Edificio del siglo XII reformado en el XVI

Esta iglesia fue construida en el siglo XII

sobre los cimientos de una villa romana donde, según la tradición, se refugió Santa Águeda de Catania con toda su familia para escapar de la persecución del procónsul Quinziano, antes de ser apresada y regresada a Catania donde sería martirizada. La villa romana surgía en un área de la ciudad muy verde y tocada por el río Papireto, que hasta el siglo XV pasaba muy cerca de allí. Del nombre de Villa, modificado en el curso de los siglos, deriva el actual nombre de Guilla, que se asocia a esta zona de la ciudad.

Sant'Agata alla Guilla - la iglesia vista desde la Piazza Sant'Agata alla Guilla
La iglesia vista desde la Piazza Sant'Agata alla Guilla.

En el siglo XVII se construyó el convento del que todavía queda la estructura colindante a lo largo de la Via del Celso, la calle que baja hacia la Via Maqueda. Al principio de la década de los '90 del pasado siglo la iglesia, ya desacralizada, se encontraba en estado de abandono. En el año 1995 el Ayuntamiento realizó un restauro mirado a prevenir el derrumbe del edificio que, actualmente, queda cerrado al público en espera que sea recuperado para su uso.

Los turistas que pasean por esta zona de la ciudad (ver ubicación), transitando entre la Piazza Sett'Angeli (situada detrás de la Catedral) y la Via del Celso, suelen pararse un rato para admirar el portal renacentista, afortunadamente bien conservado.

Sant'Agata alla Guilla - portal renacentista
El portal renacentista del siglo XVI.
Esta web utiliza cookies. Al quedarte se entiende que estás de acuerdo.
Ver política de cookies +