La iglesia de Sant'Antonio Abate es una antigua iglesia de Palermo situada (ver ubicación) a lo largo de la Via Roma, a poca distancia del cruce con la Via Vittorio Emanuele. En la época de su construcción el edificio se hallaba en una elevación del terreno, llamada Piano de Sant'Antonio, que sucesivamente ha sido nivelada durante la creación de la avenida que, procediendo de la Estación Central, cruza el barrio la Kalsa y el la Loggia, al cual esta iglesia pertenece. Por ello Sant'Antonio Abate queda unos metros más arriba del nivel de la calle, lo que hace que resalte entre los edificios de finales del '800 y primeros del '900 que la rodean.

La iglesia de Sant'Antonio Abate vista desde la Via Roma, se ve a la derecha la antigua torre-campanario del siglo XIV.

La historia de esta iglesia comienza hacia el año 1220 cuando fue construido el primer edificio, en aquel entonces a muy poca distancia del mar y de la antigua Porta di Mare, que se abría en el mismo puerto de la ciudad. A esta cercanía con una de las puertas de la ciudad se debe la presencia de la torre, cuya función en un principio fue estrictamente militar, siendo también mayor su altura. Esta fue construida en el año 1313 por la influyente familia aristócrata de los Chiaromonte, de la cual aún puede verse el escudo de armas en la esquina noroeste (a la izquierda mirando desde la Via Roma) de la torre. A la misma altura, la del reloj, también queda en la esquina suroeste de la torre (a la derecha mirando desde la Via Roma) el escudo municipal de Palermo (ver). Cambiadas las necesidades estratégicas y caída en desgracia la familia Chiaramonte, la torre fue transformada en campanario de la iglesia, entonces su altura fue reducida considerablemente para poder instalar la campana.

El actual edificio es el producto de una reforma que se remonta al siglo XVI. Durante esa reforma se añadió la cúpula (1536) cuyo aspecto reproduce la estética de las cúpulas de las iglesias árabe-normandas de Palermo. A finales del siglo XVII, a la estructura en cruz griega de la iglesia se añadió el presbiterio, cuyas obras finalizaron en 1709, dentro del cual se instalaron los escaños para la representación del Senado de Palermo, en el lado derecho, y de la autoridad religiosa, en el izquierdo. En el año 1823 un fuerte terremoto dañó la fachada del edificio que será restaurada en estilo neo-gótico.

El presbiterio con el asiento del arzobispo y los demás escaños de los religiosos.

Exterior

El exterior de Sant'Antonio Abate, debido al restauro de la fachada, no deja suponer la antigüedad del edificio. A diferencia de la torre-campanario, cuyo aspecto medieval es evidente, la iglesia no suele llamar la atención de los turistas que se pasean frente a ella, transitando por la Via Roma hacia la cercana Piazza San Domenico, o bajando por la escalera que conduce a la Piazza Caracciolo, desde la cual arrancan la Via dei Maccheronai, último reducto del decaído Mercado de la Vucciria, y la Via Argenteria, que baja hacia el puerta de la Cala. Sin embargo, quienes conocen mejor la ciudad, saben que se trata de una de las iglesias más antiguas e importantes de Palermo.

La iglesia, con su portal derecho abierto, vista desde la acera de enfrente de la Via Roma.

Se sube hasta el patio exterior por una escalera que, desde la Via Roma, salva el desnivel con lo que queda del antiguo Piano di Sant'Antonio, una plaza frente la iglesia que fue arrasada por la modernización del casco antiguo a finales del '800, cuando la necesidad de una avenida que conectase la estación de ferrocarriles con la zona norte de la ciudad transformó para siempre este sector del casco antiguo, truncando además la conexión entre la Via Venezia, antiguo lecho del río Papireto, y el cercano mercado. A lo pies de la escalera se encuentra, custodiado en la teca de un edículo, una antigua representación en papel maché del Ecce Homo, objeto de gran devoción popular (ver).

Los tres portales de la fachada con las estatuas renacentistas de San Pedro (izquierda portal principal) y San Pablo. A la derecha se ve la transitada Via Roma en correspondencia del cruce con la Via Vittorio Emanuele.

Al llegar al plano de la balaustrada se puede observar el patio verde frente a la antigua torre medieval, en el cual se halla el portal del archivo Parroquial, decorado con una pequeña fuente en mármol (ver).
Para pasar al interior aún queda subir los siete peldaños de escalera que salvaban el desnivel con el antiguo Piano di Sant'Antonio. Antes de subir se puede disfrutar de las vistas sobre la Via Roma que nos ofrece la balaustrada frente la iglesia. Desde allí podemos ver desde cerca las estatuas de San Pedro y San Pablo (ver), obra del escultor renacentista Antonino Gagini, hijo de Antonello Gagini y de su primera esposa Caterina de Blasco.

