En sencillo interior de la iglesia de San Nicolò di Bari. Se ven los pilares que han substituido, para dar mayor estabilidad a la nave central, las originarias columnas formadas por bloques de piedra caliza.

La iglesia de San Nicolò di Bari (San Nicolás de Bari) es una de las iglesias más antiguas del barrio del Albergheria (ubicación). Su presencia en esta zona de la ciudad está documentada a partir del año 1259 con el nombre de San Nicoló dei Latini (*). El actual edificio es el producto unas intervenciones arquitectónicas que se han llevado a cabo durante la primera mitad del siglo XVIII, cuando el interior del antiguo edificio de estilo normando fue reformado suprimiendo los arcos apuntados y las columnas de piedra caliza. La fachada también fue retocada, modificando los marcos de ventanas y portal. Un edículo de estilo barroco, en mármol blanco, fue el último aporte al edificio (1751).

(*) Desde tiempos antiguos algunas iglesias de la ciudad estaban consagradas a Santos cuya devoción era practicada tanto por católicos (latinos) como por ortodoxos (griegos). En estos caso los nombres de las iglesias especificaban el tipo de rito que practicaban. En este caso, el nombre de "San Nicolò dei Latini" nos dice que se trata de una iglesia donde se oficia el rito catolico. En otro caso el nombre de "San Nicolò dei Greci" (o sea la iglesia de la Santa Maria dell'Ammiraglio) nos dice que se trata de una iglesia donde se oficia el rito ortodoxo.

La iglesia es conocida, sobre todo entre los turistas que visitan la ciudad, por su gran campanario, llamado Torre dell'Albergheria, recabado en una torre de vigía del siglo XIV. Su visita está asociada a la de la torre-campanario desde la cual se disfruta de una inmejorable vista de la ciudad vieja y de los montes de la Conca d'Oro.

Exterior

La fachada sur situada a lo largo de la Via Tesauro. Se reconoce la estrucuta de las iglesias más antiguas de la ciudad (siglos XII-XIII).

El exterior de la iglesia es visible por sus tres cuartas partes desde la vía pública. Recientemente ha sido restaurado con el fin de devolverle su aspecto originario. La labor ha dado sus buenos frutos que se pueden aprecias sobre todo en la fachada sur, donde se puede apreciar la semejanza con las iglesias normandas del siglo XII.

La fachada principal vista desde la Piazza Baronio.

La fachada principal se asoma a la Via Nicolò di Bari que, justo frente a la iglesia, es tan estrecha que no permite observar los detalles del edificio. En ella, sobre el portal, se ve un edículo barroco en cuyo interior se encuentra una estatua de la Virgen.

La fachada norte, desde la cual se accede a la torre-campanario y al interior del templo, se halla en la Via Nasi, una calle cuesta-bajo repleta de bares de ambiente con terraza que desemboca en el Mercado de Ballarò (es por donde los taxis suelen dejar los excursionistas que van a visitar el mercado). Este lado de la iglesia cuenta con un pequeño patio exterior, situado más arriba del nivel de la calle, al que se accede por unas escaleras (no hay rampa).

La fachada sur en el pasado se abría sobre un patio en el cual se hallaba un pequeño cementerio y la Capilla del Bautisterio, ambos demolidos durante los años 30 del pasado siglo. Hoy se asoma a la Via Tesauro, donde el espacio del antiguo cementerio se reconoce por la presencia de una pequeña plaza.

Hay que tomar en cuenta que toda el área del Albergheria, como ha ocurrido en otras áreas urbanas de muchas ciudades históricas de Italia (Roma incluida), durante el periodo fascista (1922-1943) ha sido objeto de unas muy discutibles intervenciones urbanísticas que han conllevado la demolición de buena parte de su patrimonio monumental, considerado inútil por los funcionarios del régimen.

Este programa de demoliciones fue aplicado, en Palermo, al barrio del Albergheria, el más pobre de la ciudad, y se centró alrededor del eje de la Via Albergheria. Según unos planes que fueron interrumpidos por el estallido de la II Guerra Mundial, estas demoliciones debían conducir a una completa "renovación" de todo el barrio. Esto explica porqué en la Albergheria, sobre todo alrededor del eje de la Via Albergheria, hay tantos edificios de hormigón.

