Entre la Piazza Bellini y la Piazza Pretoria se encuentra la iglesia de Santa Caterina d'Alessandria (ubicación). Construida entre 1580 y 1596, sobre los cimientos de la anterior iglesia conventual, mezcla el estilo renacentista tardío del exterior con el barroco del interior. La iglesia forma conjunto con el Convento de Santa Caterina, que se encuentra actualmente cerrado en la espera de ser transformado en museo.

Recién reabierta al público (otoño 2016), después de algunos años de cierre (debido a la caída de fragmentos de cornisas y estucos y a la precariedad de los soportes de algunas de las estatuas), la visita a la iglesia de Santa Caterina d'Alessandria brinda la oportunidad de admirar uno de los más logrados conjunto decorativo marmóreo del arte barroco en Palermo.

El presbiterio de la iglesia con sus mármoles policromados.

Los frescos de la nave central y de la cúpula, llevan la firma de Filippo Randazzo y Vito D'Anna, dos de los maestros de la primera mitad del siglo XVIII que operaron en la capital de Sicilia. En el año 1769 Francesco Sozzi pintó la bóveda del coro alto, que se halla sobre la entrada, y del sotocoro. En el brazo derecho del transepto se halla un monumental altar barroco, dedicado a Santa Catalina, que custodia la estatua renacentista de la titular de la iglesia esculpida en 1534 por Antonello Gagini.

La fachada principal de Santa Caterina d'Alessandria en la Piazza Bellini. A la izquierda se ve la esquina del Palazzo delle Aquile, sede del Ayuntamiento de Palermo, y el pasaje que conecta con la Piazza Pretoria. A la derecha está el Convento de Santa Caterina que ocupa buena parte de la manzana.

Exterior

El exterior de Santa Caterina d'Alessandria muestra sus dos fachadas entre la Piazza Bellini, donde se asoma la fachada principal, y la Piazza Pretoria, desde la cual se ve la fachada lateral. Su gran cúpula queda bien visible, y en buena perspectiva, desde la Via Maqueda. Todo el conjunto, convento e iglesia, se halla desnivelado con respecto a las plazas y las calles que le rodean, debido a la varias intervenciones urbanísticas que se han sucedido a lo largo de los siglos en esta área de la ciudad.

La fachada lateral vista desde la Via Maqueda, a través de la Piazza Pretoria.

La fachada principal se caracteriza por la presencia de ocho pilastras, agrupadas de dos en dos, que enmarcan su primer cuerpo, con el gran portal renacentista y las dos ventanas que proporcionan luz al sottocoro que se halla en correspondencia de la entrada. Los capiteles de las pilastras, de orden corintio, sujetan, las cuatro salientes del entablamento que separa el primer cuerpo de la fachada del segundo. Sobre el portal puede verse un edículo con un nicho en el cual se halla la estatua de Catalina de Alejandría representada con una rueda, símbolo de su martirio.

Un detalle de la fachada de Santa Caterina d'Alessandria. Se ven el portal, con sus decoraciones de estilo renacentista y el edículo con la estatua de Santa Catalina, los capiteles de las pilastras y las decoraciones del entablamento. La aberturas con celosías permitían a las monjas de clausura mirar al exterior.

En el segundo cuerpo de la fachada de halla una ventana que, orientada hacia sur, proporciona abundante luminosidad al interior. Las pilastras, reducidas a dos por cada lado, también sustentan visualmente las dos salientes del entablamento superior de la fachada. En el remate de la fachada se ve un círculo en el cual se halla un releve con la estrella de 8 puntas, emblema del culto Mariano.

El segundo cuerpo de la fachada de Santa Caterina d'Alessandria.

La fachada lateral queda bien visible desde la Piazza Pretoria y la Via Maqueda. Su estructura es la misma de la fachada principal, con la diferencia que las pilastras van dispuestas de una en una, marcando los distintos sectores del interior del edificio (coro, capillas, transepto y presbiterio).

La fachada lateral de Santa Caterina d'Alessandria vista desde el balcón del Palazzo Bonocore.

