Palermo y el mar

Pànhormos

es el nombre que los Griegos dieron a la ciudad de Palermo, nombre que procede de la union de dos palabras del griego antiguo, pan, que significa todo, y hòrmos, que significa puerto. Este nombre fue adoptado por la ciudad, que nunca perteneció a los Griegos, al entrar en la órbita política de Carthago, en substitución del nombre más antiguo, Sys, que le dieron sus fundadores Fenicios quienes, como nos dicen los libros de historia, procedían de la ciudad de Tiro (en el actual Libano).

Con una ligera modificación de su pronuncia, Panormus (*), los Romanos mantuvieron su nombre, después de haber conquistado la ciudad durante la primera guerra púnica (264-241 a. C.). La relación de Palermo con su mar es tan antigua como su nombre y, a lo largo de los siglos, ha caracterizado su historia, hasta convertirla en la capital de Sicilia.

(*) Con la llegada de los árabes, quienes convirtieron la ciudad en capital de Sicilia (la capital anterior fue Siracusa) el nombre cambió en Balarm (la "a" central se pronunciaba como una "e"). Al llegar los normandos el nombre fue latinizado una segunda vez, pero manteniendo, en la escritura, esta a central pronunciada como una e: Balermo, de donde obviamente procede el actual Palermo, que recupera la "P" inicial del topónimo latino.

Puerto de la Cala con Monte Pellegrino al fondo
El puerto de la Cala con el Monte Pellegrino al fondo.

Haciendo frente al mar, y protegiendo su puerto de las inclemencia del tiempo, se halla el Monte Pellegrino. Su presencia, desde la antigüedad, está asociada a la ciudad y a su protectora, que en el pasado fue la diosa Tanit, a la cual fue construido un santuario que se halla hoy situado al interior del que está dedicado a Santa Rosalía de Palermo.

El nombre de Monte Pellegrino

no tiene nada que ver con el acto de ir en peregrinaje, aunque se halle bajo su cumbre el Santuario de Santa Rosalía, al cual palermitanos e inmigrantes de Fe Cristiana suelen ir en peregrinaje los domingos. De hecho los orígenes de este nombre se remontan a una época en la Cristo aún no había nacido: Los Romanos utilizaban el termino "Peregrinus", que acabó siendo en latín sinónimo de extranjero, para designar los otros pueblos (no romanos) que vivían bajo su dominio. Después de la conquista de Palermo (254 a.C.), muchos de los "peregrinus" que habitaban la ciudad se refugiaron en el monte y siguieron dando batalla, durante tres años, para no someterse al dominio de Roma. Por ello se le quedó al monte el nombre de Mons Peregrinus.

Litoral urbano de Palermo

13 kilómetros de costa

es lo que mide este litoral, configurando la mitad occidental del Golfo de Palermo. A lo largo de este litoral transita la carretera SS113, la misma que sigue toda la costa norte de Sicilia, desde Mesina hasta Palermo.

El litoral de Palermo con evidenciado el trazado de la carretera SS113.

En la parte central de este litoral urbano se hallan el Puerto de Palermo y el área frente al centro histórico de la ciudad. Esta última se reparte entre el Puerto de la Cala, el último reducto del antiquísimo puerto de la ciudad (muy reducido en tamaño con respecto al pasado), y el Foro Itálico, el paseo marítimo de la ciudad.

En su parte orientada hacia norte se halla el Monte Pellegrino cuyas laderas, antes de volverse muy abruptas, acogen dos antiguas aldeas surgidas alrededor de unos puertos de pescadores. Aldeas hoy convertidas en barrios urbanos.

Su parte orientada hacia este se identifica con parte del litoral de la Conca d'Oro, un área de barrios populares (Settecannoli y Roccella) que colinda con el polígono industrial de Palermo, situado tierra adentro cerca de la línea del ferrocarril. Este tramo de costa, a pesar de los recientes esfuerzos por revalorizarle, no tiene mucho interés turístico.

Mapa litoral urbano de Palermo y Monte Pellegrino
Mapa litoral urbano de Palermo y Monte Pellegrino​. En rojo ladrillo quedan marcados los lugares de interés.

