La Via Maqueda es una de las dos calles más importantes del centro histórico de Palermo. Su trazado atraviesa todo el casco antiguo cruzándose en su punto medio con la Via Vittorio Emanuele. En el cruce entre estas dos calles se hallan los Quattro Canti. Estos dividen la Via Maqueda en dos tramos. El primero, recientemente peatonalizado, se ha convertido en el paseo más concurrido de la capital. El segundo, parcialmente peatonalizado, conduce hacia el área más multiétnica de la ciudad.

El principio de Via Maqueda, frente al Teatro Massimo.

La revitalización del casco antiguo ha traído con sigo la nueva abertura de viejos locales comerciales cerrados desde la última crisis. La iniciativa de jóvenes empresarios del pequeño comercio y de la pequeña hostelería, que poco a poco ha ido renovandoo el casco antiguo, se ha implantado en esta antigua calle transformado su decadente aspecto en un bullicioso conjunto. A la iniciativa de la juventud local se suma la de una inmigración multiétnica cuyas tiendas y locales de comidas exóticas añaden a la calle ese toque cosmopolita que en seguida cautiva los turistas.

Tramo peatonal de Via Maqueda al atardecer.

Desde el Teatro Massimo hasta los Quattro Canti

Comenzaremos nuestro recorrido por la Via Maqueda situandonos frente a la plaza Piazza Verdi, donde se halla el Teatro Massimo (a nuestras espaldas, en línea recta a unos 400 metros, se encuentra otro conocido teatro de Palermo, el Teatro Politeama Garibaldi). Desde aquí nos iremos desplazando hacia los Quattro Canti. Este primer tramo de la Via Maqueda es enteramente peatonal desde el mes de junio de 2014. Se puede abrir el enlace de Street View para ir siguiendo el recorrido en modo virtual.

El Teatro Massimo en la Piazza Verdi, al principio de la Via Maqueda.

El principio de la Via Maqueda se identifica con el Teatro Massimo (1) y con la amplia explanada frente al teatro, siendo esta tan solo una parte de la extensa Piazza Verdi que rodea todo el conjunto del teatro y cuya creación, en la segunda mitad del siglo XIX, conllevó la destrucción de toda una barriada del casco antiguo y la expulsión forzosa de sus habitantes. En los dos extremos de la amplia acera que separa la Piazza Verdi de la Via Maqueda pueden verse dos Kioscos de aspecto curioso. Se trata de los Kioscos estilo Liberty, o Modernista, creados a principios del '900 por por Ernesto Basile, el hijo del arquitecto creador del Teatro Massimo (Giovan Battista Basile 1825-1891) que terminó de dirigir las obras de construcción después del fallecimiento del padre (el teatro se estrenó en el año 1897.

El Kiosco Ribaudo, en la Piazza Verdi frente al Teatro Massimo. Al principio de la zona peatonal está la Parada de Taxi, a la izquierda en la imagen.

En el lado izquierdo de la calle, opuesto a la Piazza Verdi, hay dos calles peatonales que bajan hacia la Via Roma. La segunda de estas calles es la Via Bara all'Olivella (2), que conecta la zona del Massimo con la Piazza Olivella donde se halla el Museo Arqueológico Antonio Salinas. En esta calle se encuentran numerosos talleres tienda de artesanías y un conocido teatrillo de la Opera dei pupi, las características marionetas sicilianas.

Mapa primer tramo Via Maqueda.

Desde el tramo de acera, muy ancho, que queda entre las dos calles, cómplice la falta de arboles en la acera de enfrente se tiene una buena perspectiva de la fachada del Teatro Massimo (1).

Cuando termina la plaza, a mano izquierda, vemos que hay una calle muy estrecha. Se trata de la Via Orologio (la Calle Reloj o la Calle del Reloj). Poniendo atención puede verse, al final de la calle, el reloj del campanario derecho de la iglesia de Sant'Ignazio all'Olivella. Seguimos con nuestro recorrido y vemos, a nuestra izquierda, la fachada de un edificio de primeros del siglo XVII, se trata de la recién restaurada iglesia de la Madonna del Soccorso (3). A continuación, en la misma acera, está el Palazzo Mazzarino. En el lado derecho de la calle, justo después de la Via d'Amico, puede verse la fachada del Collegio di San Rocco.