[]

Interior

El interior de Sant'Antonio Abate es un espacio cuadrado (planta de cruz griega) en cuyo centro, sosteniéndose sobre cuatro arcos que descansan en cuatro columnas monolíticas de mármol, se alza la cúpula que fue añadida a la estructura en 1536 Estas cuatro columnas, aunque las bancas estén dispuestas por todo el espacio interior, separan idealmente las dos naves laterales.

El interior de Sant'Antonio Abate, con el presbiterio de 1709 y las dos capillas laterales del Santísimo Sacramento, a la izquierda, y de San Antonio Abad, a la derecha.

En la nave lateral izquierda, muy cerca del portal izquierdo cerrado por una cortina, se encuentra la fuente bautismal esculpida por Filippo Pennino. Al centro de esta nave lateral, área que corresponde al transepto de la iglesia, está el Altar de la Inmaculada, con el simulacro de la Virgen tallado en madera por el escultor Girolamo Bagnasco (1759-1832). Al final de la nave, a la izquierda del presbiterio, se encuentra la Capilla del Santísimo Sacramento.
Se puede observar como las paredes interiores muestran, coincidiendo con la altura de las columnas insertadas en las esquinas de presbiterio y ábsides laterales, un revestimiento que reproduce el aspecto de los mosaicos de la Capilla Palatina, se trata en realidad de una pintura decorativa, muy lograda, que se remonta al siglo XIX.

La nave lateral izquierda de Sant'Antonio Abate con, al fondo, la Capilla del Santísimo Sacramento cuyo altar renacentista es obra de Antonino Gagini. Se ve de perfil el Altar de la Inmaculada, situado en el brazo izquierdo del transepto que, debido a la planta de cruz griega de la iglesia, se encuentra al centro de la nave.

En la nave lateral derecha se encuentra el Altar del Crucifijo, situado frente al Altar de la Inmaculada al otro lado del transepto. En la misma época en que fue reformada la fachada en clave neo-gótica, primera mitad del siglo XIX, también se acometieron unos retoques al interior del templo. Estos conllevaron el revestimiento de las paredes bajas en mármol blanco y las pinturas decorativas que reproducen el dibujo de los mosaicos árabes de la Capilla Palatina, las cuales en algunos puntos comienzan a desgastarse (ver). Otro detalle arquitectónico añadido fueron los edículos neo-góticos que enmarcan los altares laterales y los ajimeces de las ventanas.

La nave lateral derecha vista desde el presbiterio. Se ve a la izquierda el asiento del Pretor (alcalde), quienes asistía a las funciones religiosas junto al arzobispo.

El presbiterio, añadido al templo en 1709, vino a substituir el ábside central de la iglesia construida en 1220. Su característica es la presencia de los escaños destinados a los miembros del Senado, que ocupaban sus asientos a la derecha, y a los miembros de la Curia Arzobispal, que ocupaban sus asientos a la izquierda. En ocasiones señaladas, reunidas las autoridades políticas y religiosas de la ciudad, se tocaba la Campana Pretoria, ubicada en la alta torre colindante, y se convocaba al pueblo al cual se hacía participe de las decisiones tomadas por sus lideres. La Campana Pretoria, temporalmente, ha sido desmontada del campanario en espera de su restauro.

El presbiterio de la iglesia de Sant'Antonio Abate.

El cuadro de altar, que representa San Carlos Borromeo en procesión, es obra de Giuseppe Salerno, uno de los dos pintores apodados Zoppo di Gangi (el otro fue Gaspare Vazzano). Los cuadros de las paredes laterales retratan unos Milagros del Cristo. Sobre el presbiterio, iluminado desde la derecha por una ventana en forma de medialuna, se alza una segunda cúpula.
Aprovechando la profundidad del presbiterio, al que es permitido acceder durante las visitas, se puede ver el interior de la iglesia en buena perspectiva, con sus cuatro columnas centrales y los tres portales. Sobre el principal, como de costumbre cubierto por un baldaquín de madera, se encuentra el órgano de la iglesia. A la derecha del portal derecho se halla una pequeña teca donde se custodia un Ecce Homo creado por el tallador de madera, especializado en simulacros del Cristo, fray Umile da Petralia. Frente al portal izquierdo, que se halla cubierto por una cortina, se encuentra un simulacro del Cristo con el corazón en llamas.

EL interior de la iglesia visto desde el presbiterio.

Información practica

La iglesia abre a las visitas nada más domingos y festivos, desde las 09:00h hasta las 12:00h.
Las misas se ofician las vísperas de fiestas, a las 17:30h y los domingos (y festivos) a las 11:30h.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License