A la hora de plantearse unas rutas dentro del casco antiguo de Palermo, hay que tomar en cuenta que nos es posible verlo todo en un par de días. Por eso, en función del tiempo que se quiera dedicarle, es mejor trazar con antelación un plan de visita en el cual se incluyan todos los lugares que se quieran conocer.

En general, los lugares de interés del casco antiguo más conocidos y frecuentados, mencionados por todas las guías turísticas, suelen ser:
el Palacio de los Normandos (marcado con el 1 en el mapa de abajo) con la Capilla Palatina en su interior;
la iglesia-desacralizada, con su claustro, de San Giovanni degli Eremiti (2), que queda a un tiro de piedra de la entrada del Palazzo dei Normanni;
la Catedral (5), a la cual se llega, desde San Giovanni degli Eremiti, a través de la Via del Bastione, cruzando la Piazza della Vittoria (3) y pasando delante del Palazzo Sclafani (4);
bajando hacia el puerto están los Quattro Canti (6), cerca de los cuales se halla la Piazza Pretoria (7), frente al Ayuntamiento, desde donde se accede a la Piazza Bellini, con sus iglesias de Santa Maria dell'Ammiraglio y de San Cataldo (8);
el Mercado de la Vucciria (9), en cuyo extremo, a lo largo de la Via Roma, se halla la Piazza San Domenico (10), donde están la iglesia de San Domenico y la Columna de la Inmaculada;
la Piazza Marina (11), con el Palazzo Chiaramonte Steri (12), también son parte de la lista que se suele proponer a todo visitante.

Esta lista también suele incluir la principal salida al mar del casco antiguo, que es la Porta Felice (13), ubicada en la Piazza Santo Spirito, cerca de la escalera que sube a la Passeggiata delle Cattive (13), cuyo agradable paseo puede concluir un día provechoso de excursión por el casco antiguo de Palermo. Conclusión tal vez amenizada por un helado o refresco tomado en uno de los bares-terraza que se encuentran en el paseo marítimo del Foro Itálico, bajo las murallas de la Kalsa.

Al fijarnos en la ubicación de estos lugares, no podemos dejar de notar que se encuentran todos a lo largo, o en las inmediaciones, del eje de la Via Vittorio Emanuele (trazo en color azul-claro).

Ahora bien, si nada más queremos dedicar un día al casco antiguo de Palermo, esta ruta es la más aconsejable, tal vez añadiendo algún sitio mas que vayamos descubriendo sobre la marcha, o del que nos haya llegado noticia. En cambio, si queremos conocer más a fondo la ciudad, deberemos alejarnos de las calles principales (Via Vittorio Emanuele, Via Maqueda y Via Roma). Lo que implica ir a conocer, uno por uno, sus cuatro barrios históricos: la Kalsa, la Albergheria, el Seralcadio y la Loggia.

[]

Los Quattro Mandamenti

Cómo veremos más abajo en esta misma página (Antiguos barrios de Palermo), el núcleo central de la ciudad medieval (barrios de la Galka y del Cassaro) fue, hasta el siglo XII, bastante distinto de cómo es ahora. A principio del siglo XII los procesos de reducción del cauce de los ríos y del espejo de agua del puerto, ambos debidos a la sedimentación, produjeron unos cambios importantes al interior de la ciudad. Cuando estos procesos llegaron a su fin, en el siglo XVI, hubo unas importantes obras publicas que transformaron esos ríos en canales subterráneos, mientras que sus cauces fueron rellenados y transformados en calles (el Kemonia en el eje Via Porta di Castro - Via Zuppetta - Via del Ponticello y el Papireto en el eje Via dei dei Candelai - Via Venezia). En esta misma época (siglo XVI) se dibujó el actual perfil del muelle del puerto de La Cala y la ciudad comenzó a adquirir su configuración actual con los Quattro Mandamenti que actualmente se reparten su territorio. En esta nueva configuración, casi todos los lugares de interés que se ubicaban en los dos barrios originarios de Palermo (la Galka y el Cassaro), cuya origen se remonta a le época fenicia (siglo VIII antes de Cristo) y que constituyeron el "casco antiguo" de la ciudad árabe-normanda, se encuentran en los alrededores de la Via Vittorio Emanuele. Todos los demás lugares de interés del casco antiguo se encuentran repartidos en los Quattro Mandamenti, estos son:

Mandamento Kalsa - Tribunali

En la Kalsa los lugares de interés se reparten a lo largo de todo el territorio del barrio, el más rico de bienes monumentales entre los cuatro. A este barrio habría que dedicarle un día completo, pues hay mucho por ver en su interior (ver la página correspondiente). Es difícil escoger lo más destacado, aunque sus museos (Palazzo Chiaramonte Steri, Palazzo Abatellis, Galleria d'Arte Moderna Sant'Anna y el museo privado Stanze al Genio), juntos con la iglesia de Santa Maria dell'Ammiraglio, tal vez puedan serlo.