Entre el cruce con la Via Sant'Agostino-Via Bandiera y el cruce con la Via del Celso-Salita Castellana, no hay edificios de interés. En el último trecho, poco antes de concluir este primer tramo de la Via Maqueda, vemos a mano derecha, haciendo esquina con la Via del Celso, la iglesia de Santa Ninfa dei Crociferi (4) y, junto a ella, el convento en cuyo interior se halla el Oratorio de San Pietro. El nombre de Crociferi se debe a las Cruces Rojas que llevaban en el habito los monjes de esta orden que fue precursora de las labores de la Cruz Roja.

El segmento central del tramo peatonal de la Via Maqueda.

Estamos ahora a un tiro de piedra de la Piazza Vigliena, la plaza donde se hallan los Quattro Canti). Antes de llegar al cruce vemos los dos palacios, bastante parecidos entre si, que se hallan frente a frente. El Palazzo Costantino a la izquierda y el Palazzo Rudinì a la derecha. El Palazzo Rudiní llega hasta la esquina misma de los Quattro Canti, la cual le pertenece en calidad de Canto Oeste, el que marca el Mandamento Seralcadio. El Palazzo Costantino, en cambio, termina poco antes de llegar a la esquina. En ella, detrás del Canto Norte que marca el Mandamento de la Loggia, nos encontramos con el Palazzo Napoli, cuya fachada principal se halla en la Via Vittorio Emanuele.

El final del primer tramo de la Via Maqueda visto desde los los Quattro Canti.

[]

Desde los Quattro Canti hasta la Porta Vicari

Este segundo tramo de la Via Maqueda, que aún no ha sido peatonalizado, tiene, en lo monumental, bastante más que ofrecer del primero.

El principio del segundo tramo de la Via Maqueda visto a través de los Quattro Canti.

Al otro lado de la Piazza Vigliena se hallan los otros dos Canti. A la izquierda está el Canto Este (Mandamento de la Kalsa), detrás del cual se encuentra el Palazzo Bordonaro, cuya fachada se asoma a la cercana Piazza Pretoria (2). A la derecha está el Canto Sur (Mandamento Albergheria), detrás del cual está la iglesia de San Giuseppe dei Teatini (1) cuyo exterior, con su monumental portal lateral izquierdo, abarca un buen tramo de la Via Maqueda. A lo largo del costado de la iglesia vemos también unas ventanas que se hallan bajo el nivel del piso de San Giuseppe dei Teatini, cuyo nivel coincide con el de las fuentes de los Quattro Canti. Estas ventanas pertenecen a la iglesia hipóstila de la Madonna della Provvidenza.

Mapa segundo tramo Via Maqueda (1).

Si nos situamos a la altura del portal lateral de la iglesia, mirando de frente la Fontana Pretoria, la gran fuente que adorna la plaza homónima, veremos a nuestra izquierda los dos palacios Bordonaro y Bonocore, detrás de la fuente quedará, con su monumental cúpula, la iglesia de Santa Caterina d'Alessandria y a nuestra derecha el Palazzo delle Aquile sede del Ayuntamiento (se le llama Palacio de las Águilas por las numerosas esculturas de águilas que le decoran). Seguimos caminando y en seguida, siempre a nuestra izquierda, vemos otra plaza, la Piazza Bellini (3).

En esta plaza, además del Teatro Bellini y de la iglesia de Santa Caterina d'Alessandria, se encuentran dos de las iglesias más emblemáticas de la ciudad, ambas de época normanda: Santa Maria dell'Ammiraglio y San Cataldo. La segunda, con sus cúpulas rojas, se ha convertido en uno de los iconos turísticos de la ciudad de Palermo. A los pies de la fachada de San Cataldo, cuyo aspecto hace que se parezca a una mezquita, justo detrás de unas bancas vemos los restos de la muralla fenicio-romana de la ciudad antigua. El conjunto formado por esta plaza, la anterior plaza Pretoria y la iglesia de San Giuseppe dei Teatini, representa el tramo más monumental de toda la Via Maqueda. A este conjunto se le añade, frente a la Piazza Bellini, la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, instalada en el que fue el Convento de los Teatinos (4), cuyo edificio se puede visitar (cuando la universidad esté abierta).

