La fachada de la iglesia de Santa maria la Grotta unida al Collegio Massimo dei Gesuiti en la concurrida Via Vittorio Emanuele. A través del portal de la iglesia se accede al interior de la Biblioteca Regional de Sicilia, situada en la primera planta del antiguo centro de estudios jesuita.

Quienes vayan paseando por el tramo superior de la Via Vittorio Emanuele, entre la Piazza Bologni (estatua de Carlos I de España) y la Catedral, notaran un edificio con unas ventanas enrejadas y un alto portal, abierto según la hora y el día, a través del cual se ve un luminoso patio interior con, al otro lado del portal, una estatua de Dante Alighieri (ver imagen). Se trata del antiguo Colegio de los Jesuitas de Palermo, convertido actualmente en la Biblioteca Regional de Sicilia en cuyo interior se custodian más de un millón de libros, siendo la biblioteca más importante de Sicilia. Su origen, al igual de la Biblioteca Comunale de Casa Professa, está ligada a la presencia de los Jesuitas en Palermo, cuya llegada se remonta a la década sucesiva a la fundación de su Compañía, acontecida en 1534.

La iglesia de Santa Maria della Grotta, a través de su portal se accede a la biblioteca.

El gran prestigio adquirido por la Compañía le granjeó los favores de Carlos I de España, que ya conocía la ciudad desde los tiempos de la Jornada de Túnez (1535), el cual hizo entregar a los Jesuitas la antigua iglesia de Santa María della Grotta.
La iglesia será reconstruida a partir del año 1564, finalizándose las obras en 1577. Actualmente la iglesia, desacralizada, representa el acceso público al interior de biblioteca (ver imagen). Después de la construcción de la iglesia, en 1586, comenzaron las obras de construcción del Colegio Máximo en un conjunto de solares colindantes adquiridos por la Compañía. Las obras procedieron con gran rapidez y el 15 de agosto de 1588, por primera vez, se abrió el portal del Cassaro (la calle que hoy se llama Via Vittorio Emanuele). El primer curso de estudios comenzó el 18 de octubre del mismo año.

Con la Supresión de la Compañía de Jesús (1773) y el consecuente secuestro de sus bienes, la institución fue recalificada en 1782, por los Borbón de Nápoles, como Biblioteca Regia (Biblioteca Real) para luego convertirse, después de la Unidad de Italia (1860), en Biblioteca Nazionale. Durante este proceso, a la antigua biblioteca del centro de estudios jesuita se fueron aportando más y más obras, y ya desde entonces se convirtió en la biblioteca más importante de toda Sicilia. A partir del año 1977 la biblioteca ha sido entregada a la Región Sicilia, desde entonces se la conoce como Biblioteca Regional de Sicilia.

El patio interior de la Biblioteca, antiguo claustro del Colegio Máximo Jesuita, abierto en horarios de oficina para que transeúntes y turistas puedan pasar al interior. Se ve el portal que da a la Via Vittorio Emanuele.

Para acceder al interior de la biblioteca hay que rellenar un formulario y entregar un documento de identidad. El recepcionista nos entregará un resguardo que nos servirá, al salir, para que nos devuelvan el documento de identidad. Después se pasa por un molinete y se accede a la sala donde se hallan los ficheros metálicos donde se guardan las fichas de todos los libros custodiados en la primera planta. En esta sala se encuentra la escalera que lleva a la primera planta donde se hallan una gran sala de lectura, recabada en la parte del conjunto jesuita que da a la Via Vittorio Emanuele (ver imagen), y una biblioteca con unas obras de consulta y referencia (diccionarios, enciclopedias, manuales, bibliografías, etcétera) recabada en la parte superior de la que fue la nave de la iglesia de Santa María la Grotta. Entre las obras hay una Enciclopedia Universal Ilustrada en lengua española (ver imagen).

El sector de la biblioteca recabado en la que fue la nave central de la iglesia de Santa Maria la Grotta. A la derecha se ve una de las dos puertas que dan al pórtico de la primera planta del antiguo Colegio Máximo Jesuita.

Desde esta sala de la Biblioteca se puede pasar al pórtico que recorre tres cuartas partes de la primera planta del claustro (ver imagen), el único sector de la primera planta que no tiene claustro corresponde a la "Aula Magna" del centro de estudios jesuita convertida en sala de lectura de la biblioteca. A través del lado este del pórtico se puede bajar hasta la planta baja del claustro (ver imagen), pero no hay que olvidarse de volver a pasar por la entrada principal para que, al entregar el resguardo del pase de entrada, nos devuelvan el documento de identidad.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License