Los lugares de interés del litoral urbano

quedan, la mayoría de ellos, bastante alejados entre si. Vamos a enumerarlos comenzando por la bocana del río Oreto donde, a unos doscientos de metros a levante de la misma, se halla el antiguo Deposito de Locomotoras del ferrocarril, transformado en Ecomuseo Mare Memoria Viva (ver).

Jardín del Foro Italico
El jardín del Foro Italico, situado entre el paseo marítimo y la carretera..

Procediendo por la carretera SS113 en dirección norte se llega al Foro Itálico, al cual se asoma la Villa Giulia a su vez colindante con el renombrado Jardín Botánico de Palermo. También se trata de un acceso natural al casco antiguo debido a la facilidad con la que se puede aparcar (sobre todo en el área frente la Villa Giulia).

El Puerto de la Cala es otro lugar de interés, recién transformado en puerto turístico y dotado de un bonito paseo que le recorre en ambos lados.

Puerto turístico de la Cala
El Puerto turístico de la Cala. Detrás de los mástiles de los barcos se ve el Monte Pellegrino.

Entre el puerto de la Cala y el puerto comercial se halla el Parque arqueológico del Castellammare, con las ruinas del antiguo castillo que vigilaba la bocana del puerto.

alt imagen
Las ruinas de una torre del Castellammare, sitadas al interior del parque arqueológico. Detrás se reconocen las iglesias de San Giorgio dei Genovesi (tambor octagonal) y de Santa Cita (a su izquierda, detrás del edificio blanco), donde se halla el Oratorio de Santa Cita.

Se sigue adelante, pasando frente al Puerto de Palermo donde, en el Muelle Piave, suelen amarrar los buques de crucero que visitan Palermo. Al desviarse ligeramente de la carretera SS113, bordeando la calle de los astilleros que sigue en paralelo a nuestra ruta, se llega hasta el final de una calle ciega donde, situado en el antiguo arsenal de la ciudad, está el Museo del Mare.

alt imagen
El mirador situado al interior del complejo hospitalario Enrico Albanese. A la izquierda se ve el puerto de la Arenella con la torre circular que forma parte del conjunto Liberty (modernista) de la Tonnara Florio. Detrás del puerto hay una playa frecuentada por los habitante de este barrio.

Al acercarse a las laderas del Monte Pellegrino se encuentra el puerto turístico de Marina Villa Igiea y, poco después, está el puerto de la Arenella, junto al cual se halla una playa frecuentada por los habitantes del barrio. Entre los dos puertos se encuentra el Hospital Enrico Albanese, desde cuyo paseo marítimo se disfruta de una bonita vista de la costa y del puerto de la Arenella. Más adelante se encuentra la borgata (aldea) de Vergine Maria, con su almadraba transformada en restaurante, donde hay una pequeña playa de arena mixta a guijarros y una renombrada heladería con terraza sobre el mar.

Costa de Vergine Maria con antigua almadraba
Bajo las laderas de Monte Pellegrino, poco antes de se vuelvan más abruptas, se halla la antigua aldea de Vergine Maria. Se ve parte de su antigua almadraba. Al otro lado del muelle se encuentra una pequeña playa de guijarros. La foto está hecha desde la terraza de una conocida heladería.

[]

El Monte Pellegrino

La Reserva natural de Monte Pellegrino

fue creada en 1996 y es amparada por las reglamentaciones de la Región Siciliana. Se compone de dos zonas, la A y la B. La primera se identifica con el Monte Pellegrino, la segunda con el Parque de la Favorita que se halla a oeste del monte, donde se halla la Piana dei Colli.

Hay una carretera que sube al monte desde la ladera sur, la que mira hacia el puerto, y baja por la ladera noroeste, la que mira hacia Mondello. Lamentablemente, debido a unos derrumbes, el tramo de carretera que conecta con Mondello está cerrado al tráfico (su nombre es Via Monte Ercta, el antiguo nombre fenicio del Monte Pellegrino). Solo es posible transitar, desde hace unos cuantos años, en la mitad del monte donde se hallan el Santuario de Santa Rosalía y el Mirador de Monte Pellegrino.

