Viajar a Sicilia

Los vuelos regulares

que desde España llegan a Sicilia suelen proceder de cinco ciudades (Barcelona, Madrid, Málaga, Sevilla y Valencia) y llegar a los aeropuertos de Catania-Fontanarossa y Palermo-Punta Raisi, situados respectivamente en la parte oriental y occidental de la isla. Hay una autopista, cuyo trayecto mide unos 250 kilómetros, que conecta ambas ciudades. Existe también una conexión en tren que ha sido recientemente renovada con la introducción de vectores más modernos (ver). El avión, que en el pasado fue el medio de transporte más utilizado para quienes no disponían de mucho tiempo, desde que se han suprimido los enlaces directos conlleva una escala en Roma (o en lugares más alejados) y no es una opción aconsejable (ver). Así que si se quiere ir de una ciudad a otra la opción más viable es el ferrocarril o el transporte por carretera.

El trayecto Palermo-Catania que, después de pasar cerca de Cefalù (situada en el eje Palermo-Mesina), cruza el interior de Sicilia.

Más aeropuertos de Sicilia

son el de Birgi-Trapani (ver en Google Maps) y el de Comiso-Ragusa (ver en Google Maps), también repartidos entre el levante y el poniente isleño. En ambos casos se trata de estructuras en un principio creadas con fines militares que han sido reconvertidas al uso civil. Tienen vuelos regulares nacionales e internacionales, sin embargo los internacionales suelen hacer escala en Roma u otro lugar de Italia, a veces con largas esperas (*).

(*) En el caso por ejemplo del vuelo directo Barcelona-Comiso, se trata de un vuelo regular nacional que une Roma con Comiso y enlaza con el vuelo Barcelona-Roma. La ventaja es que se trata un pasaje único y se factura el equipaje a la salida, la desventaja es la larga espera en Roma (ver noticia), además el cambio de avión siempre implica una remota posibilidad del extravío de equipaje que puede ser perjudicial para las vacaciones.

Planificar un viaje a Sicilia

A la hora de plantearse un viaje a Sicilia hay que tener en cuenta que la isla tiene una superficie de 25.832 km², poco menos de un país como Albania o Bélgica, y que al escoger un destino tendremos por supuesto algunos lugares más al alcance y otros más alejados (*). Desde el área de Catania se tiene al alcance toda la costa oriental de la isla (Taormina, Siracusa, Noto, etcétera). Desde el área de Palermo se tiene al alcance todo el poniente isleño (San Vito y reserva del Zingaro, Trapani y Erice, Selinunte, Sciacca, etcétera), además de buena parte de la costa norte de Sicilia (Cefalú y Madonias). El área de Agrigento queda, más o menos, a la misma distancia de ambos aeropuertos. Los Montes Nebrodi (turismo verde) quedan algo más cerca de Catania, sin embargo desde Palermo, gracias a la muy efectiva autopista Palermo-Mesina, se alcanzan con más rapidez.

(*) La mayor distancia en carretera que se puede recorrer, entre dos capitales de Sicilia, es la Trapani-Siracusa (ver ruta). Son algo más de 350 kilómetros de autopista, una distancia mayor de la que separa Madrid y Zaragoza.

Vistas volcán Etna desde autopista Palermo-Catania
El carril de ida del autopista Palermo-Catania ofrece, antes de llegar a Catania, unas bonitas vistas de volcán Etna.

Esta guía de turismo en Sicilia

está especializada en el área de Palermo y Cefalù. En el caso de aterrizar al aeropuerto de Palermo para luego dirigirse hacia otro destino vacacional, se aconseja visionar la página "Viajar por Sicilia" dedicada a las conexiones entre la capital de Sicilia y el resto de la isla.

Las dos secciones de esta guía dedicadas a Palermo y Cefalù:

La guía de Palermo

está dividida en tres apartados, además del que está dedicado al Circuito árabe-normando.

El primer apartado es el más extenso al estar dedicado a la ciudad vieja, donde se halla la casi totalidad de sus lugares de interés turístico y monumental.

El segundo apartado está dedicado a la parte moderna de la ciudad, la cual se ha desarrollado a partir del siglo XIX y sucesivamente, en los años '60 y '70 del pasado siglo, ha experimentado un caótico boom urbanístico. Al interior del área moderna de la ciudad se conservan sin embargo algunos lugares de gran interés entre los que destacan, por ejemplo, las Catacumbas de los Capuchinos y el palacio-castillo de la Zisa.

El tercer apartado está enfocado en los alrededores de Palermo, donde se encuentra la ciudad de Monreale, y la costa, que incluye las localidades de veraneo más cercanas.

La guía de Cefalù

también está dividida en tres apartados.

El primero de ellos está dedicado a la ciudad misma con sus lugares de interés que incluyen, además de la renombrada Catedral, su playa, considerada uno de los mejores centros balnearios de Sicilia.

Los otros dos apartados de la guía están dedicados a las playas de los alrededores, las mayoría de las cuales se encuentran a poniente de Cefalù, y a las Madonías, la región montañosa del centro-norte de Sicilia que incluye el Parco delle Madoníe, un parque en cuyo interior se halla el Santuario de la Virgen de Gibilmanna, patrona de Cefalù.

Esta es una guía local

Todas las informaciones y las imágenes publicadas

son de primera mano y están recabadas sobre el campo. En algunos casos se aportan enlaces a Wikipedia o a otras páginas web pertenecientes al sitio del que se publica información (palacios, iglesias, etcétera). Este sitio web no almacena cookies de ningún tipo en su navegador.