Mandamento Albergheria - Palazzo Reale

En la Albergheria, además del área colindante a la Via Vittorio Emanuele, hay un núcleo importante de lugares de interés en la zona "baja" del barrio, entre el conjunto de Santa Chiara, el ajetreado Mercado de Ballaró y la Via Maqueda (esta es el área más interesante de este barrio). En la zona alta del barrio está la iglesia de San Giovanni degli Eremiti, cuya visita se puede programar para cuando se vaya a ver Palacio de los Normandos, pues ambos quedan muy cerca entre si.

Mandamento Seralcadio - Monte di pietà

En el barrio del Seralcadio el área de mayor interés está comprendida entre la Catedral, la Porta Carini (entrada al bullicioso mercado de Il Capo) el Teatro Massimo y la peatonal Via Maqueda. También este barrio, como la Kalsa, es muy rico en bienes monumentales. No hay que perderse el conjunto monumental de Sant'Agostino, ubicado entre el mercado y el Teatro Massimo.

El interior de la iglesia de Sant'Agostino (también conocida como Santa Rita), en el barrio del Seralcadio.

Mandamento La Loggia - Castellammare

En el barrio de Loggia el área de mayor interés se encuentra entre la monumental iglesia de San Domenico (ubicada al fondo de la plaza homónima, tocada por la Via Roma) y la zona portuaria. Si se va a pasar por la Via Vittorio Emanuele, cerca del cruce con la Via Roma, no hay que olvidarse entrar en la Via Roma donde, muy cerca del semáforo, está la iglesia de San Antonio Abad y, bajando por las escaleras que hay al lado del templo, pasar por la Piazza de la Vucciria (el decadente mercado del barrio) y desde allí entrar en la Via Argenteria donde, casi al principio, se encuentra la iglesia de Santa Eulalia, sede del Instituto Cervantes de Palermo.

El Oratorio de Santa Cita, en el barrio de la Loggia.

[]

Rutas de excursión

Volvamos ahora al tema de plantearse unas rutas para conocer más a fondo el casco antiguo. Si queremos dedicar unos días (tal vez tres o cuatro) a conocer el centro histórico de Palermo, lo mejor que se puede hacer es poner a un lado esa ruta preestablecida alrededor de la Via Vittorio Emanuele, de la que hablamos a principio de página, y dibujar unos recorridos más ajustados a la estructura de los 4 barrios históricos, los Quattro Mandamenti. En esta guía salen dibujados tres recorridos por cada barrio (cuatro en el caso de la Albergheria). Estos tan solo son una sugerencia, como medio para orientarse dentro del laberinto de calles de cada mandamento, pero todos ellos pasan delante, o en las cercanías, de los principales lugares de interés que, en las 4 páginas dedicadas a cada uno de los Quattro Mandamenti, están marcados con unos números sobre el mapa. De ese modo podermos ubicarlos con facilidad, extraer unas noticias a través de internet (incluso ver como son a través de la búsqueda de Google Imágenes), elegir aquellos que queramos conocer y dibujar nuestra ruta de excursión.

La Via Orologio en el barrio de la Loggia.

[]

Antiguos barrios de Palermo

Antes de conocer, uno por uno, los Quattro Mandamenti, vamos a hacernos una idea de como fue la ciudad en la edad media. Época durante la cual se han creado esos monumentos, únicos al mundo, que son el principal atractivo turístico de Palermo.

Sabemos que las dos calles céntricas del casco antiguo (Via Maqueda y Via Vittorio Emanuele) se cruzan en la Piazza Vigliena, donde los Quattro Canti, formando una cruz que divide toda el área histórica de la ciudad en cuatro barrios. Esta configuración de la ciudad, que se remonta a principios del siglo XVII, se superpuso a los cinco barrios medievales cuya estructura se había configurado a partir del siglo IX.

En aquel entonces la zona de Piazza Marina aún estaba sumergida, pues el drenado del delta del río Kemonia (lugar donde se hallaba la plaza) se remonta al siglo XIII. Tampoco aún se había drenado la zona de las Cappuccinelle. En esta zona de la ciudad, el río Papireto se ensanchaba hasta formar un lago que, hasta el siglo XIII, hacía parte del área portuaria (había un muelle cerca de la Catedral). Este lago se fue convirtiendo en marismas hasta que, a finales del siglo XVI, no será drenado.

