Lo más destacado de Monreale

Monreale se halla

en la vertiente sur del Monte Caputo, uno de los montes que rodean la Conca d’Oro), a unos nueve kilómetros de distancia del Palacio de los Normandos en Palermo. Fue residencia de los reyes normandos en el siglo XII y sede arzobispal, fundada para contrarrestar el poderío del arzobispado de Palermo que escapaba al control del rey Guillermo II. Hoy se ha convertido en una pequeña ciudad cuyo tejido urbano queda casi unido a el de la capital, donde trabajan muchos de sus residentes. Su Catedral del siglo XII, también conocida como Duomo di Monreale, es uno de los monumentos más visitados de Sicilia.

Monreale - Via D'Acquisto y mirador Conca d'Oro
La Via D'Acquisto y el mirador, de frente se ven la Conca d'Oro y el mar. Calle abajo se encuentra la parada de la línea 389P que sube a Monreale desde el Corso Calatafimi.

El acceso a la Catedral es gratuito (*), desde su interior se puede acceder al Museo Diocesano (precio entrada 3€) y a los tejados de la Catedral (precio entrada 2€), desde donde se tiene una bonita vista del Claustro Benedictino, cuyo acceso se halla en la Piazza Guglielmo II, a la derecha de la fachada principal de la Catedral.

(*) Los horarios de visita son de 8:30 a 12:45 y de 15:30 a 17:00 (de lunes a sábado). Los domingos de 8:00 a 9:30 (después hay misa) y de 15:30 a 17:00. El Museo Diocesano abre de 9:00 a 15:00 (domingo y lunes cerrado).

Monreale - Fachada norte Catedral
La fachada norte de la Catedral vista desde la Piazza Vittorio Emanuele, se ve el pórtico con el único acceso al interior del templo. Pasando a la derecha de la torre-campanario se llega a la colindante Piazza Guglielmo II.

El Claustro Benedictino de Santa Maria la Nuova

es el segundo monumento más importante de Monreale. Su construcción también se remonta al siglo XII. Si la Catedral es mundialmente conocida por los mosaicos que decoran su interior, el Claustro lo es por las esculturas en releve que decoran los capiteles de sus cuatro pórticos, algunas inspiradas en la Biblia, otras reproduciendo figuras mitológicas. Desde el interior del Claustro se accede al Dormitorio dei Benedettini, cuyo interior ha sido restaurado y utilizado para una exposición museal que implementa la del Museo Diocesano. El acceso al Claustro (*) requiere el pago de un billete, cuyo precio es de 6€, e incluye la visita al Dormitorio dei Benedettini.

(*) Los horarios de visita del Claustro son de 9:00 a 19:00 (domingos y festivos de 9:00 a 13:30).

Monreale - Fuente Claustro Benedictinos
La fuente del Claustro, cincelada a semejanza del tronco de una palmera.

Vamos a ver ahora que más hay en Monreale....

¿Que hacer en Monreale?

Una excursión completa a Monreale

requiere, además de las visitas de sus dos monumentos principales, Catedral y Claustro, dos cosas más.

La primera es una visita a la Villa Comunale, aprovechando que el acceso está situado en la misma acera del Claustro (al otro lado de la Catedral). Se trata del antiguo jardín exterior del Claustro benedictino, situado entre el convento y la muralla, cuyos miradores se asoman a la Conca d'Oro y al valle donde el río Oreto baja hacia la ciudad. Para acceder a la Villa Comunale hay que atravesar el Parque Municipal, donde hay un área de descanso con juegos para los niños.

Monreale - Parque Municipal
El Parque Municipal de Monreale con el exterior del Convento Benedictino. Se reconoce la torre sur de la Catedral y, detrás, la estructura de su transepto.

La segunda es un paseo por el eje Via Santa Maria la Nuova - Via Roma - Via Pietro Novelli (la misma calle con tres nombres), y las callejas limítrofes. Se trata del eje viario comprendido entre la Piazza Vittorio Emanuele, frente la fachada de la Catedral, y el Largo Mario D'Aleo, frente la Guardia Municipal de Monreale. Antes de llegar al Largo Mario D'Aleo se halla la casa donde, el 2 de marzo de 1603, nació el celebre pintor Pietro Novelli, como nos recuerda la placa situada en la fachada (ver). Entre pequeños bares frecuentados por lugareños, tiendas de souvenir y demás comercios, no hay que olvidarse de probar el delicioso pan de Monreale, preparado con masa madre y salpicado con semillas de sésamo.

Monreale - Via Pietro Novelli
El principio de la Via Pietro Novelli. A la izquierda la calle sigue, con el nombre de Via Roma, hacia la Catedral. A la derecha se ve la fachada de la iglesia barroca de Santa Caterina de Alessandria, desacralizada y convertida en Biblioteca Municipal de Monreale; sobre el portal puede versa la estatua de Santa Catalina con la rueda, símbolo de su martirio (ver).

Cómo llegar a Monreale

Ir a Monreale en autobús

requiere situarse en la Piazza Indipendenza de Palermo (se halla al salir de la Porta Nuova, al final de la Via Vittorio Emanuele), o en el Corso Calatafimi, y esperar el autobús de la línea 389P.

Los taxis

para subir de Palermo a Monreale, al ser contratados por turistas desde cualquier hotel de la ciudad (o desde el puerto donde amarran los buques de crucero), aplican la tarifa oficial de 120€, que incluye una vuelta de tres horas (Monreale, Capuchinos, Palacio Normandos y Teatro Massimo). Si se quiere ir por libre, y pagar lo mismo que los palermitanos, hay que tomar el taxi desde una parada ćualquiera de la ciudad. Hay que tener en cuenta que puede haber tráfico y que el taxímetro puede llegar a marcar más de lo que supone un trayecto al aeropuerto (unos 40€, ver tarifas Ayuntamiento de Palermo).

El coche de alquiler

es la opción más cómoda, siempre y cuando se quiera aventurarse a conducir entre los indisciplinados automovilistas locales. Es muy recomendable elegir un coche que tenga navegador, o bien tener instalada en el móvil la aplicación TomTom (o similar).

Monreale - Vista aparcamiento municipal
El aparcamiento municipal visto desde la escalera que sube hacia la Via Torres, la cual conecta con la Catedral.

Aparcar en Monreale

es muy difícil. Lo más aconsejable es dejar el vehículo en el aparcamiento municipal de la Via Florio donde también hacen parada los buses de excursión. Una vez dejado el vehículo habrá que subir las escaleras (ver) para llegar hasta la Via Torres que nos lleva hacia la Catedral. Cerca del aparcamiento municipal hay otro de pago que ofrece la comodidad de un ascensor para subir hasta la villa. En los alrededores de la Catedral hay más aparcamientos de pago, todos señalizados.