Las laderas del monte, que se pueden apreciar a lo largo de la carretera que sube al monte (también hay, como veremos más adelante, un camino peatonal), presentan la vegetación asociada a este tipo de ecosistema mediterráneo. Está presente la palmera enana, la chumbera, la alcaparra, la esparraguera, el cavolo rupestre (una especie endémica de Sicilia), además de un sinfín de especies de flores (*) que, entre marzo y mayo, hacen que sea un verdadero deleite contemplar el paisaje. Entre los habitantes del monte encontramos el zorro rojo, la comadreja, el jabalí y el murciélago grande de herradura. Este último viviendo en las 64 cuevas que hay en el monte, algunas de las cuales presentan grafitos del Paleolítico y del Mesolítico (estas están cerradas al público).

(*) En el Monte Pellegrino se encuentran unas 27 especies y subespecies de orquídeas (ver en Wikipedia Italia).

Via Bonanno Pietro poco antes de llegar al Santuario de Santa Rosalía
La Via Bonanno Pietro poco antes de llegar al Santuario de Santa Rosalía.

Cómo subir al Monte Pellegrino

Para subir al Monte Pellegrino, hay tres opciones (sin contar con las excursiones organizadas): utilizar el transporte público, disponer de un vehículo, subir caminando por el camino de los peregrinos creado en el siglo XVII.

La línea de los autobuses urbanos que sube al Monte Pellegrino es la 812. Su itinerario comienza en la Via Francesco Crispi frente al puerto (delante del muelle donde amarran los buques de crucero) y termina en el mirador de Monte Pellegrino, haciendo parada, entre otros lugares, en la Via Roma, en el Politeama, en el Viale della Libertà, en el Giardino Inglese y, por supuesto, delante del Santuario. Se puede ver su recorrido en la página de Google Maps (ver ruta) o bien en la página de Moovit (ver ruta), la aplicación asociada a la empresa de autobuses urbanos.

Para subir con el vehículo (lo mejor sería disponer de un navegador), y también para subir por el camino peatonal, hay que situarse en la plaza Largo Antonio Sellerio, desde donde arrancan las dos opciones para subir al monte, la carretera y el camino peatonal. La carretera, bien ancha y transitada incluso por autobuses, se llama Via Bonanno Pietro. Esta carretera une la plaza Largo Antonio Sellerio con el Santuario de Santa Rosalía, en el Monte Pellegrino (ver ruta).

Mapa litoral de Palermo y Monte Pellegrino con rutas marcadas
Rutas marcadas en el mapa de la zona. La Via Bonanno Pietro y la Via Monte Ercta quedan marcadas por un trazo en color naranja. En color amarillo queda marcada la Via Padre Giordano Cascino, que conduce hasta el mirador.

Después del santuario, la Via Bonanno Pietro cambia de nombre y pasa a llamarse Via Monte Ercta siguiendo su recorrido por el monte hasta bajar por la ladera norte, llegando hasta el Viale Margherita di Savoia, la avenida que cruza el Parque de la Favorita llegando a Valdesi-Mondello. La Via Monte Ercta se halla en buena parte cerrada debido a derrumbes de piedras ocasionados por terremotos y otros fenómenos naturales. En el punto en que termina la Via Bonanno Pietro y comienza el breve tramo de la Via Monte Ercta que se puede transitar, hay una bifurcación (a la derecha viniendo del santuario) que se llama Via Padre Giordano Cascino. Esta calle, atravesando un paisaje típicamente montañés, sube hasta el Belvedere di Monte Pellegrino, el principal mirador del monte que presenta una magnificas vistas sobre el mar y parte de la costa norte de Sicilia, en dirección de levante. Si hay buena visibilidad es posible ver la isla de Ustica, situada hacia norte a poco más de 61 kilómetros, y las Islas Eolias, situadas a unos 100 kilómetros al este.

Tramo del Itinerarium Rosalie
Un tramo del Itinerarium Rosalie, el camino que sube hasta el Santuario de Santa Rosalía.

