La puerta del Foro Italico

Abierta en 1637

esta puerta es por antonomasia la conexión de la ciudad con su paseo marítimo, el Foro Italico. Las obras de construcción comenzaron en 1582, cuando durante el virreinato de Marco Antonio Colonna fue terminada la última prolongación de la Via Vittorio Emanuele. En esta misma época el Colonna hizo construir también la Porta Nuova, con la cual quiso conmemorar la victoria naval de la Batalla de Lepanto. Sin embargo mientras la construcción de la Porta Nuova se finalizó en seguida, los trabajos de creación de la Porta Felice se demoraron hasta bien entrado el siglo siguiente. A pesar de ello el Senado, que ya había llamado Strada Colonna el paseo marítimo (*), quiso mantener el nombre de este virrey unido a el de su esposa, doña Felice Orsini, por lo que la puerta fue bautizada como Porta Felice.

(*) Con la llegada de los Borbón a Sicilia, en el siglo XVIII, el paseo marítimo pasó a llamarse Foro Borbonico. El nombre actual, Foro Italico, se remonta a la Unidad de Italia (1860).

Porta Felice - vista desde el jardín frente al Loggiato San Bartolomeo
La Porta Felice vista desde el jardín frente al Loggiato San Bartolomeo. El pilar norte de la puerta, el que vemos en primer plano, no es el original si no el producto de una reconstrucción en la posguerra.

En el año 1637 la puerta fue oficialmente abierta aún faltando la cobertura en forma de cúpula que inicialmente cabía en el proyecto, pero que al final fue descartada. Así la puerta quedó formada por dos pilares separados entre si por la anchura suficiente como para permitir el paso de dos carruajes a la vez. Durante la II Guerra Mundial el pilar norte, el que se encuentra orientado hacia el puerto de la Cala, fue destruido durante el mismo bombardeo que dejó en ruinas el colindante Hospital de San Bartolomeo. Gracias a las numerosas imágenes fotográficas ha sido posible reconstruirlo fielmente a su aspecto originario.

Las dos caras de la Porta Felice

Las cara exterior y la cara interior de la puerta muestran diferente aspecto, además se pueden observar en ellas dos diferentes estilos arquitectónicos. Otra diferencia entre las dos caras es el material de construcción utilizado, cálida piedra caliza para la cara interior y mármol gris, más resistente a las inclemencias del clima, para el exterior.

La cara interior, por donde se comenzaron las obras de construcción en el siglo XVI, es más fiel al proyecto originario y su arquitectura está ligada al manierismo, de moda en Italia a finales del '500, que marca la transición desde el estilo renacentista tardío al barroco. En esta cara ambos pilares se muestran como dos edificios emparejados por su simetría y por los contrafuertes superiores cuya función, abandonado el proyecto de la cobertura, no es funcional si no decorativa.

Porta Felice - cara interior de la puerta vista desde la Piazza Santo Spirito
La cara interior de la Porta Felice vista desde la Piazza Santo Spirito, la plaza desde la cual se sube a la Passeggiata delle Cattive, el paseo-mirador que transita sobre la muralla de la Kalsa.

La cara exterior fue diseñada por los arquitectos Mariano Smiriglio (el mismo que dirigió la construcción de los Quattro Canti), Pietro Novelli (más conocido por su trabajo de pintor) y Vincenzo Tedeschi (cuyo hermano Gregorio esculpió algunas de las estatuas de los Quattro Canti). Las obras fueron llevadas a cabo pocos años después de la construcción de los Quattro Canti y ambos pilares muestran, en su estructura y decoración, varias analogías con el conjunto monumental de la Piazza Vigliena.

Porta Felice - cara exterior de la Porta Felice vista desde el Foro Italico
La cara exterior de la Porta Felice vista desde el Foro Italico.

Como en los Quattro Canti a nivel de la calle se encuentra una fuente; en el primer cuerpo una estatua dentro de un nicho, estatua que en este caso representa una figura inspirada en la antigüedad clásica; y en el remate superior el emblema de la monarquía flanqueado por los del virrey y de la municipalidad (estos últimos faltan en el pilar norte reconstruido en la posguerra). En la esquinas externas de ambos pilares resaltan las estatuas de Santa Cristina (pilar sur) y de Santa Ninfa (pilar norte).

Visita del interior

La Porta Felice tiene en su interior unas oficinas de propiedad del Ayuntamiento y una escalera que permite subir hasta la terraza situada sobre el tercer cuerpo de cada edificio. El pilar sur, orientado hacia el barrio de la Kalsa, abre al público de vez en cuando, debido a alguna iniciativa de puertas abiertas, o bien de forma estable durante todos los fines de semana del mes de octubre, durante la manifestación cultural Le Vie dei Tesori.

Porta Felice - rellano escalera pilar sur
Uno de los muchos rellanos de la escalera que sube hacia la terraza del pilar sur de la puerta.

Al interior se encuentra una escalera que permite subir hasta la segunda planta, donde se encuentra una terraza orientada hacia el Foro Italico y el mar.

Porta Felice - vistas del Foro Italico desde la terraza
Vistas del Foro Italico desde la terraza del pilar sur. La estatua representa Santa Cristina.