Pabellón musical

En la Piazza Castelnuovo,

ubicada frente al Teatro Politeama, se halla uno de los dos pabellones musicales de la ciudad de Palermo (el otro está en el Foro Italico, frente las murallas de la Kalsa). Fue construido por el acaudalado empresario Ignazio Florio, para embellecer la plaza donde residía, y donado a la ciudad.

Palco per la Musica - Vista con Teatro Politeama al fondo
El Palco della Musica en la Piazza Castelnuovo. Al fondo, en la colindante Piazza Ruggero Settimo, se ve el Teatro Politeama. Ambas plazas disponen del servicio de Wi-Fi libre patrocinado por el Ayuntamiento de Palermo (la red se llama 'Comune di Palermo').

Creado por Salvatore Valenti

(Palermo 1835.1903), quien fue escultor y tallador de madera, este pabellón musical se remonta al año 1875. Su estilo es el neoclásico y su función más decorativa que funcional, pues no muestra las características de acústica que normalmente se asocian a este tipo de estructuras. Los comentarios de la época apuntan a que la verdadera motivación que impulsó el Florio a crear este pabellón fue la de prevenir que el solar de la plaza fuera puesto a la venta y edificado.

Palco per la Musica - Fachada oeste
La fachada oeste del Palchetto della Musica, como es llamado popularmente. Al centro del tímpano se ve el emblema de Sicilia, el trisquel con cara de Medusa.

La planta del pabellón

es de cruz griega con las dos fachadas que apuntan hacia este, donde se halla el Teatro Politeama, y hacia oeste. Toda la estructura se sostiene sobre 20 columnas de orden corintio. En los laterales se encuentran dos escaleras que permiten sortear el desnivel con la plaza.

Palco per la Musica - Fachada este
La fachada este, orientada hacia el Teatro Politeama. Detrás se ve uno de los modernos edificios que han tomado el lugar de los palacetes de finales del '800 y principios del '900.
Esta web utiliza cookies. Al quedarte se entiende que estás de acuerdo.
Ver política de cookies +