El camino peatonal que sube al monte es el Itinerarium Rosalie. Fue creado en el siglo XVII después del descubrimientos de los restos mortales de Santa Rosalía en la cuva donde hoy se halla su santuario. Se trata de un recorrido empedrado, enteramente peatonal, que suele hacerse para pedir alguna gracia a la Patrona de la ciudad, o simplemente para ejercer una sana actividad de senderismo. Otro camino, el más antiguo, es el de la Gola del Porco (Garganta del Puerco) que fue utilizado por cazadores antes de la creación de la reserva natural y que sigue siendo utilizado por los excursionistas. Se accede a el desde el Parque de la Favorita, el camino es el mismo que sale desde la Villa Niscemi y se adentra en el parque, cruzando en perpendicular las dos carreteras que cruzan el parque.

[]

Lugares de interés del Monte Pellegrino

Todo el monte representa, de por si mismo, un lugar de interés. Los amantes de la naturaleza pueden explorar sus bosques, que se alternan en su cumbre entre empinadas laderas y precipicios (a los que hay poner muchísima atención, pues no están señalizados).

Vista paisaje desde Monte Pellegrino
Vista desde Monte Pellegrino. Muy cerca se ve la la garriga de la cumbre del monte que termina en precipicio, abajo está la Piana dei Colli y al fondo se ven los montes Billiemi (izquierda) y Gallo (derecha), entre ellos está la localidad costera de Sferracavallo.

Subiendo por la única carretera de momento transitable se pasa delante de un desvío hacia el Castel Utveggio, un edificio modernista de los años '30 del pasado siglo cuyo aspecto hace que se parezca a un castillo. Fue construido con la finalidad de ser un hotel de lujo que, en el ambicioso proyecto inicial, iba a esta conectado con la ciudad a través de un teleférico. La actual carretera fue construida por el mismo promotor, el empresario Michele Utveggio. Debido al estallido de la II Guerra Mundial el establecimiento cayó en desgracia, quedando en estado de abandono hasta que la Región Siciliano lo adquirió (1984). Después de su restauro el lujoso hotel ha sido la sede de un centro de estudios, luego clausurado. Durante la visita del Papa Juan Pablo II, una de sus habitaciones ha sido habilitada para hospedar el pontífice durante su visita pastoral a Palermo (noviembre de 1995). El Castel Utveggio no está de momento abierto al público aunque se espera que, en un fecha aún sin determinar, se pueda visitar con unas excursiones organizadas (autobús desde la ciudad + visita guiada) por la misma fundación que administra las visitas al Palacio de los Normandos. Su color rosa y su ubicación, que lo hace visible desde toda la Conca d'Oro, lo han convertido en uno de los iconos de la ciudad.

Castel Utveggio visto desde la carretera que sube al santuario de Santa Rosalía
El Castel Utveggio visto desde la carretera que sube al santuario de Santa Rosalía. Al fondo se ven los Montes de Palermo que delimitan el área de la Conca d'Oro donde se halla la zona moderna de la ciudad de Palermo.

El Santuario de Santa Rosalía es un lugar que todo turista que hace estancia en Palermo acaba por visitar. Incluso entre aquellos que tan solo hacen escala con un buque de crucero, hay muchísimos que contratando un taxi-tour (es la mejor opción si se dispone de poco tiempo) visitan el Santuario y el Mirador de Monte Pellegrino.

El Belvedere di Monte Pellegrino (mirador), donde hace terminal el bus de la línea 812, está orientado hacia el mar (noroeste y este). Si no hay bruma es posible ver la isla de Ustica, que dista unos 67 kilómetros, y las islas Eolias, situadas a norte de la provincia de Mesina. También ofrece, desde su punto más alto donde se halla la Estatua de Santa Rosalía que vela sobre el mar (ver), una vista de postal del Golfo de Palermo.

Vista paisaje desde Monte Pellegrino
Vista del Golfo de Palermo desde el lugar más alto del Mirador de Monte Pellegrino.

Además del Belvedere di Monte Pellegrino hay más miradores, repartidos a lo largo del monte, desde donde se puede disfrutar del pasaje. Incluso desde la carretera, eligiendo con cuidado el lugar donde pararse (si se va in moto en mucho más fácil), se puede disfrutar del paisaje.