[]

Interior

El Crucifijo esculpido por fray Innocenzo da Petralia.

San Nicolò di Bari es una iglesia con planta de cruz latina, en cuyo centro se encuentra una cúpula, de tres naves y tres ábsides, situados en línea con las tres naves. Las tres naves quedan separadas por ocho arcos (cuatro por cada lado) que descansan sobre unos pilares que, durante la reforma del '700, han substituido las columnas originarias.
Las naves laterales no presentan capillas pero si dos altares, ambos situados en correspondencia del tercer arco. En la nave izquierda puede verse el altar de la Madonna del Soccorso (ver imagen), cuyo simulacro en madera se remonta al siglo XIX. En la nave derecha se encuentra el altar del Sacro Cuore (ver imagen).
En el suelo pueden hay algunas rejas cuya función es proporcionar ventilación a la Cripta, cuyo acceso se encuentra al principio de la nave derecha, en correspondencia de un portal que da al exterior (ver imagen). Al principio de la nave iaquierda, procedente de la Capilla del Bautisterio demolida durante los años '30 del pasado siglo, se encuentra la Pila Bautismal en mármol (ver imagen).
En el brazo izquierdo del transepto se encuentran la entrada principal de la iglesia, que procede desde los locales de la parroquia, el teclado del órgano y el altar dedicado a San Nicolás de Bari. En el derecho se encuentra un hermoso Crucifijo del siglo XVII, obra de fray Innocenzo da Petralia, contemporáneo del más conocido fray Umile di Petralia del cual fue aprendiz. Ambos frailes fueron talladores de madera y sus Crucifijos se encuentran todavía en muchas iglesias de Sicilia y del sur de Italia.
El poder ver de cerca este Crucifijo, por si solo merece la visita de la iglesia. El cuerpo de Cristo, tallado sobre madera de tilo, está recubierto por una capa de laca de distintos tonos de color, utilizada para el artista con la finalidad de resaltar la pasión y el tormento que precedieron la crucifixión. Unas cuerdas de cáñamo (los artistas de las Madonia solían utilizar como materia prima unos materiales muy pobres) fueron aplicadas bajo la capa de esmalte para resaltar las venas de brazos y piernas, mientras unos pergaminos pintados de rojo, que sobresalen de la capa de esmalte, dan lugar al efecto realista de las heridas infligidas.

El brazo izquierdo del transepto, se reconoce la puerta que da a los departamentos de la parroquia y al exterior.

Asomándose al transepto, y situadas en línea con las dos naves laterales flanqueando el presbiterio por ambos lados, se encuentran dos capillas. La de izquierda está dedicada a la Inmaculada Concepción, en el altar se encuentra un simulacro de la Virgen en madera que se remonta al siglo XVIII (ver imagen). La capilla situada en línea con la nave derecha está dedicada al Sacramento (ver imagen).

En el presbiterio, separado del transepto por una balaustrada de mármol y situado más arriba de dos peldaños (ver imagen), se encuentra un pequeño coro en madera de nogal, en la "cantoría" (tribuna) de la izquierda pueden verse las cañas del órgano.
El altar de mármoles policromados, situado en el ábside, es de estilo neoclásico y se remonta a la primera mitad del '800 (ver imagen); al centro del altar se encuentra un tabernáculo de plata repujada. Más antigua (siglo XVIII) es la escultura de estuco blanco y madera dorada que, enmarcada entre dos pilastras, decora la pared de fondo del ábside.

Información practica

La iglesia de San Nicoló di Bari se puede visitar todos los martes y sábados desde las 10:30h hasta las 14:30h. La entrada se asocia con la visita de la Torre dell'Albergheria cuyo billete cuesta 2.50€ (la visita incluye guía).

Licencia de Creative Commons
Guía de Palermo y Sicilia by http://panormus.es is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional License