El más conocido pueblo de las Madonías

En un extenso valle del Parque de las Madonías

(ver ubicación en 3D), protegido entre los altos picos que le rodean y favorecido por un clima privilegiado, nos encontramos el pueblo de Castelbuono. Situado a unos 30 kilómetros de Cefalù (*), a recorrer entre bosques y campos de cultivos del Parque de las Madonías, este pueblo goza de una merecida fama entre los viajeros que se adentran en esta región que cuenta con las montanas más altas de Sicilia.

(*) El trayecto más corto, en kilometraje pero no en tiempo, requiere salir de Cefalù por la carretera que sube a Gibilmanna (donde el Santuario de la patrona de Cefalù) para luego dirigirse hacia Isnello y, desde allí, tomar el desvío hacia Castelbuono.

Paisaje de Castelbuono y de los montes alrededor
Paisaje de Castelbuono y de los montes a su alrededor (vistas desde el Castillo Ventimiglia). Al fondo, detrás del campanario de la iglesia de la Annunziata, se ve la carretera estatal SS286 que se dirige hacia Geraci Siculo. Esta carretera, en muy buen estado de mantenimiento, procede de la costa donde enlaza con la SS113 (además permite conectar con el autopista Palermo-Mesina).

Castelbuono es frecuentado por turistas durante todo el año, atraídos por su castillo y sobre todo por su excelente gastronomía. También los sicilianos del centro y poniente isleño suelen acudir de excursión, en grupos organizados o por su cuenta. Durante el verano su clima es más fresco y ventilado del resto de Sicilia y en invierno es más suave que en el resto de las Madonías, donde las temperaturas suelen bajar considerablemente.

Los principales actractivos de Castebuono

alt imagen
La Piazza Mergherita de Castelbuono, un lugar que todo visitante acaba por conocer. De frente se ve el Museo del Risorgimento y a la derecha la iglesia de la Madrice Vecchia, también llamada Badía Vecchia. Entre los dos edificios arranca la Via Sant'Anna, que lleva hacia el Castillo Ventimiglia.

El Castillo de los Ventimiglia

Este castillo, transformado en palacete a lo largo del siglo XVI, representa el atractivo principal de esta localidad. En efecto la presencia de este castillo es lo que ha convertido el antiguo centro medieval de Ypsigro en la pequeña ciudad señorial que fue Castelbuono en el siglo XVI (*). Al haber sido elegido como "capital" del Marquesado de los Ventimiglia, por su buen clima (**) y por los recursos agrícolas del valle que le rodea, el centro medieval fue evolucionando a lo largo del siglo XV para llegar a su máximo esplendor en el siglo XVI.

(*) Sin embargo el estatus de ciudad no le fue concedido hasta el año 1632.

(**) El nombre de Castelbuono procede del antiguo nombre del castillo, Castrum bonum, que hace referencia al buen clima de la zona, privilegiada como residencia veraniega en contraposición con Cefalù, castigada por el calor en esta misma época del año.

Via Sant'Anna con arco acceso Piazza Castello
El tramo final de la Via Sant'Anna, con el portal que da acceso a la Piazza Castello. Detrás del arco se reconoce la mole del Castillo Ventimiglia al que se accede desde esta plaza (ver cartel con horarios de abertura). Al interior del castillo se hallan el Museo Cívico, el Museo Diocesano y la Capilla de Santa Ana.

[]

Otros lugares de interés

Durante el siglo XIV el núcleo habitado se hallaba separado del castillo por un jardín, del cual queda hoy la Fuente de la Venere Ciprigna. En este lugar fue construida, en el siglo XIV, la iglesia más importante y antigua de Castelbuono, la Madrice Vecchia. Entre el núcleo habitado y el castillo fueron edificados el Convento de San Francesco, en cuyo interior se encuentra hoy el Museo Naturalistico Francesco Minà, y la Iglesia de San Francesco en cuyo interior, entre 1468 y 1473, se creó el Mausoleo de los Ventimiglia. La Via Sant'Anna, casi una plaza alargada donde se halla el municipio, conecta el núcleo habitado con el castillo pasando delante de la iglesia de la Madrice Vecchia. Se trata de la calle más frecuentada e importante de Castebuono. La referencia a Santa Ana, muy comun en todo el territorio de las Madonías, se debe a que los Ventimiglia custodiaban una reliquia de la Santa procedente de Jerusalén (su calavera). La reliquia, después de su traslado desde Liguria (de donde es originaria la familia Ventimiglia) hasta Geraci Siculo, fue llevada al Castillo Ventimiglia en 1454.

Iglesia y convento de San Francesco​ en Castelbuono
La iglesia de San Francesco, en cuyo interior se halla el Mausoleo de los Ventimiglia. A la izquierda se ve parte de la estructura del Convento de San Francesco cuyo portal, no visible en la imagen, se abre en esta misma plaza (Piazza San Francesco).

La gastronomía de Castelbuono

es otro aliciente para vistar este pueblo de las Madonías. Con una oferta que abarca los más tradicionales productos como conservas, miel, aceite de oliva, tomates secos, hierbas aromáticas, etcétera. A ellos se añade el producto rey de las Madonías, el maná, cuyo cultivo es una antigua tradición en esta parte de Sicilia. La cría de ganado en pequeña escala proporciona quesos y carnes de gran calidad, que se pueden saborear en los numerosos restaurantes, muy frecuentados por los visitantes sicilianos que suelen hacer coincidir su visita con la hora del almuerzo. La repostería también es de gran calidad y, con las conservas, el miel y el maná, alimenta una activa exportación hacia el norte de Italia donde sus productos son muy apreciados.

Exposición de productos típicos de las Madonías
Exposición de productos típicos de las Madonías en la tienda de un conocido agroturismo de la zona. Se ven al centro de la imagen las confecciones del característico maná, omnipresente en este y otros establecimientos comerciales de Castelbuono. Además del formato natural, las "lágrimas de savia", el maná también se encuentra en jarabe para su utilizo en medicina natural.

Cómo llegar

La ruta principal

es la SS286 (SS = Strada Statale, o sea Carretera Estatal) que procede desde la costa, donde enlaza con la SS113 que recorre toda la costa norte de Sicilia. El tramo de SS113 comprendido entre Cefalù y la SS286 es muy paisajístico, bordeando la costa verde de las Madonías. Es aconsejable recorrerlo de regreso hacia Cefalù (si es que se está hospedados en esta zona) debido a que se hace más fácil pararse en los miradores de la costa sin tener que hacer maniobras arriesgadas. A poca distancia de la costa, en la carretera SS286, se halla el desvío que conecta con el autopista Palermo-Mesina; se trata del camino más rápido para ir y volver.

Sin embargo si no se tiene prisa, y se quiere disfrutar de un bonito paseo entre la naturaleza, la mejor opción es la SP5bis, (SP = Strada Provinciale, o sea Carretera Provincial) que después de salir de Cefalù pasa delante de Gibilmanna, donde se halla el Santuario de la Virgen de Gibilmanna (Patrona de Cefalù), y luego se dirige hacia Isnello, otro bonito pueblo de las Madonías, para después ir hacia Castelbuono. Si se quiere disfrutar de un día completo de escursión es aconsejable seguir este último recorrido para la ida, tal vez parando en Gibilmanna donde se puede además visitar el Museo Fra Giammaria da Tusa, para luego regresar por la SS286 haciendo el recorrido costero de la SS113.

Vista Castillo Ventimiglia
Vista del Castillo Ventimiglia desde el aparcamiento público (gratuito) de coches, ubicado en las hacia-fueras del pueblo. El castillo fue transformado en palacete señorial durante el siglo XVI.