La plaza de la Porta Felice

Al final de la Via Vittorio Emanuele

(ver donde), compartiendo ubicación con la Porta Felice y las Mura delle Cattive, se encuentra esta plaza que sirve de conexión peatonal entre el casco antiguo de la ciudad y su paseo marítimo, el Foro Itálico. Por ello el tramo de muralla que le correspone fue reconstruido recreando la forma de cinco portales abiertos hacia el Foro Itálico. La plaza, atravesada por una calle de trazado semicircular, es terminal de la Navetta arancione centro storico, un servicio gratuito de bus lanzadera que circula por todo el casco antiguo, cada cuarto de hora aproximadamente, desde las 6:30 hasta las 21:12.

Piazza Santo Spirito - la Porta Felice y los portales al Foro Itálico
Desde la izquierda vemos: el pilar sur de la Porta Felice, los portales al Foro Itálico y la escalera que sube a la Passeggiata delle Cattive, el paseo panorámico sobre las Mura delle Cattive. Lo que parece una furgoneta es en realidad un minibus lanzadera parado en la plaza (los cristales se ven pintados por fuera pero son transparentes desde el interior).

La plaza dispone de un área verde en el lugar donde en el pasado se encontraba la iglesia de San Nicolò dei Latini, destruida por un terremoto en 1823 (*). Al retirar los escombros el Ayuntamiento decidió dejar el área despejada, ensanchando la plaza y creando el área verde que, más tarde, será decorada con una fuente del siglo XVIII llamada Fontana del Cavallo Marino. La fuente, obra del escultor y arquitecto Ignazio Marabitti (1719-1797), en un principio se encontraba en el jardín de un palacio señorial del barrio de la Kalsa, el Palazzo Aiutamicristo. Su propietario la vendió al Ayuntamiento que, hacia 1864, la instaló en esta plaza.

(*) El altar de la iglesia se salvó de la destrucción y se encuentra hoy en la cercana iglesia de Santa Maria della Catena, al interior de la Capilla de la Virgen de Gracia (3ª a la derecha).

Piazza Santo Spirito - la Fontana del Cavallo Marino
La Fontana del Cavallo Marino. A la izquierda se ve de perfil el Loggiato di San Bartolomeo.

Desde la plaza se puede enlazar la Via Butera que cruza el barrio de la Kalsa de norte a sur (cambiando de nombre dos veces). Nada más entrar en la calle, a mano derecha, se encuentra una calleja que conecta con la Piazza Marina. A lo largo de esta calleja, cuyo nombre es Piazza Antonio Pasqualino, se encuentra el Museo de las marionetas Antonio Pasqualino.