El portal de la Facultad de Derecho de la Universidad de Palermo, situado delante de la Piazza Bellini. Detrás está la iglesia de San Giuseppe dei Teatini y, al fondo, están los Quatro Canti. La imagen está tomada desde el zócalo frente a la iglesia de San Cataldo, que se prolonga hasta asomarse a la Via Maqueda.

Seguimos nuestro recorrido que nos lleva a ir caminando entre la plaza Bellini y el cruce con Via del Bosco-Via Divisi. Después de la Via Calderai, a la izquierda, está la fachada restaurada de la iglesia de San Nicolò di Tolentino (5), de muy antiguas orígenes pero reconstruida en época barroca.

Mapa segundo tramo Via Maqueda (2).

Unos pocos metros más adelante, a la derecha, vemos el portal de un antiguo palacio restaurado. Poco después, siempre a la derecha, vemos la elegante fachada de la iglesia de Sant'Orsola dei Negri (6). Ocupando toda la siguiente manzana, se encuentra el Palazzo Gravina di Comitini, sede de la Provincia de Palermo. Después comienza el penúltimo trecho de nuestra calle y, nada más entrar en el, vemos a nuestra derecha, el portal de otro palacio, el Palazzo Montevago. Mientras tanto a nuestra izquierda, haciendo esquina con la Via Divisi, está el recién restaurado Palazzo Sant'Elia (7), utilizado para exposiciones de arte moderno.
Poco antes de que termine la fachada del palacio Sant'Elia vemos, en la acera de enfrente, la pequeña iglesia de la Madonna del Rifugio dei Peccatori Pentiti, adosado a la iglesia está el restaurado Palazzo Chiarandà. Caminando unos metros más non encontramos, esta vez a nuestra izquierda, con el conjunto formado por el convento de Maria Assunta delle Carmelitane Scalze (8) y su pequeña iglesia conventual. Ambos se remontan a la primera mitad del siglo XVII. Después del cruce con Via delle Pergole - Vicolo Santa Rosalia solo nos queda un corto trecho para llegar a la Piazza Sant'Antonino, donde termina la Via Maqueda. En este último trecho vemos a la derecha, en la esquina con Via della Pergole, ocupando toda una manzana (9), el Palazzo Filangeri Cutò. Su portal principal, desde desde el cual se accede a la Via Chiappara al Carmine, es conocido como Arco Cutò, siendo la entrada principal al Mercado de Ballarò desde la Via Maqueda. En este antiguo palacio está también ubicado el Hotel Orientale. La calle termina al cruzar la Porta Vicari (o Porta Sant'Antonino) abierta en el '600, como salida natural de la Via Maqueda, y reformada el 1780 cuando fue adornada con sus dos fuentes.

[]

Algo de historia

La Via Maqueda se creó mientras aún se estaban realizando las obras de rectificación de la antigua calle del Cassaro (la actual Via Vittorio Emanuele). La monumental actuación urbanística, que reformaría por completo la estructura de la ciudad de Palermo, fue impulsada por Bernardino de Cárdenas y Portugal, duque de Maqueda (de aquí el nombre de la calle) marqués de Elche y virrey de Cataluña (antes) y de Sicilia (después). Las obras terminaron a finales del siglo XVI.

A partir del siglo siguiente comenzaron los trabajos de construcción de nuevos edificios, o de reforma de los antiguos, las cuales darán a la nueva calle su aspecto monumental. Sin embargo, algunos trabajos se había adelantado al estreno de la nueva calle, como la creación de la Piazza Pretoria, la construcción de la iglesia de Santa Caterina d'Alessandria y la reforma del Palazzo Pretorio, que desde entonces será la sede de la administración de la ciudad.

La obra más importante del siglo XVII fue, sin duda, la creación de los Quattro Canti, que finalizó en 1620. Después, la construcción de iglesias, conventos y palacios se prolongó por todo el siglo XVII, y también parte del XVIII (por ejemplo los palacios Gravina di Comitini y Sant'Elia fueron creados en el '700).

La fachada de la iglesia de San Nicolò di Tolentino en la Via Maqueda.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License