Reconstrucción (aproximada) de la ciudad antigua sobre el mapa de la moderna.

En el mapa de arriba vemos una reconstrucción aproximada de la estructura del casco antiguo en el siglo XII. Los números corresponden a los cinco barrios medievales de Palermo y se relacionan con los párrafos que salen a continuación.

La Galka (1)

Es la zona donde los Fenicios, procedentes de la ciudad de Tiro (en el Libano actual), fundaron el primer núcleo de la ciudad. Se encuentra en la zona más alta del casco antiguo, y la más alejada del mar. Corresponde a la zona llamada por los historiadores: Paleopolis. Para conectar este primer núcleo urbano con la zona portuaria, los Fenicios trazaron la calle que hoy es la Via Vittorio Emanuele. Este antiquisimo barrio, en época árabe fuertemente amurallado y aislado del resto de la ciudad (de aquí el origen de su nombre al-Halqâh: la cinta amurallada), se encuentra hoy repartido entre el Mandamento Albergheria (zona Piazza della Vittoria, Palacio de los Normandos), y el Mandamento Seralcadio (zona Palacio Arzobispal, Catedral y la Muralla del Papireto ubicada detrás de los cuarteles que hay cerca de la Porta Nuova).

El Cassaro (2)

Es la otra área que también se remonta a la época fenicia. Se trata de la zona de expansión de la ciudad fenicia, surgida alrededor de la calle Cassaro (hoy Via Vittorio Emanuele), entre los ríos Kemonia y Papireto que en aquel entonces desembocaban en la ensenada del puerto. Es la zona que los historiadores llaman la Neápolis. En la época árabe-normanda este barrio llegaba un poco más abajo de la Via Roma y estaba también rodeado por una muralla. Este barrio quedó repartido entre los Quattro Mandamenti y se queda delimitado, hacia el interior por la línea que va desde la Catedral hasta el área detrás del Palacio Sclafani, hacia el puerto por las calles Salita Sant'Antonio y Via degli Schioppettieri, donde quedan restos de la muralla fenicio-romana (al igual que en el zócalo de la iglesia de San Cataldo).

Durante un cierto periodo la ciudad se ha ido expandiendo a costas del puerto, al reducirse su ensenada por la acción de los sedimentos de los ríos. Entre el '200 y el '500 la orilla fue avanzando hasta donde queda en la actualidad. Si se observa con cuidado el dibujo de las calles del casco antiguo, se puede divisar en ellas todo este proceso. También hubo un proceso de reducción de la anchura de los ríos, que hoy se han quedado como canales subterráneos de desagüe.

El Seralcadio (3)

Su tejido urbano se creó, a norte del río Papireto, a partir de conquista árabe. En principio fue el barrio de los Schiavoni, las poblaciones eslavas que formaban la milicia del Emirato. Más tarde tomaría el nombre de Seralcadi. Sucesivamente, al expandirse, sería dividido en Seralcadi in Capite Superiori (Il Capo) y Amalfitania (La Loggia). Este antiguo barrio queda repartido entre el Mandamento que toma su nombre y el Mandamento de La Loggia. (Fijarse, en el mapa de arriba, en la pequeña laguna que antiguamente hacía parte de la zona portuaria a la cual estaba conectada por el delta del río; esta laguna fue drenada y su territorio urbanizado a principios del '600)

La Albergheria (4)

Se creó también, al igual del barrio de los Schiavoni, durante la época árabe, pero a sur del río Kemonia. En principio hubo dos barrios distintos, el Barrio Nuevo y el Barrio de las Mezquitas, que durante la época de los Normandos acabarón juntandóse. Durante el reinado de Federico II, sus linderos quedarán claramente definidos. Casi todo el antiguo barrio queda al interior del mandamento que toma su nombre, tan solo una parte muy pequeña de el ha quedado incluida en el mandamento de la Kalsa por el trazado de la Via Maqueda y la abertura de la Puerta Vicari.

La Kalsa (5)

Su creación se remonta a la llegada del califato de los Fatimíes que, a principio del siglo X, suplantaron los Aglabíes. En principio estaba completamente aislada de la ciudad por el río Kemonia, el mar y una muralla. Esta última la separaba de las barriada que se hallaban a sur del río Kemonia. Entre la Kalsa y esta barriada había unas huertas en las cuales, más tarde, se fueron creando las Juderías. Estas quedaban entre la actual Via Maqueda, a la altura de la Iglesia de San Niccolò di Tolentino, y la zona del Vicolo Meschita (parte del antiguo mercado de Lattarini que quedó diezmado por la creación de la Via Roma). Este antiguo barrio queda completamente al interior del mandamento Kalsa que ha heredado su nombre.

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License