[]

Interior

Santa Caterina d'Alessandria es una iglesia de estructura tradicional, con planta de cruz latina y una sola nave, en la cual se abren seis capillas laterales.

El interior de Santa Caterina d'Alessandria visto desde el sotocoro.

La nave de la iglesia vista desde el transepto. Se ven los arcos de las seis capillas laterales y, al fondo, la contra-fachada con el coro alto y la entrada en el sotocoro.

Sobre la entrada, como es normal en las iglesias conventuales, hay un coro alto resguardado tras una celosía de metal. La estructura se sustenta sobre los muros portantes del edificio y sobre tres arcos que descansan sobre dos columnas entorchadas de mármol rojo. Por debajo está el sotocoro donde se halla el portal principal.

El sotocoro en el cual aún perduran (otoño 2016) los trabajos de arreglo de los desperfectos que han causado el cierre temporal de la iglesia.

El coro alto.

Fresco en la bóveda del coro alto, pintado en 1769 por Francesco Sozzi.

El coro alto se conecta con el convento a través de unos corredores situados sobre las capillas y provistos de ventanas que se abren al exterior (ver imagen de fachada lateral) y al interior de la iglesia.

La pared izquierda de la nave donde se adivina, detrás de las celosías de metal, la presencia del corredor que conecta el coro alto con las demás partes del edificio. Sobre el entablamento están las ventanas exteriores en cuyas lunetas se pueden ver unos frescos, algo desgastados, que retratas escenas de la vida de Santa Catalina.

En el brazo izquierdo del transepto se encuentra el portal lateral de la iglesia que, como ya sabemos, da en la Piazza Pretoria. Suele permanecer cerrado, siendo el portal principal el único acceso al interior del edificio.

EL lateral izquierdo de la iglesia con las capilla, una de las dos cantorías que se hallan en el brazo izquierdo del transepto y el portal lateral.

Todas las bóvedas están decoradas con frescos. Mientras los de las bóvedas del transepto y del presbiterio se ven algo mediocres, los de la cúpula, del coro alto y de la nave manifiestan un considerable nivel artístico.

El fresco de la bóveda de la nave, pintado en 1744 por Filippo Randazzo, cuyo tema es: Gloria di Santa Caterina tra Vergini palermitane.

[]

Capillas

La seis capillas, tres por cada lado, están todas decoradas por pinturas del siglo XVII de las cuales se desconocen los autores. En las ocho pilastras que las enmarcan se pueden admirar unos releves, sobre un fondo de taraceas en mármoles policromados y piedras duras, que representan escenas bíblicas u otros temas. En la parte superior de las primeras tres pilastras de cada lado pueden verse tres estatuas de Santas (Inés de Montepulciano, Catalina de Siena y Catalina de Ricci) y otras tres de Beatas (Sancha de Mallorca, Margarita de Hungría y Juana de Portugal y Coímbra).

1ª pilastra a la derecha: Releve con taraceas de mármol y piedras duras inspirado en la Historia de Jonas.

2ª pilastra a la derecha: Releve con taraceas de mármol y piedras duras inspirado en el Sacrificio de Isaac.

Las tres capillas en la pared izquierda de la nave. De izquierda a derecha: Capilla de la Concepción, Capilla del Rosario y Capilla de Santo Domingo.

Capillas lado izquierdo

1ª, Capilla de la Concepción.
2ª, Capilla del Rosario.
3ª, Capilla de Santo Domingo.

La Capilla de la Concepción. El cuadro de altar representa la Inmaculada, en el cuadro de la pared izquierda está representado el Nacimiento de la Virgen, en el de la derecha la Adoración.

La Capilla del Rosario. En el altar están las estatuas en madera de la Virgen que entrega el Rosario a Santo Domingo. Los cuadros de las paredes laterales representan la Virgen con el Niño, a la izquierda, y Pio V que bendice Andrea Doria, a la derecha.

La Capilla de Santo Domingo. El cuadro de altar se inspira en la Cruzada albigense. En la pintura de la pared izquierda se representa la Quema de libros, en la derecha la Virgen del Rosario.

