El Claustro Benedictino visto desde los tejados de la Catedral. A la derecha, sobresaliendo del pórtico, se ve la estructura del loggiato en cuyo interior se halla la fuente.

El Claustro Benedictino de Santa Maria la Nuova, es el claustro del Convento Benedictino que, desde su fundación, a finales del siglo XII, ha administrado la Catedral de Monreale. Todo el conjunto fue construido por voluntad del rey Guillermo II (ver página dedicada a la Catedral) y entregado a los Benedictinos que vinieron a Sicilia desde Cava de' Tirreni, en aquel entonces uno de los centros espirituales y culturales más importantes del sur de Italia.

La visita al Claustro Benedictino puede ser anticipada, mientras aún se está al interior de la Catedral, por un paseo a lo largo de los tejados de la iglesia. Desde allí se goza de una bonita panorámica sobre el claustro y el convento.

Acceso

Se accede al interior del Claustro Benedictino a través del portal situado en el extremo izquierdo de la fachada que perteneció al Convento Benedictino y que hoy es propiedad municipal, en la Piazza Guglielmo II.

El portal exterior del Claustro.

Una vez al interior hay que abonar la entrada, después bajamos por unas escaleras (no hay rampa) que nos llevan a la panda norte del claustro, la que colinda con la Catedral.

El portal interior del Claustro, se ve detrás la escalera que baja desde la entrada.

El Claustro

El rincón suroeste del claustro en el cual se halla el característico loggiato de tres arcos con una fuente en forma de palmera al interior, sin duda el lugar preferido por los visitantes para hacer la foto recuerdo.

El Claustro Benedictino de Monreale es una estructura arquitectónica de planta cuadrada (47 metros de lado) enteramente rodeada por un pórtico que se sostiene sobre 104 arcos apuntados (26 por cada lado). El exterior de los arcos está decorado por unas taraceas de piedra negra de volcán sobre piedra ocre caliza, el mismo tipo de decoración presente en los ábsides de la Catedral de Monreale y en otros monumentos árabe-normandos de Palermo.

Un detalle de los arcos del loggiato que se halla en el rincón suroeste del Claustro. Al centro se ve la característica fuente cincelada como el tronco de una palmera.

En el rincón suroeste del claustro se encuentra un loggiato que encierra una característica fuente con forma de tronco de palmera. Es el lugar preferido de los visitantes para hacer una foto recuerdo. Lamentablemente la fuente, cuyos chorros reproducirían las ramas de la palmera, está apagada.

Un detalle del claustro visto a través del loggiato con la fuente (apagada) en forma de tronco de palmera. Se reconoce la fachada sur de la Catedral con la cúpula de la Capilla de San Castrese, el Santo Patrono de Monreale.

Los arcos descansan sobre unas columnas emparejadas que pueden ser lisas o decoradas con mosaicos árabes. Los capiteles, que descargan el peso del arco sobre ambas columnas, están todos finamente cincelados con unos releves que relatan escenas bíblicas.

La panda norte del pórtico, la que colinda con la Catedral, en correspondencia de la Capilla de San Castrese.

Al centro de cada panda del claustro se hallan los cuatro pasajes que permiten pasar al patio a través de unos caminos que llegan hasta el círculo del centro, donde se encuentran unas palmeras chicas. Los caminos delimitan cuatros áreas del patio en cada cual ha sido recientemente plantado un árbol de olivo.

El patio del Claustro.

[]

Columnas y capiteles

A lo largo del perímetro del patio, colindando con los arcos, se halla otro camino transitable que permite apreciar en detalle las columnas, algunas decoradas con mosaicos, con sus respectivos capiteles, todos finamente cincelados, algunos con escenas inspiradas en la Biblia, otros con representaciones de criaturas mitológicas o decoraciones floreales.

Un capitel decorado con figuras mitológicas, y los mosaicos de su columna. Detrás se ve otro, con decoraciones floreales, cuya columna de marmol queda lisa.

Las representaciones bíblicas, que son una constante del arte árabe-normanda (véase los mosaicos de la Catedral), despiertan la admiración de los visitantes que, desde todos los rincones del mundo, acuden a visitar este Claustro.

Uno de los releves que representan escenas bíblicas.

Información practica

El Chiostro di Santa Maria la Nuova tiene su acceso en el rincón sureste de la Piazza Guglielmo II (ver mapa), muy cerca de la fachada de la Catedral de Santa María la Nueva.

De lunes a sábado desde las 09:00h hasta las 19:00h (último acceso a las 18:30).
Domingos y festivos desde las 09:00h hasta las 13:30h (último acceso a las 13:00).
El precio del billete es de 6€ (3€ con la reducción) e incluye la visita al Dormitorio dei Benedettini.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License