El parque público más antiguo de Palermo

Abierto al público en 1778

cuando aún la ciudad quedaba comprimida al interior de su muralla, este parque fue el primero de Palermo. Su creación estuvo ligada a un plano de expansión urbanística hacia sur, plano que no prosperó debido a la cercanía del río Oreto que hacía esta zona algo insalubre para residir. Sin embargo el parque, junto al paseo marítimo Foro Itálico ensanchado en esta misma época, con el tiempo se fue convirtiendo en el lugar de paseo preferido de los palermitanos.

Villa Giulia vista desde Foro Italico
El portal principal de la Villa Giulia visto desde la avenida Foro Italico Umberto I. Este portal queda permanentemente cerrado, sin embargo se puede acceder al parque a través de la cafetería Villa Giulia, situada a muy poca distancia.

Dedicado a doña Giulia d'Avalos

El parque fue emplazado en el Piano di Sant'Erasmo, lugar donde se hacían las hogueras de los condenados por el Tribunal de la Inquisición, situado no muy lejos de aquí en el Palazzo Chiaramonte Steri. De hecho los terrenos formaban parte del antiguo jardín de la familia aristocrática de los Chiaramonte (*). Una vez terminada la construcción de las infraestructuras del parque, en el año 1778, el Senado de Palermo lo dedicó a la virreina doña Giulia Avalos, esposa del virrey Marcantonio Colonna.

(*) En ese entonces la Inquisición aún era vigente, será abolida en el año 1782, pero desde 1749 se les habían retirado a sus oficiales los poderes para condenar supuestos reos.

El parque

La estructura del parque

de la Villa Giulia, diseñada por el arquitecto Nicolò Palma, es la de un típico Jardín Italiano, o sea geométrica. Su planta cuadrada está dividida en cuatro partes iguales por los dos caminos que, procediendo de las cuatro entradas del parque (*), se entrecruzan en el centro, donde se halla una gran plaza circular. Al centro de la plaza circular se halla una fuente redonda adornada con la estatua de un Atlante que sostiene un dodecaedro cuyas caras muestran un reloj solar.

(*) En el lado norte se halla la única entrada de las cuatro que queda abierta. En el lado oeste se halla el portal que comunica con el Orto Botanico. En el lado sur la entrada ha sido murada y en su lugar se halla un estanque. En el lado este, el que mira hacia el mar, se halla el arco del portal principal que ya conocemos.

Plaza central de Villa Giulian
La plaza central de la Villa Giulia, con al centro la Fuente del Atlante. Detrás se ve una de las cuatro exedras añadidas al parque en siglo XIX.

La entrada principal, con sus arcos triunfales de estilo neoclásico, se abre a levante hacia el Foro Itálico, pero queda permanentemente cerrada. Se accede al parque por la entrada norte, situada en el Viale Lincoln casi frente a la Porta Reale.

alt imagen
La planta del parque con la entrada en el Viale Lincoln.

Cada uno de los cuatro cuadrados en los que se divide la superficie del parque está también dividido en cuatro partes, esta vez por unos caminos en diagonal que también se entrecruzan en los puntos medios, formando una equis. Los cuatro caminos en diagonal más cortos, o sea los que conectan las cuatro entradas originarias del parque, forman un rombo perfectamente insertado al interior del cuadrado (ver en 3D). Al interior del rombo se hallan dos caminos circulares, concéntricos a la plaza central, que rompen la monotonía del trazado recto de los caminos principales sin alterar el diseño geométrico del conjunto. El resultado es un entramado de caminos donde, alentados por la brisa marina y la sombra de los árboles, se puede disfrutar paseando un largo rato. Durante el paseo, a veces medio escondidas entre la vegetación, a veces bien visibles en los caminos, se van encontrando los elementos decorativos del parque, algunos de los cuales ostentan cierto valor artístico.

alt imagen
La fuente con la estatua del Joven pescador de erizos. Detras se ve el arco de la monumental entrada principal, hoy cerrada.

El Genio de Palermo

En la plaza semicircular de la entrada oeste, situada frente los pilares de la antigua entrada principal del Orto Botanico (hoy también cerrada), se halla la estatua del Genio de Palermo. Esculpida en 1778 por Ignazio Marabitti, utilizando mármol blanco de Carrara, representa una de las 7 estatuas dedicada al protector pagano de la ciudad, cuya tradición se remonta a los Romanos quienes le otorgaron el título de Genius loci. De las siete estatuas dedicadas al Genio de Palermo (también hay dos pinturas una de las cuales se halla sobre el portal de la Capilla Palatina), dos forman parte de una fuente, siendo la más antigua la que se halla situada en la Piazza della Rivoluzione, no muy lejos de aquí, en el barrio de la Kalsa.

Estatua del Genio de Palermo en la Villa Giulia
La estatua del Genio de Palermo, situada al centro de una fuente (sin agua). Detrás se ve la entrada oeste del parque, cerrada, situada frente a la antigua entrada del Orto Botánico, sobre cuyos pilares se ven las estatuas de Teofrasto y Dioscórides.

El protector pagano de la ciudad está representado vestido con una armadura romana, con la cabeza coronada y rodeado de una figuras alegóricas que representan la ciudad de Palermo (águila), la sabiduría (serpiente), la fidelidad (perro), el poder (fasces) y la abundancia (cornucopia). A sus lados se hallan, también esculpidas por el Marabitti, las alegorías de la Abundancia y de la Cultura. Frente al Genio, en el semicírculo desde donde arrancan los tres caminos que se adentran en el parque, se hallan esculpidas, obra de artistas menores, las alegorías de los peligros que incumben sobre la ciudad (enfermedades, ignorancia, habladuría, etcétera).

alt imagen
A la izquierda la alegoría de la Abundancia, esculpida por el Marabitti. De frente, flanqueando el camino diagonal que conduce a la entrada del Viale Lincoln, se ven las alegorías del Ocio y la Habladuría.

[]

La plaza central

La gran plaza circular, que se halla al centro del parque, ha sido retocada en el siglo XIX, por la mano del arquitecto ítalo-portugués Giuseppe Damiani Almeyda, el mismo creador del Teatro Politeama Garibaldi, quien diseño las cuatro exedras desde donde, en el pasado, los músicos agradaban los frecuentadores del parque.

Exedra en estilo Pompeyano​ en la Villa Giulia
Una de las cuatro exedras en estilo Pompeyano diseñadas por el Damiani Almeyda.

Al centro de la plaza circular se halla la fuente principal del parque que, como las demás, no tiene agua. La fuente está rodeada por una barandilla de fundición, adornada por unas esculturas de niños que recuerdan las de angelitos omnipresentes en las iglesias de la ciudad. Al centro de la fuente se encuentra un Atlante, también representado como niño, que sostiene un globo terráqueo en forma de dodecaedro cuyas caras muestran un reloj solar. Sin embargo el reloj originario, que medía las horas según el sistema horario antiguo (*), se ha perdido y ha sido substituido en 1995 por uno más moderno.

(*) Hasta finales del '700 en el Reino de Sicilia se contaban las horas del día a partir de la media hora después de la puesta de sol.

Atlante con reloj solar de la Villa Giulia
La fuente central de la Villa Giulia. Detrás se ven las dos exedras que flanquean el camino procedente de la entrada del parque.

Información practica

El horario de visitas

es de 8:00h a 20:00h de todos los días de la semana, la entrada es gratuita. No está permitido el uso de bicicletas. Al interior del parque se halla una cafetería, heladería y pastelería, que además ofrece desayunos y comidas.

Estanque de Villa Giulia
El estanque del parque, donde viven varias tortugas de agua y unos patos.