cuadro de altar es obra de Giuseppe Testa que lo pintó en 1796.
3ª. Capilla de la Virgen de Trapani. En esta capilla se encuentra una estatua de la Virgen con el Niño (ver imagen) de época anterior a la construcción de la iglesia cuya autoría es atribuida al entorno del taller de los Gagini (fundado por los descendientes de Domenico Gagini que operó en Palermo a lo largo de todo el siglo XVI).
4ª. Capilla de la Virgen (ver imagen). Custodia el último cuadro pintado por Pietro Novelli en 1647: Lo Sposalizo della Vergine.
5ª. Capilla de San Matías y San Mateo (ver imagen). El cuadro de altar, pintado por Antonio Manno, está dedicado a los titulares de esta iglesia.

Transepto

Al acercarse hacia el área ceremonial de la iglesia se notan las dos cantorías, de aspecto barroco pero creadas en 1871, en las cuales se sitúa el órgano de la iglesia. Se encuentran dispuestas simétricamente sobre las dos puertas que, desde ambos brazos del transepto, comunican con la sacristía, cuyas dimensiones igualan la anchura de la iglesia.

El brazo izquierdo del transepto con el altar dedicado a San Gregorio. Se ve la alegoría de la Justicia esculpida por Giacomo Serpotta, una de las cuatro estatuas situadas en los pilares que sostienen el tambor de la cúpula.

En el brazo izquierdo del transepto se encuentra el altar dedicado a San Gregorio Magno, uno de los cuatro Padres de la Iglesia que se encuentran representados en los cuatro releves que decoran las paredes laterales del presbiterio. El cuadro de altar, obra del pintor Leonardo Balzano, muestra San Gregorio que oficia la Misa para las almas del Purgatorio. Bajo el se encuentra una teca donde se custodia una escultura, de matriz reciente, que representa El Transito de María. En este lado del transepto se encuentran los dos monumentos funerarios dedicados a Mario Mutta, cuyas donaciones permitieron la construcción de esta iglesia, y Fray Leonardo Galici, fundador del Oratorio dei Miserenimi.
En el brazo derecho del transepto se encuentra el altar del Crucifijo, con el reliquiario barroco. El Crucifijo, de tamaño natural en madera tallada, se remonta al siglo XVII.

El altar del Crucifijo con el Reliquiario de la iglesia.

Situándose al centro del transepto, cuyo suelo queda decorado por una composición de mármoles policromados (ver imagen), se pueden observar las estatuas que representan las alegorías de las 4 Virtudes, cuyos diseños son del escultor Francesco Ferrigno. Dos de ellas fueron esculpidas por Giacomo Serpotta (Justicia y Penitencia) y dos por Bartolomeo Sanseverino (Esperanza y Caridad).

Presbiterio

El presbiterio visto desde la nave central.

El presbiterio queda separado del transepto por una balaustrada de mármol amarillo tras la cual se halla la mesa ceremonial donde, después del Concilio Vaticano II (1959), el sacerdote oficia la misa mirando hacia los fieles.

El altar mayor de San Matteo al Cassaro.

El altar mayor, de estilo neoclásico, fue creado en el siglo XVIII por el escultor Gaspare Ferraiolo, cuya familia se relaciona por parentesco y actividad artística con Giacomo Serpotta. Está formado por mármoles policromados y piedras semipreciosas, en su centro destaca un tabernáculo en lapislázuli. El escultor Filippo Canistri realizó en 1798 los releves dorados que se pueden ver en el frontal de altar.
El cuadro de altar representa la Redención de las almas del Purgatorio y fue pintado en 1796 por Giuseppe Testa, cuya obra más celebrada es el fresco de la bóveda de la iglesia de Santa Caterina en Mazzara del Vallo. Los releves de las paredes laterales del presbiterio, situados sobre las puertas que conectan con las dos antesalas de la sacristía (ver imagen), representan los 4 Padres de la Iglesia y su creación se atribuye a Vincenzo Siracusa, quienes fue discípulo de Ignazio Marabitti (1719-1797). []

Sacristía

La Sacristía de San Matteo al Cassaro se encuentra detrás del altar, situada en paralelo al transepto del cual iguala las dimensiones. En su interior se encuentran unos muebles tallados en madera de nogal por el escultor Pietro Marino en 1738. La bóveda está decorada con un fresco de Filippo Randazzo (1695-1748) que representa Judas Macabeo presenta ofrendas para los muertos (ver imagen).
La sacristía fue construida en el solar ocupado por el patio del palacio de Mario Mutta, el benefactor que donó sus pertenencias a la iglesia de San Mateo. En el lado opuesto al altar se encuentra una fuente, en mal estado de conservación, que perteneció al jardín del palacio. En el lado derecho de la sacristía, disfrazado tras un reclinatorio, se encuentra la entrada del pasadizo que conecta con los túneles subterráneos que recorren buena parte del subsuelo de la ciudad (ver imagen).

La Sacristía.

[]

Cripta

La Cripta de San Matteo al Cassaro se ubica bajo el suelo de la nave central. En su interior se sepultaban los miembros de la Unione dei Miseremini y de la Confraternita dei Miseremini. En su interior se custodiaron los resto mortales de los pintores Vito d'Anna y Olivio Sozzi.
El acceso a la Cripta de la iglesia no suele estar incluido en la vista, pues permanece cerrada al público y solo se puede visitar durante la manifestación de puertas abiertas "Le Vie dei Tesori" (todos los fines de semana del mes de octubre).

La Cripta de San Matteo al Cassaro.

Información practica

La iglesia de San Matteo al Cassaro está abierta al público todos los días de la semana (incluido los festivos) desde las 10:00h hasta las 18:00h.
El precio del billete de acceso es de 2,50€.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License