[]

Capillas lado derecho

1ª, Capilla de los Siete Dolores.
2ª, Capilla del Crucifijo.
3ª, Capilla del Carmen.

La Capilla de los Siete Dolores. El cuadro de altar representa Jesús con la Cruz a cuestas. El cuadro de la pared izquierda representa la Última cena, el de la derecha la Deposición de Cristo.

La Capilla del Crucifijo. Detrás del Crucifijo, tallado en madera por un escultor desconocido, se halla el reliquiario. En la pared izquierda se representa La pecadora lava los pies de Jesús, en la derecha La adultera.

La Capilla del Carmen. El cuadro de altar representa la Virgen del Monte Carmelo, el de la pared de la izquierda muestra la Virgen que intercede por las almas del Purgatorio, el de la pared de la derecha muestra la Transfiguración de Jesús.

[]


En esta página

Transepto


El brazo derecho del transepto con el monumental altar dedicado a Santa Catalina de Alejandría.

El área de transepto queda completamente despejada, en el brazo derecho, como ya sabemos, se halla el altar dedicado a la Santa titular de la iglesia. El el brazo izquierdo está el portal lateral, cuyas dimensiones son considerables, que da a la Piazza Pretoria. A los lados del portal, a cierta altura del suelo, se ven dos cantorías (balcones desde donde se asomaban los cantores). Los cuatro pilares que sostienen la cúpula están decorados con las estatuas de cuatro Santos Dominicanos (Santo Domingo, San Tomás, San Pedro de Verona y San Vicente Ferrer) esculpidas por Giovanni Battista Ragusa.

El transepto de la iglesia.

En correspondencia de la cantoría derecha se hallaba el órgano, del cual queda tan solo la estructura que le contenía. Bajo el balcón de esta misma cantoría, en el cual aún quedan restos de unas celosías, se halla el portal del pasaje que baja hacia la cripta, en la cual se daba sepultura a las religiosas.

El brazo izquierdo del transepto visto desde otro ángulo que permite ver el portal dela cripta.

El altar de Santa Catalina fue diseñado a principios del '700 por el arquitecto Andrea Palma. En el se custodia la estatua renacentista de Santa Catalina esculpida en 1534 por Antonello Gagini. Las otras dos estatuas del altar, cuyas autoría se atribuye a Giovanni Battista Ragusa, representan las alegorías de la Fuerza y la Prudencia.

El altar de Santa Catalina con la estatua esculpida por el Gagini.

La cúpula, cuya construcción se remonta a la mitad del siglo XVIII, está decorada con un fresco que representa el Triunfo de los Santos Dominicanos pintado por Filippo Randazzo. En las pechinas se hallan, también pintadas por el Randazzo, las alegorías de los Cuatro Continentes.

La cúpula de Santa Caterina d'Alessandria vista encarando la nave.

[]

Presbiterio


El presbiterio de Santa Caterina d'Alessandria.

El escenario del presbiterio fue disenado por el arquitecto Giacomo Amato, perteneciente a la orden de los Camilianos, quien también creó el proyecto de las iglesias de Santa Maria della Pietà y de Santa Teresa alla Kalsa. El altar mayor, flanqueado por dos Ángeles tallados en madera y recubiertos de plata y oro, está enteramente realizado en piedras duras y cobre dorado. Llama la atención el suelo, decorado con una fantasía de motivos geométricos, que siguen en los peldaños de la escalera que conduce ala altar.

El altar mayor.

El suelo del presbiterio, con su fantasía de taraceas en mármoles policromados.

La cobertura del presbiterio, como la de la nave, es de bóveda sencilla decorada por un fresco pintado por Antonio Filocamo con el ayuda de su hermano Paolo Filocamo, quienes también pintaron las dos pequeñas bóvedas de los brazos del transepto.

La Esaltazione dell'Eucarestia (1725), fresco pintado por Antonio Filocamo y Paolo Filocamo.

Información practica

La iglesia de Santa Caterina d'Alessandria queda abierta al público todos los días de la semana.
El horario de abertura es de 9:30h a 17:30h. La entrada cuesta 2€.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License