El interior de San Francesco Saverio visto desde el portal.

La iglesia de San Francesco Saverio (ubicación) es un edificio barroco situado en el barrio de la Alberghería de Palermo. Única construcción antigua que se ha salvado de la demoliciones del periodo fascista (1922-1943), llevadas a cabo en esta zona del centro histórico de la ciudad, está rodeada de modernas construcciones de edilicia popular.
Frente a ella se encuentra un mercadillo espontáneo, donde se venden objetos de segunda mano, que se puede considerar como una extensión del Mercado de Ballarò, con el cual se conecta a través de la Via Giovanni Grasso, también repleta de puestos de mercadillo gestionados por lugareños e inmigrantes. La dejadez de los alrededores de la iglesia contrasta con la suntuosidad del edificio, construido entre 1680 y 1710 por la Compañía de Jesús y dedicado a San Francisco Javier.

Exterior

La iglesia se desarrolla sobre una planta de cruz griega al centro de la cual se halla la monumental cúpula, visible desde muchos lugares de la ciudad. La cúpula central está rodeada por cuatro cúpulas más pequeñas que cubren las cuatro esquinas del edificio.
La fachada principal, con su portal de principios del '700, se asoma a la Piazza San Francesco Saverio. En el primer cuerpo se pueden ver unos nichos vacíos cuya finalidad, según el proyecto del arquitecto jesuita Angelo Italia (1628-1700), era la de hospedar unas estatuas de Santos jesuitas que nunca se llegaron a comisionar. Sobre el remate del portal barroco, que descansa sobre don columnas entorchadas, se encuentra un busto de San Francisco Javier (ver detalle). Bajo el busto y sobre el arco del portal puede verse el emblema del Santo, un cangrejo que sostiene la Cruz.

La iglesia vista a través de la Piazza San Francesco Saverio.

El proyecto originario del edificio preveía la presencia de dos campanarios, de los que solo se llegó a construir el derecho, cuya estructura sobresale de la planta cuadrada de la iglesia (ver imagen).

[]

Interior

Al pasar al interior del edificio saltan a la vista las 24 columnas que sostienen las cinco cúpulas y las cuatro bóvedas que cubren el edificio. Doce de estas columnas marcan la planta de cruz griega formada por el eje nave-presbiterio, en cuyos extremos se hallan el ábside y el portal, y por el transepto, en cuyos extremos están los dos altares laterales dedicados a los Santos jesuitas Francisco Javier e Ignacio de Loyola. Los cuatro extremos de la cruz quedan redondeados, como puede verse mirando hacia las semi-cúpulas que los cubren (ver imagen).
Empujando la mirada hacia arriba también se observa la estructura suspendida sobre las seis columnas en la cual descansa el tambor, en forma de exágono, que sostiene las cúpulas de las cuatro capillas situadas en las esquinas del edificio (ver imagen). Cada una de ellas tiene tres ventanas que se abren al exterior y tres arcos a través de los cuales la luz de las ventanas pasa al interior de la iglesia.

El interior del edificio mirando hacia arriba desde la Capilla de la Sagrada Familia, situada a la derecha del presbiterio-ábside. A la izquierda de la imagen vemos la bóveda que corresponde al coro alto, situado sobre el portal, al centro reconocemos el espacio octagonal de la Capilla de San Calcedonio y a la derecha la bóveda del brazo izquierdo del transepto (se ve parte del cuadro de altar dedicado a San Francisco Javier).

La cúpula central se presenta, desde el interior, con un sencillo aspecto (ver imagen). En las pechinas se ven cuatro frescos que muestran momentos de la vida de San Francisco Javier. En el tambor cilíndrico se abren ocho ventanas, separadas entre si por unas pilastras cuyo dibujo sigue ascendiendo hacia la linterna de la cúpula, marcando las ocho secciones que convergen hacia el centro.

Capillas y altares laterales

A la izquierda están la capilla de San Calcedonio, situada bajo la primera cúpula lateral izquierda; el altar de San Francisco Javier, situado en el brazo izquierdo de la cruz del transepto; la capilla del Crucifijo, situada bajo la segunda cúpula lateral izquierda.
A la derecha están la capilla de Santa Rosalía de Palermo, situada bajo la primera cúpula del lado derecho (la que está junto al campanario); el altar de San Ignacio de Loyola, situado en el brazo derecho del transepto; la capilla de la Sagrada Familia.

Área ceremonial

Las bancas de la iglesia están dispuestas en forma de anfiteatro, mirando hacia el centro de la cúpula principal bajo la cual, situada más cerca del presbiterio, se halla la mesa ceremonial (ver imagen). A las espaldas de la mesa, situada en esta posición para ser visible desde todos los rincones de la iglesia, se encuentra la balaustrada de mármol que aísla el área del presbiterio.

El presbiterio y el ábside.

Un púlpito del siglo XVIII ocupa el sector derecho del transepto mientras el izquierdo queda libre para permitir el paso hacia la puerta de la sacristía, situada entre el presbiterio y la capilla del Crucifijo.
El altar mayor en mármol se remonta al 1735 y está dedicado al Cordero de Dios, representado en un releve al centro del frontal de alta. A sus lados se ven los releves que representan los Cuatro Evangelistas (ver imagen). El cuadro de altar representa la Anunciación.

Información practica

La iglesia se puede visitar de lunes a viernes desde las 09:00h hasta las 12:30h.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License